Con Guerra Siniestra llegamos al final de la etapa de Nick Spencer al frente de Asombroso Spiderman, y nos quedamos con sensaciones contrapuestas. Por... El Asombroso Spiderman 41-45 – Guerra Siniestra: Adiós, Spencer

Con Guerra Siniestra llegamos al final de la etapa de Nick Spencer al frente de Asombroso Spiderman, y nos quedamos con sensaciones contrapuestas. Por un lado, se confirma la idea de que para este viaje no hacían falta tantas alforjas, y de que, aunque haya tenido algún momento puntual inspirado, ha sido una historia decepcionante y excesivamente alargada. En el lado positivo, en cambio tenemos que decir… que el sufrimiento se acaba aquí. Adiós, Spencer, que te vaya bien pero no vuelvas.

spiderman guerra siniestra pg1

No sé por qué aún teníamos algún tipo de esperanza de que este desastre se fuera a cerrar de forma satisfactoria. Supongo que la etapa de Spencer en Los enemigos superiores de Spiderman nos hacía pensar que este guionista aún podía darnos algo bueno. Pero no, no penséis en Enemigos. Pensad más bien en lo que hizo en Capitán América culminando en Imperio Secreto, un evento que compite mano a mano con Civil War II por el título de peor crossover del siglo XXI. A ver, dejemos de lado el rant. ¿Qué es Guerra Siniestra que tan decepcionante ha resultado? La conclusión -en cierto modo- de lo que lleva haciendo Spencer con el trepamuros desde hace tres años, dándole una vuelta de tuerca más al pesadísimo personaje de Pariente, y dejándonos ver que lo que nos había contado de él era mentira y que nos quería dejar deconcertados… pero que a estas alturas ya no nos importa nada lo que pueda pasar con él. De hecho, quedan flecos sueltos con esta historia y crucemos los dedos para que ninguno de los autores que estén por venir retome esta olvidable -siendo generosos- etapa.

Pero no sólo alrededor de Pariente gira esta Guerra Siniestra. Spencer también hurga en el pasado del personaje para modificarlo con retrocontinuidad, una de las armas más peligrosas que puede tener un guionista de cómic en sus manos, porque aunque bien utilizada puede darle interés al personaje (como, por ejemplo, lo que hizo Ed Brubaker con el Soldado de Invierno), si lo hace mal el resultado puede ser catastrófico. Y aquí Spencer nos planta un retconeo para arreglar otro retconeo anterior, que además estaba olvidado y ya no le importaba a nadie, como es Pecados del Pasado. Y encima tiene alguna que otra incoherencia, que no debería ocurrir planteando una historia de estas características. ¿Y la presencia de Mefisto? Todos nos estábamos viendo venir que esta conclusión, que prometía ser la traca final de fuegos artificiales de un espectáculo de tres años, tendría algo que ver con el infame Mefistazo de Un día más. Y… bueno. La cara de tontos que se nos habrá quedado a más de uno es épica.

spiderman guerra siniestra pg2

Pero entonces, ¿qué tiene este arco argumental para ser tan extenso con la poca chicha que tiene? Relleno. Muchísimo relleno. Tenemos un montón de escenas de acción con los principales -y no tan principales- villanos de la galería del trepamuros. Aparecen los Seis Siniestros, los Seis Salvajes, los Enemigos Mortales, el Sindicato… hasta Morlun se pasea por estas páginas. Y a ver, que una buena dosis de acción en un cómic superheroico es algo casi necesario en el género. Pero es que la acción que hay aquí ni es buena ni está equilibrada. Resulta repetitiva, excesiva, y acaba siendo aburrida. Por otro lado, una buena escena de acción necesita un buen narrador gráfico, cosa que tampoco tenemos aquí. Quizás la gran estrella a los lápices de este arco argumental sea Mark Bagley, un artista más que correcto, pero ni es un prodigio de la narrativa ni un dibujante hot actual, que juega en la liga de la nostalgia más que en la del virtuosismo. Volvemos a uno de los males recurrentes que ha tenido esta serie desde prácticamente su principio: tenemos nada menos que doce dibujantes para los nueve números americanos que hay en estas cinco grapas de Panini: Federico Vicentini, Federico Sabbatini, Zé Carlos, Marcelo Ferreira, Carlos Gómez, Dio Neves, Ivan Fiorelli, Humberto Ramos, Todd Nauck, Gustavo Duarte, Ivan Fiorelli y Mark Bagley. Y lo más parecido que tenemos a las grandes estrellas que pedía este final de etapa son Mark Bagley y Humberto Ramos, que se deja caer para dibujar unas pocas páginas del final. Así que lo de siempre: guion poco inspirado con inestabilidad gráfica.

spiderman guerra siniestra pg3

¿Algo rescatable de este último arco argumental? Sí y no. El último número, el 45, termina con varias historias de epílogo, una de las cuales, la de Zeb Wells e Ivan Fiorelli, sirve de prólogo a Beyond, la etapa de transición cuyo primer número acaba de ver la luz en castellano hace pocos días. Por lo demás, Guerra Siniestra sirve para confirmar lo que ya sospechábamos a lo largo de los últimos tres años y después de Imperio Secreto: a Nick Spencer no se le dan bien los superhéroes y no está hecho para llevar una serie de primera fila. Habrá que pensarse dos veces seguir series de estas características en un futuro si su nombre aparece en portada.

Compartir:
Enrique

Enrique

...

No hay ningún comentario todavía.

Anímate a ser el primero en comentar.

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

WP2Social Auto Publish Powered By : XYZScripts.com