Dos hombres y un destino. Los gemelos golpean dos veces. Rocky y Apollo. Pinky y Cerebro. Tú a Boston y yo… a Boston también.... Catwoman: Si vas a Roma…, de Loeb & Sale

Dos hombres y un destino. Los gemelos golpean dos veces. Rocky y Apollo. Pinky y Cerebro. Tú a Boston y yo… a Boston también. Loeb y Sale son los siameses del cómic americano. Estos hermanos de profesión se han ganado por derecho propio que se hagan refranes y sintonías de dibujos animados con sus apellidos como con Sancho y Quijote. Una sensación de unidad entre ellos que se ve reforzada por el hecho de que ni Sale se prodiga demasiado si no es en trabajos con Loeb, ni Loeb vuela tan alto como cuando trabaja bajo el ala de Sale. ¡Sinergias amigo Sancho!

Si vas a Roma 3

Después de El largo Halloween, Victoria oscura y Caballero maldito, con Catwoman: Si vas a Roma… ECC Ediciones completa —dentro del sello DC Black Label— la reedición de las historias de Loeb y Sale con personajes gothamitas.

Tanto en El largo Halloween como en su continuación, Victoria oscura, los bajos fondos y la mafia que mueve los hilos de la ciudad de Gotham son ese enemigo que sirve de motor a Loeb para cimentar las tramas. Una mafia encabezada por la familia Falcone, con la que Selina Kyle podría tener algún vínculo tal y como nos dejan caer los autores en cierto momento de Victoria oscura. Y apoyándose en esas insinuaciones nace este spin-off, esta vez con Catwoman de protagonista, sustituyendo las oscuras calles de Gotham por las plazas y monumentos de la capital italiana. La gata en busca de sus raíces.

El cómic tiene varios ingredientes que ya vimos en los dos tebeos troncales de los que surge. Pese a que esta es una historia algo más noir, explotando el lado femme fatale de Selina al máximo y con la mafia no ya como un telón de fondo, sino como un submundo que explorar en origen dejando pinceladas sobre sus tradiciones, Loeb se las ingenia para retorcer un poquito las tramas con el fin de colarnos su típica rogues’ gallery. Un paseíllo de villanos que ya en El largo Halloween y Victoria oscura parecía algo forzado a veces, y que aquí directamente son attrezzo para darle vistosidad a un relato algo más sobrio que los que le preceden. Sin salirnos del universo del murciélago, en Silencio junto a Lee hizo exactamente lo mismo.

Como siempre con Loeb, encontramos ingeniosos one-liners para definir y gustarse con cada personaje que saca a la palestra, también sus clásicas trampillas al lector que poco importan para la chicha de lo que pretende contar, y detalles como que cada capítulo tenga el nombre de un día de la semana durante la cual transcurre todo, siguiendo la estela de El largo Halloween, donde los episodios le debían el nombre a festividades del año. Varios elementos que hacen que Catwoman: Si vas a Roma… gane en coherencia en forma y fondo junto a sus hermanos mayores.
Bueno, y Sale. Perdonad… bueno, y SALE. Mejor.

Si vas a Roma 4

No voy a descubrir ahora a uno de los mejores narradores que ha dado el mundo del tebeo en las últimas décadas. Dominio de las tintas, personalidad en cada panel, expresividad desbordante de los rostros, un estilo reconocible, y un uso de los espacios de la viñeta con fines narrativos que se te cae la baba. Un maestro del medio que ha elevado los guiones de Loeb a otro nivel. La colección cromática en Marvel, su Superman o estas historias desarrolladas en la ciudad gótica, todas son obras cortadas por patrones similares, más o menos entretenidas, pero sin fallo en el apartado gráfico. Sin Tim Sale no es lo mismo, y la antes mencionada Silencio es una prueba inmejorable. Sale se ídem.

Aunque por lo general las escenas transcurren durante el atardecer y la noche, los vehículos y los escenarios en barcos, iglesias y tejados de casas mediterráneas te recuerdan rápidamente que los personajes están lejos de casa. Y Dave Stewart y sus acuarelas lo refuerzan. Evidentemente, no tiene tanto margen para lucirse como Gregory Wright en El largo Halloween y puede que pase algo más desapercibido. En El largo Halloween, los esquemas de cada episodio, flashbacks y demás recursos narrativos pedían juegos de color a gritos. No obstante, aquí también tenemos ciertas ensoñaciones de Selina que empujan a Stewart a reducir a uno o dos tonos algunas páginas para lograr el contraste con la realidad.

Catwoman: Si vas a Roma… es el complemento perfecto y completa una etapa que todo aficionado a Batman y demás compinches debería leer, porque el nivel es muy alto. No entro a compararlos entre ellos porque sería hacerlo entre material excepcional con material muy bueno. ¿Sacará ECC en algún momento un cofre con todo como ya hiciese con el Grandes Autores de Batman?

Por cierto, comparando la anterior edición del tebeo con este Black Label, hay una página en el quinto capítulo, una página sin bocadillos, que sólo se ha incluido en estos tomos recopilatorios, no así en las grapas. Se entiende que para hacer cuadrar la posición de páginas posteriores. Pero es que además, esa página es diferente en ambas ediciones, pues el Grandes Autores de Batman tiene una viñeta menos, y las que tiene están derramadas, sin marco y con algo de zoom. No importa demasiado la verdad, pero llama la atención. Es una en la que Catwoman, en cuclillas, se refugia de la lluvia bajo una roca. Una curiosidad… como la que dicen mató a la gata.

Si vas a Roma 2

Compartir:

Jaime G. Rueda

¿Qué decir? Si mezclas las más brutales paranoias de Charles Burns y Brandom Graham te quedas corto para describir la mierda que deambula por mi azotea. Esperad, ¿lo oléis?... creo que se me está quemando la comida. Ahora vuelvo. @Jaime_G_Rueda @elhdlt

No hay ningún comentario todavía.

Anímate a ser el primero en comentar.

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Facebook Auto Publish Powered By : XYZScripts.com