Es la hora de las tortas!!!

Es la hora de las tortas!!!

Cotton Tales vol.2, de Loputyn

Cotton Tales vol.2, de Loputyn
Guion
Loputyn
Dibujo
Loputyn
Formato
Rústica con solapas, 160 páginas
Precio
16 €
Editorial
Shockdom. 2021
Edición original
Cotton Tales vol.2 ITA

Hablábamos hace unos meses del primer volumen de Cotton Tales, la serie de la autora italiana Loputyn que nos trajo la editorial Shockdom y que nos fascinó a primera vista por su fascinante dibujo. En su edición original, entre el primer tomo y el segundo y último pasaron cuatro años. Aquí hemos tenido la suerte de no tener que esperar tanto y ver la historia completa en nueve meses.

cotton tales 2 pg1

La primera entrega de Cotton Tales nos dejó muy intrigados. Además del fascinante dibujo que tenía, planteaba una serie de interrogantes que no teníamos claro cómo se iban a resolver. Había varias opciones bastante esperables ante las perturbadoras visiones de Nicolas. Los extraños conejos/unicornio que veía podían ser alucinaciones, podían ser seres sobrenaturales, podía ser todo un sueño dentro de su coma y que realmente no hubiera despertado… Y había más, queríamos saber también a qué se debía el odio que le tenía Christopher, el sirviente de su padre, y quién era la chica fantasmal que se paseaba por la casa.

Evidentemente, siendo una historia cuyo principal interés argumental es la resolución de los mencionados misterios, no vamos a decir qué hay detrás de todo lo que está pasando. Simplemente, diremos que sí quedan resueltos. ¿Bien resueltos? Bueno, eso es otra historia totalmente diferente. La sensación -totalmente personal, dicho por otro lado- que ha dejado es que es una resolución hecha con prisas. Que la historia no estaba planificada por completo en el momento en el que Loputyn escribió el primer tomo más allá de unas directrices básicas y el segundo tomo se le ha hecho escaso para cerrar de forma plenamente satisfactoria lo que nos quería contar. Que quizás se debería haber extendido más, haber explicado con más detalle ciertos puntos y que quizás Cotton Tales pedía tres tomos en lugar de dos.

El dibujo sigue siendo la auténtica estrella de la serie en este segundo tomo, pero también aquí la sensación no es del todo satisfactoria. Quizás puede parecer que no está tan bien acabado como en la primera entrega, que la autora no le ha dedicado tanto mimo. Aun así, los lectores que quedaron atrapados por la estética híbrida entre el gótico victoriano y el Shōjo manga tienen páginas de auténtico disfrute en esta conclusión.

cotton tales 2 pg2

No vamos a decir que después de la lectura de este segundo y último tomo Cotton Tales sea una mala obra, pero sí es cierto que nos deja la sensación de que la conclusión no está a la altura de su brillante principio. Que es como esos exámenes del instituto en los que nos enrollábamos como las persianas y cuando el profesor decía “quedan diez minutos” nos dábamos cuenta de que sólo habíamos hecho la mitad y había que abreviar.