Los años noventa fueron una época rara, convulsa y mutable en el mercado del comic book americano. A principios de esa década Jim Lee,... Danger Unlimited, de John Byrne

Los años noventa fueron una época rara, convulsa y mutable en el mercado del comic book americano. A principios de esa década Jim Lee, Rob Liefeld, Todd MacFarlane, Alan Silvetri, Erik Larsen y Jim Valentino abandonaron Marvel para fundar Image Comics y así poder forrarse (a la par de controlar totalmente sus creaciones, claro está). Este movimiento tectónico, que sacudió el panorama editorial, tuvo su réplica en 1994 cuando, al amparo de Dark Horse, se creó el sello Legend, al que pertenece la obra que hoy nos ocupa: Danger Unlimited.

danger unlimited

La jugada era similar pero mucho más apetitosa, porque en este caso, el grupo de autores tenía un talento contrastado a la hora no solo de dibujar posturitas, sino también de contar y narrar historias. Así, durante unos pocos años pudimos leer Next Men, Babe o Danger Unlimited de John Byrne, el debut de Hellboy por Mike Mignola o Concrete de Paul Chadwick. Frank Miller también se asomó por ahí con Sin City y Martha Washington o Arthur Adams con Monkey Man & O’Brian.

La cosa prometía, ¿verdad? Por desgracia el sello Legend duró poco debido a un buen número de factores como las ventas (que no estaban en relación con las excelentes críticas), o directamente por culpa de unos autores que eran culos inquietos. Sea como fuere, el resultado es un puñado de obras que a día de hoy son clásicos.

¡Es la hora de… Danger Unlimited!

Para el que esto firma no hay mejor etapa de Los 4 Fantásticos que la realizada por John Byrne como autor completo (que me disculpe el excelso Jonathan Hickman). Esta corriente de pensamiento es bien compartida por muchos lectores e incluso, probablemente, por el propio John Byrne, que en cierto momento decidió hacer la serie de Los 4 Fantásticos que siempre le habría gustado realizar. Así nació Danger Unlimited, un proyecto que por desgracia se quedó en tan solo cuatro números y que ahora Aleta nos ofrece en un bonito tomo con encuadernación en cartoné. Destacar que la obra llevaba sin publicarse en España desde septiembre de 1997, momento en el que Norma lanzó la anterior edición.

danger

Amor por el medio, amor por los personajes. El que fuera el autor de grandes etapas de Uncanny X-Men o de Superman, todavía se encontraba en un gran momento de forma en el momento de lanzar Danger Unlimited (no quedaban lejos sus estancias en Namor o Hulka), por lo que creó una serie que engancha desde el primer momento, fomentando el género ligero de las novelas pulp de aventuras y ciencia ficción por encima de los superhéroes.

Danger Unlimited nos presenta a un grupo de aventureros (que tiene más puntos en común con los Challengers of the unknown de DC que con los Fantastic Four de Marvel) que en en los años 50, en plena exploración del Amazonas, se encuentran con una nave alienígena de la que obtienen sus poderes. Unas habilidades que seguro que os son familiares. Veamoslas: Doc Danger es inteligente hasta la repelencia, Miss Mirage tiene control sobre las ilusiones, Hunk es feo y ultra fuerte, y por último está Thermal que tiene control absoluto sobre el frío y el calor.

danger unlimited 2

Desde luego no se puede negar que John Byrne fuera de cara con Danger Unlimited. La lectura de los cuatro números resulta interesante a la hora de ver cómo un autor realiza una labor de “worldbuilding” concienzuda. La trama está narrada en dos momentos temporales que nos permiten, por un lado, conocer mediante flashbacks a los personajes. Y por otro, la acción principal transcurre en el año 2065, una época donde los superhéroes son cosa del pasado, no están permitidos y la Tierra está doblegada por el imperio alienígena de los Xlreii.

Danger Unlimited es una historia de origen muy trabajada y efectiva. John Byrne estructura cada capítulo de la miniserie con un título que dice mucho sobre por dónde irán los tiros. Así, podremos leer el renacimiento, descubrimiento, metamorfosis y génesis de su cuarteto. Por desgracia, como ya hemos comentado varias veces, la serie fue cortada en el número cuatro y a los personajes no se les ha vuelto a ver el pelo. Una pena porque esta historia es, en esencia, tan solo una presentación.

Destacar también que el dibujo de John Byrne mantenía todavía esa frescura que poco a poco fue abandonando como pudimos ver en algunos de sus trabajos posteriores como las lamentables Spider-Man: Capítulo uno o Lab Rats. Digno de mención es también el acertado color de Matt Webb para los interiores y de Gary Cody para las excelentes portadas que evocan claramente al espíritu de los cómics de género de los años cincuenta.

Pese a lo inconcluso, Danger Unlimited es un tebeo muy bien hecho, divertido y recomendable. Además la edición de Aleta, que parte de la más reciente de IDW, cuenta con una portada exclusiva para la edición española (aunque es calcadita a la de la edición francesa) y contiene extras de lo más interesantes aunque no sean muy numerosos.

Si sois fans de Los 4 Fantásticos o del maestro Byrne, yo no me lo pensaría.

Compartir:

Txema Sáez

Fanático sin solución del cómic de superhéroes, del manga, del cine de terror, la literatura fantástica, los videojuegos y más heavy que una lluvia de mercurio al rojo vivo. Como los mejores turrones, he vuelto a casa por Navidad (aunque trece años he tardado).

No hay ningún comentario todavía.

Anímate a ser el primero en comentar.

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Facebook Auto Publish Powered By : XYZScripts.com