Tras la edición estándar que publicó en su día Norma Editorial en dos tomos a color, ahora nos llega de la mano de la... Caravaggio. Edición integral en blanco y negro

Tras la edición estándar que publicó en su día Norma Editorial en dos tomos a color, ahora nos llega de la mano de la misma editorial Caravaggio. Edición integral en blanco y negro , un tomo en edición de lujo a gran formato de la obra del maestro Milo Manara que reproduce de manera facsímil las páginas originales de la obra, lo cual permite disfrutar al completo del dibujo del artista italiano. El tomo recoge los dos números que componen esta biografía del pintor italiano Michelangelo Merisi da Caravaggio.

Estamos ante una biografía muy peculiar, puesto que Manara se ha documentado exhaustivamente para su realización, pero le aporta una perspectiva única, y es que el italiano comprende a su compatriota como pocos, entendiendo la intencionalidad original del pintor en algunas de sus obras, aportando una interpretación única de algunos pasajes de su biografía. Es algo que hasta el propio Claudio Strinati, historiador del arte que prologa esta edición, sabe reconocer como una característica que la diferencia de otras obras biográficas.


Tal es el punto de dicha interpretación, que Manara se toma ciertas licencias. Tal vez la más sonada sea ese pasaje apócrifo en el que Manara nos muestra la inspiración para su Magdalena en éxtasis  en ese orgasmo de la gitana Ipazia, una escena totalmente inventada… pero que podría haber sido perfectamente real, conociendo la vida del genial pintor. Como dice el propio Caravaggio, «el éxtasis siempre es el éxtasis, no importa el motivo»…

Y es que Caravaggio era un genio adelantado a su época. Como sucede con los grandes artistas que se apartan del estándar para tomar su propio camino, Merisi fue un artista que no consintió jamás que nadie dirigiese su arte, y vivió su vida con unas prioridades totalmente claras en su cabeza: las mujeres y la pintura. Tal vez por eso Manara se identifique tanto con el autor, y por eso precisamente comentaba que incluso las escenas más ficticias y sin ninguna base documental tienen sentido. Caravaggio era impulsivo, pero a pesar de ello, no llegó a perder la cabeza por las mujeres, aunque en más de una ocasión le metieran en más de un aprieto. Porque además, solía rodearse de mujeres más bien conflictivas, como la prostituta Anna Bianchini, y las que no lo eran tanto eran lo suficientemente sensatas como para acabar alejándose de él, como Maddalena Antognetti.

Manara resume con gran concisión lo más importante de la carrera del pintor, siendo una lectura muy completa sin que la narración se resienta en ningún momento, y teniendo muy claro el sentido del ritmo para la historia de un personaje cuya biografía siempre ha resultado una de las más interesantes de entre sus colegas de profesión. Y para ello va alternando la base real documental con algunos rellenos de su cosecha, como todo lo que rodea a la gitana Ipazia y los gitanos que lo salvaron de morir de una infección en Sicilia tras su pelea con Ranucci Tomassoni.


Porque ese es otro de los grandes aciertos de esta obra: la caracterización de personajes. Manara toma toda ese amplia galería de personajes que influyeron en su carrera y que en mayor o menor medida se cruzaron en su camino, y los convierte en personajes interesantes y atractivos, dotados de una personalidad que contribuye a la historia y no se limitan a formar parte del escenario de fondo como si fueran decorado. Así, le cogeremos mucho cariño a Antiveduto Grammatica, quien reconoció el talento del pintor desde el primer momento y fue lo suficientemente generoso como para llevarlo con quien pudiera hacerlo crecer más. Igualmente le tomaremos una tremenda antipatía a ese supuesto explotador de su talento, Giuseppe Cesari, el caballero de Arpino, quien se mostraba incapaz de permitir que Caravaggio explotara su talento al máximo. O el entrañable Mario Minniti, con vocación de artista pero que ha acabado pasando a la historia más como modelo de su amigo que por su obra…

Del dibujo poco se puede decir que no sean sino alabanzas al pincel de Manara. Si acaso conviene detenerse a analizar si merece la pena esta edición en blanco y negro por encima de la original en color. En mi opinión, ambas tienen sentido. El color de la primera edición forma parte del homenaje al propio pintor, puesto que estaba dominado por esos rojo, blanco y negro que han caracterizado siempre la obra del pintor, pero en esta edición se disfruta mucho mejor del trazo de Manara, permitiendo apreciar algunos matices que en la otra edición quedaban ocultos tras el color. Por tanto, creo que elegir cualquiera de las dos ediciones es un completo acierto, porque ambas tienen su sentido y la obra se disfruta igualmente en color y en blanco y negro. Esta edición a gran tamaño, con encuadernación holandesa y papel poroso de alto gramaje permite disfrutar al completo de la obra.


En definitiva, Caravaggio. Edición integral en blanco y negro  es una absoluta delicia para la vista y una obra que permite conocer la biografía del genial pintor rellenando algunos huecos con la imaginación de Manara, quien se muestra muy capaz de comprenderlo y nos aporta una versión que no tendría por qué alejarse demasiado de la realidad. Obra que alterna la fascinante biografía del pintor con el erotismo que ha encumbrado al autor de esta obra, y con un repaso muy minucioso de todo el trabajo de Caravaggio. La edición se completa con una guía de referencias a los cuadros que aparecen y una completa bibliografía para poder conocer mejor al pintor, así como las diferentes portadas e ilustraciones, estas sí a color, que ha realizado el dibujante italiano para esta obra. Si os gusta la pintura, y habéis disfrutado de otras biografías de pintores, esta obra se antoja imprescindible en vuestras bibliotecas.

Lo mejor: Lo bien condensada que está toda la biografía de este peculiar personaje y artista. El dibujo es absolutamente espectacular. La edición es una verdadera maravilla.

Lo peor: Se te queda corta. Viendo lo bien que lo ha hecho Manara, deja con ganas de que hubiera hecho esta obra un poco más extensa.

Compartir:

Alejandro Martínez

Alcalde no electo de Star City. Conocido en determinados círculos como "El páharo". Era el único que justificaba sus artículos en esta web, pero los caciques que la dirigen me han obligado a dejar de hacerlo... Sniff sniff.

No hay ningún comentario todavía.

Anímate a ser el primero en comentar.

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Facebook Auto Publish Powered By : XYZScripts.com