Es la hora de las tortas!!!

Es la hora de las tortas!!!

Decorum, de Hickman y Huddleston

Decorum, de Hickman y Huddleston
Guion
Jonathan Hickman
Dibujo
Mike Huddleston
Formato
Cartoné con sobrecubierta, 20,5 x 31,3, 408 páginas
Precio
49.95 €
Editorial
Norma Editorial. 2022
Edición original
Decorum 1-8 USA

Después de más de treinta años coleccionando cómics, género, personajes o editorial han pasado a ser factores secundarios en la decisión de la compra de una obra. A día de hoy, el argumento para comprar o no una obra es básicamente su equipo creativo. Hay autores cuyo nombre en la portada de una obra que a priori puede interesarme hacen que la deje en la tienda. Y hay otros de los que compro prácticamente todo lo que se cruza en mi camino, aunque sea un título nuevo del que no sepa nada. Este es el caso que hoy nos ocupa: Decorum está escrita por Jonathan Hickman, autor que me dejó boquiabierto con S.H.I.E.L.D. o Al este del oeste y me conquistó por completo con sus etapas en Los 4 Fantásticos o Vengadores. Con el nombre del guionista ya era más que suficiente para hacerse con este masivo tomo oversized de más de cuatrocientas páginas, pero es que además el dibujante, Mike Huddleston hace un trabajo sencillamente espectacular.

decorum pg1

Describir en pocas palabras qué es Decorum es prácticamente imposible. La primera frase que leemos según abrimos el tomo dice así:

Hay muchas asesinas en el universo conocido. Ésta es la historia de la que mata con más decoro.

Y sí, esa sería una de las tramas que nos encontramos en esta space opera, pero no la única, desde luego. Imogen Smith-Morley es una asesina que pertenece a un gremio llamado Sororidad del hombre, que cruza su camino con Neha Nori Sood, una desaliñada repartidora a lo Cyberpunk-2077 a la que adopta como aprendiz y guiará con elegancia para que se convierta en una de ellas. Pero también tenemos inteligencias artificiales, mentes planetarias, una Iglesia interestelar y un huevo misterioso cuyo contenido es objeto de un contrato con un precio desorbitado. Por citar algunas obras similares, podemos apreciar en algunos momentos similitudes con Nexus, de Mike Baron y Steve Rude, o Dreadstar, de Jim Starlin. Y la relación entre las dos protagonistas recuerda en cierto modo al Kingsman de Mark Millar.

Decorum es, sin duda, una serie típicamente Hickman. El worldbuilding es inmenso, incluso apabullante en algunos momentos. Los textos de apoyo y las infografías habituales en la obra de este guionista son constantes, con la colaboración en el impecable diseño de Sasha E. Head. Pero no son páginas de relleno: en ellas veremos trasfondo de este universo, las zonas de influencia política en la galaxia, descripciones de planetas y organizaciones o incluso herramientas de trabajo del día a día de sus habitantes.

Decorum es, como ocurre en la mayor parte de trabajos de su escritor, una serie que requiere una lectura atenta. Aunque pueda parecer confusa en las primeras páginas, con un mínimo de atención por parte del lector no hay problemas en seguir la trama ni en comprender el mastodóntico mundo en el que se desarrolla la historia. Si acaso, puede dejar la sensación de que este entorno queda desaprovechado, que tiene potencial para contar muchas más cosas en él, y que para una serie limitada de ocho números no era necesario relatar hasta el último detalle del rincón más apartado de la galaxia. Pero, aunque la historia queda totalmente cerrada, las últimas páginas del tomo nos dejan claro que los autores tienen intención de revisitar el mundo de Imogen y Neha: Continuará en Decorum y el Arte Femenino del Imperio.

decorum pg2

Y si Jonathan Hickman es digno de alabanza por el trabajo que hace en estas páginas, lo del dibujante Mike Huddleston es directamente de otro mundo. Este casi desconocido ilustrador, del que sólo había leído un número de Cable en la época Soldier X de Darko Macan y un número de Batgirl durante el evento Juegos de Guerra, hace aquí un trabajo como pocos hemos visto en los últimos tiempos.

Lo primero que llama la atención del dibujo de esta obra es el espectacular trabajo de diseño gráfico que tiene. Las páginas están pensadas para contar una historia y lo hacen de una forma muy eficaz, pero también para ser contempladas. La belleza plástica de muchos de los momentos de esta serie en cualquiera de los registros del dibujante es impactante. Porque además eso es otra de las virtudes de Huddleston en este tomo, la variación de técnicas que utiliza, saliendo más que airoso en todas ellas. A lo largo de las cuatrocientas páginas de esta obra veremos cómic tradicional, con tinta y color, otros en blanco y negro con toques de color puntuales para destacar elementos de la página, bitonos, momentos más pictóricos, y algunos de arte digital.

Decorum recibió cuatro nominaciones a los Eisner, en las categorías de mejor serie limitada, mejor guionista, mejor portadista y mejor rotulista.

decorum pg3

La lectura de Decorum ha sido una absoluta delicia, fascinante en lo argumental y apabullante en lo visual. Todo lector que aprecie una buena historia de ciencia ficción debería acercarse por aquí. Crucemos los dedos para que, pese a los retrasos a los que nos tiene acostumbrados Jonathan Hickman, lleguemos a ver la anunciada continuación de esta obra.

Coméntanos algo

No hay comentarios aún. Sé tú el primero

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.