Es la hora de las tortas!!!

Es la hora de las tortas!!!

El departamento de la verdad. El fin del mundo

El departamento de la verdad. El fin del mundo
Guion
James Tynion IV
Dibujo
Martin Simmonds
Formato
Rústica. 152 páginas. Color
Precio
19€
Editorial
Norma Editorial . 2022
Edición original
The department of truth #1-5 (Image)

Aunque ya lleva nada menos que una década escribiendo cómics, probablemente James Tynion IV sea el guionista que con más fuerza ha eclosionado en el pasado año. Con títulos como Hay algo matando niños, The nice house on the lake o El departamento de la verdad se ha afianzado por completo en los puestos altos de los primeras espadas.

El departamento de la verdad. El fin del mundo

De entre todas estas anteriores, tal vez sea El departamento de la verdad la que parte del high-concept más sugestivo. Imaginad que todas las teorías de la conspiración fueran ciertas. Bueno, igual no exactamente. Imaginad que tan solo hiciera falta un número de personas suficiente para que estas conspiranoias se conviertan en algo verdadero. Bueno, quizá verdadero no sea la palabra, ya que aunque tomen forma física, existe una organización llamada El departamento de la verdad que se ocupa de que la verdad oficial lo siga siendo. Aunque si somos honestos, con la información que tenemos en este primer tomo y teniendo en cuenta que hay otra organización llamada El Sombrero que asegura que es el Departamento de la verdad el que manipula, al final podría ser cualquier cosa y lo de la verdad y la mentira no termina de estar claro.

De la mano del agente del FBI y profesor universitario Cole Turner, entraremos en todo este mundo de mentiras y conspiraciones en el que nadie sabe de quién te puedes fiar, qué es verdad y qué es mentira. Terraplanismo, el asesinato de Kennedy, el asunto de Kubrick y la luna, los reptilianos, satanismo y otras mil locuras tienen su sitio en El departamento de la verdad y, pese al vodevil que podría llegar a ser, Tynion consigue meternos en un ambiente de misterio angustiante, casi de terror, donde todo tiene un peso y una gravedad opresivos, donde todo el mundo oculta algo, nada es lo que parece y con solo unas pocas páginas estamos metidos hasta las rodillas.

El departamento de la verdad. El fin del mundo

Sin embargo, dada la naturaleza de El departamento de la verdad, sin un dibujante adecuado tiene todas las papeletas para convertirse en un monótono tebeo de cabezas parlantes. Se trata de un tebeo de conspiraciones, con lo que “gente hablando” es el 99% del tebeo. Pero es aquí donde entra Martin Simmonds. Este dibujante británico se descuelga con estilo con reminiscencias de Bill Sienkiewicz o aquel primer Dave McKean, que es a la vez realista y expresionista. Completamente en el espíritu de la propuesta de Tynion, Simmonds toma la realidad y la ensucia, exagera y la altera a su antojo. Incluso pequeños tintes de surrealismo dinamizan esta historia de misterio en la que tanto Simmonds, como Aditya Bidikar, el rotulista de la edición original, se sumergen en la propuesta de Tynion y la convierten en algo más grande. Los bordes de los bocadillos no se ajustan al contenido de los mismos, casi como si lo que están diciendo y lo que deberían decir no se correspondiera, como si nunca pudiéramos saber realmente quien dice la verdad y quién miente.

Por el momento, este primer tomo de El departamento de la verdad es poco más que una presentación de Cole, el trauma que lo acompaña desde niño, las dos organizaciones rivales y el contexto general del que apenas rascamos la superficie y se atisba enorme y complejo. Básicamente se ponen los cimientos y principalmente el cebo para engancharnos a una historia que promete largo plazo y trama enmadejada. La idea, los secundarios… todo está plantado con los ingredientes precisos, no hay paja en este tebeo y cada diálogo, línea o mancha es magro.

El departamento de la verdad. El fin del mundo

El departamento de la verdad toma el sentir de nuestro tiempo, el tiempo de la desinformación,  la postverdad y  las fake news, en el que la idea de verdad parece diluirse con demasiada  frecuencia y nos lo lleva al terreno del misterio y las conspiraciones a lo Expediente-X. Con tan solo estas cinco primeras grapas americanas que reúne Norma en este tomo, estamos ante una de las series más prometedoras del mercado. Hacedme caso, ¿mentiría yo?

Coméntanos algo

No hay comentarios aún. Sé tú el primero

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.