La labor que está haciendo Dolmen recuperando títulos fundamentales de la historia del cómic es digna de aplauso. Además de las icónicas tiras de... El Imperio de Trigan, vol.1

La labor que está haciendo Dolmen recuperando títulos fundamentales de la historia del cómic es digna de aplauso. Además de las icónicas tiras de prensa como Príncipe Valiente, Dick Tracy o Tarzán, le han dedicado su espacio a clásicos del cómic español (Pumby), del franco-belga (Bobo, Pobre Lampil), y desde hace unos meses, han inaugurado una serie dedicada al cómic británico. A Spider,  el volumen con el que se inauguró la línea Albion, se han unido Zarpa de Acero, La decimotercera planta y ahora nos llega una nueva edición -la cuarta en castellano- de El Imperio de Trigan, una de las obras más representativas del cómic inglés del S.XX.

EL IMPERIO DE TRIGAN pg1

El Imperio de Trigan nos cuenta la historia de una civilización alienígena que tuvo su esplendor hace mucho tiempo, en un planeta muy, muy lejano. En el planeta Elekton convivían varios países con diferentes culturas en situación de conflicto casi permanente. Uno de ellos, Vorg, es el hogar de tribus nómadas, una de las cuales está gobernada por tres hermanos, Brag, Klud y Trigo. A lo largo de esta obra, que se extendió durante dieciocho años, iremos viendo cómo esta tribu se asienta, construye sus primeras ciudades, conquista su propio planeta e incluso llega a salir al espacio exterior, en un imperio cuyo ocaso está en el horizonte: el título completo de la obra en inglés es Ascenso y caída del Imperio de Trigan.

El origen de la sociedad Trigana está claramente inspirado en la mitología de la Antigua Roma. De la misma forma que Rómulo funda entre siete colinas Roma, la primera ciudad de lo que sería el Imperio Romano, Trigo funda entre cinco colinas la ciudad de Trigan, centro y capital del Imperio que menciona el título de esta obra. La estética militar y sus estandartes con coronas de laurel, como se puede ver en la portada de este primer tomo, están también inspiradas en la Antigua Roma. Pero no todo lo que vemos en El Imperio de Trigan es una versión de la historia clásica: Elekton es un planeta diferente y a lo largo de sus páginas iremos viendo otras razas humanas y bestias alienígenas que nos recordarán más a hitos de la ciencia ficción como John Carter de Marte o Flash Gordon.

Estructuralmente, la narración de El Imperio de Trigan está formada por una colección de historias cortas a través de las cuales va avanzando la historia de la sociedad del planeta Elekton. Aún manteniendo tono y estética -impresionantes las páginas pictóricas del artista Don Lawrence, más aún siendo una obra enfocada a un público juvenil- la temática de estas historias es muy variada. Tenemos momentos de guerra entre naciones, de espionaje, de exploración de un mundo alienígena… es una historia fascinante que no cansa pese a su publicación episódica original.

Si quisíeramos ponerle algún pero a esta obra, podríamos encontrar un par de ellos. Por un lado, la representación racial tiene un cierto tufillo supremacista -los Triganos son todos rubios y de ojos claros, los malos son de otras razas-, y las mujeres son prácticamente elmentos decorativos. Aún sin justificar, hay que contextualizar: estamos ante un cómic inglés de la década de los 60. El otro elemento que resulta extraño es la velocidad a la que se suceden los acontecimientos. El paso de la sociedad Trigana de nómadas a imperio planetario con tecnología aeronáutica ocurre todo a lo largo de la vida adulta de su líder Trigo. Resulta, visto en conjunto, todo demasiado acelerado. Pero de nuevo, estamos ante una obra de entretenimiento para un público juvenil.

EL IMPERIO DE TRIGAN pg2

La edición de Dolmen, como todos los tomos que hemos visto hasta el momento de la línea Albion, está hecha con un mimo extremo. Estamos ante un tomo de casi trescientas páginas en cartoné, de 28×22 frente a los 26×17 de un comic book de tamaño estándar. A una reproducción de las páginas de una calidad impecable, gracias sin duda a la reciente reedición del material original por parte de Rebellion, la propietaria de los derechos, se une una presentación de Liam Sharp y una amplia sección de extras formada por veinte páginas en las que se repasa la trayectoria de Leonard Matthews, el responsable de publicaciones juveniles de Fleetway, el guionista Mike Butterworth y el artista Don Lawrrence. Estamos ante una edición que está a la altura del material que reproduce.

La edición que está sacando Rebellion actualmente está formada, por el momento, por cuatro tomos de entre doscientas cincuenta y trescientas páginas. Los tomos de Dolmen van camino de ser la edición más completa de esta obra en castellano: en la revista ¡Zas! sólo se vieron ocho entregas, y alguna más después en Mortadelo, en la colección Cimoc Extra Color de Norma aparecieron cinco álbumes y la edición de Planeta estuvo formada por siete tomos de entre setenta y ochenta páginas, sumando un total de algo más de quinientas. En cuanto vea la luz el segundo tomo de Dolmen ya se habrá superado esa marca.

EL IMPERIO DE TRIGAN pg3

Lo único que une a los títulos de la línea Albion hasta ahora es su procedencia geográfica. En las cuatro series que hemos visto hasta el momento, se han tocado cuatro géneros diferentes: Spider era una historia protagonizada por un supercriminal, Zarpa de acero estaba cerca de los superhéroes, La decimotercera planta es un cómic de terror y El Imperio de Trigan mezcla la ciencia ficción con el cómic histórico. Hay material para todos los públicos y todos los intereses, y el nivel que nos encontramos en esta última obra no desmerece en absoluto a las anteriores.

Compartir:
Enrique

Enrique

...

No hay ningún comentario todavía.

Anímate a ser el primero en comentar.

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

WP2Social Auto Publish Powered By : XYZScripts.com