Es la hora de las tortas!!!

Es la hora de las tortas!!!

Desde Britania con amor

Desde Britania con amor
Guion
Varios autores
Dibujo
Varios autores
Formato
Tapa dura. 21x28 centímetros. 208 páginas. Blanco y negro
Precio
29,90 euros
Editorial
Dolmen Editorial. 2023

Saludos desde Britania, mis queridos lectores. Os escribo hoy lleno de amor hacia los tebeos y hacia todos vosotros porque ya sabemos que el amor (olvidemos al vil dinero) es lo que mueve al mundo. Amor para todos. Abrazos, veladas dichosas, vidas paralelas…

-Ey, ¿sabe alguien si Lamastelle se ha vuelto a saltar la medicación? No,no, amado editor jefe. Es que al fin se ha pillado el Desde Britania con amor que saca Dolmen y ya se lo ha leído…

En fin, sigamos con lo nuestro, queridos lectores. Pues es cierto, ya ha caído en mis amorosas manos esta recopilación de historias cortas de corte romántico publicadas entre los años 50 y 70 del siglo XX.

Puede que os suene a tópico, pero hemos de aclarar que quizás este tomo no sea para todo el mundo. Tenemos una recopilación de historias de amor publicadas en revistas y con un público joven y femenino en mente.

Historias de amor heterosexuales entre personas europeas blancas.

Como hijas de su tiempo, hijas de sus autores e hijas de sus editores son historias donde la diversidad étnica y sexual que entendemos como normales en nuestros días no aparecerán. Os lo comento porque creo que es importante para los lectores y lectoras que puedan querer leer este tomo.

Al igual que las historias románticas o amorosas del manga (por decir un ejemplo) siguen su propio código y transcurren en un mundo “idealizado” que no es exactamente el mundo real de quienes las leemos.

Y son 56, si no he contado mal.

Son historias que se crearon para que sus lectoras pasaran un rato agradable y que terminan casi siempre bien. No hay historias realistas o dramáticas. Hasta a veces cuesta calificarlas como costumbristas porque realmente nadie es así.

Si, eso es un espoiler. Denunciadme. Lo he hecho por amor a todos vosotros :-).

Con diferentes variaciones, podríamos resumirlas en Chica conoce chico. Chica le echa el ojo a chico. Chica supera un obstáculo. Chica se queda con chico.

¿Y por qué debería interesarnos como lectores de 2023 esta serie de historias cursilonas, cortas (casi todas autoconclusivas con personajes a los que nunca más veremos) y con un exceso de amoroso azucar?

Porque algunas están muy bien por sí mismas. (Otras te harán decir ayvayaporfavorquienhaescritoesto).

Porque permiten seguir la evolución de la sociedad inglesa de la postguerra. Al menos de la parte femenina joven. O al menos tal y como la veían los autores. Fijémonos en la página de Lo que vio Jenny que hay un poco más arriba. Niñas pequeñas con vaqueros y zapatillas deportivas jugando en la calle, donde las vecinas las pueden ver. Y viendo Doctor Who. Esa historia es de 1968 y sin quererlo se ha convertido en una muestra del paso del tiempo y de los cambios en la sociedad.

Porque algunas de estas páginas son de los autores y autoras españolas que conquistaron Europa (y Usa) allá por los años 60. Un  capítulo de nuestra historia tebeística muy mal conocido por el público generalista, me temo.

Porque todo el mundo necesita a alguien. Ay, creo que ya estoy desbarrando…

Hablemos de los autores. Son muchos. Mogollón. No os los voy a poner a todos aquí. Visitad la web de la editorial y buscad allí. Pero os recomendaría ignorar sus nombres y simplemente leerlos. Reconoceréis algunos estilos. Descubriréis otros.

Y disfrutad estas cortas historias de amor.

Eso si. Leedlas con moderación. Dos o tres al día. En una habitación con las ventanas cerradas donde no puedan entrar enanos alados ciegos con arcos y flechas con punta de corazón.

Sobre el dibujo quisiera compartir simplemente un par de apuntes. No busquemos grandes efectos narrativos ni espléndidas panorámicas. Los autores se centraban más en lo que pensaban que  querían ver sus lectoras.

Protagonistas guapas, elegantes, bien vestidas, siempre arregladas, con buenas amigas, sin muchas penurias aunque fueran de clase trabajadora.

Algo que normalmente pasamos por alto pero sin lo cual los dibujos serían imposibles.

Y aun así, son personajes creíbles y que las lectoras podían encontrarse por la calle

Gente como ellas.

Hablemos de la edición. Tenemos dos guardas diferentes y de temática romántica. Tenemos un artículo de Trina Robbins y otro de David Roach (el editor del tomo original inglés). Tenemos un muy útil e interesante índice que nos da el título, origen, autores y la fecha de la publicación.

La traducción se la debemos a Cristina Macía. El título español parece ser un juego de palabras con el origen de las historias y su temática.

¿Por qué leer Desde Britania con amor?

Historias de amor que son a la vez reflejo de las épocas en las que se crearon. La parte documental que podemos encontrar en los dibujos. el sentido del humor que  tienen algunas de ellas.

¿Por qué no leer Desde Britania con amor?

Son historias creadas para un público muy específico, con gustos e intereses muy diferentes a los actuales.

 

Coméntanos algo

No hay comentarios aún. Sé tú el primero

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *