Poco nos ha hecho esperar Astronave para leer la continuación de una de las series infantiles más divertidas del panorama comiquero actual. Este tomo... La caja de música 4: La misteriosa desaparición

Poco nos ha hecho esperar Astronave para leer la continuación de una de las series infantiles más divertidas del panorama comiquero actual. Este tomo ha salido en el mercado francés apenas un par de mes antes que en nuestro país, y nosotros solo hemos tenido que esperar seis meses desde el tomo anterior hasta este La caja de música 4: La misteriosa desaparición . Los autores ya se encuentran cómodos, con las reglas establecidas, los personajes presentados y conscientes de que el lector ya está familiarizado con sus personalidades y las relaciones entre ellos. Eso le permite, por primera vez, hacer referencias a cosas que ya han pasado en tomos anteriores y, sobre todo, anticipar líneas argumentales futuras, lo cual da más cohesión al universo que han creado sus autores.


La historia de este cuarto tomo se centra en la desaparición de la profesora de música de una prima de Igor y Andrea. Nola y sus dos amigos decidirán ayudarla a investigar dónde se encuentra y se verán envueltos en una cadena de acontecimientos que llevarán al grupo de niños a encontrarse con todo tipo de personajes, desde el imponente Octopodus, el no menos temible Karl, e incluso volverán a encontrarse con el rey Hectoriano, a quien conocimos en el segundo libro de la serie. Una serie de aventuras que Nola se encuentra mientras intenta descubrir qué abre una misteriosa llave que ha encontrado entre las cosas de su madre.

Como digo, los autores ya se centran en lo que les apetece contar, sin preocuparse tanto por los personajes o por presentar situaciones de Pandoriente. De hecho, aparecen algunos personajes nuevos como Willow, la prima de Igor, pero tienen un papel meramente vehiculante para que la trama vaya fluyendo y pasemos de un escenario a otro. Así pueden centrarse en transmitir las ideas que realmente les interesa, como la que predomina en este cuarto libro: la lucha contra la limitación del amor. Los chicos, y sobre todo Nola, van a encontrarse con un rechazo hacia el amor entre diferentes, una metáfora más que evidentemente sobre la homofobia o el rechazo al amor interracial. Así, contado de manera muy sutil, los autores transmiten a los niños una defensa hacia el amor puro, sin que algunas diferencias genéticas supongan una barrera inexpugnable.


Pero además de ese mensaje de tolerancia, lo que más me ha gustado es ese McGuffin que nos acompaña todo el libro, la llave de la madre de Nola, que mueve a la niña en una búsqueda de información sobre ella, y que acabará con una revelación en segundo plano que abre una interesante trama para los siguientes libros. A pesar de mantener esas tramas tan independientes hasta el momento, que hacen que un niño pueda leer cada uno de los libros sin tener que haber leído el resto, cada vez se premia más al lector fiel de la serie y da líneas argumentales mantenidas entre capítulos que invite a continuar la lectura.

En definitiva, La caja de música 4: La misteriosa desaparición  es un nuevo capítulo de las aventuras de la niña Nola en Pandoriente, que pone como excusa este mundo de fantasía para promulgar entre los niños la tolerancia y el amor, hasta cierto punto, libre. No tiene ese tono dogmático de otras obras que parecen estar riñendo, sino que se limita a promover la defensa por la libertad personal y la prevalencia del amor cuando no se hace daño a nadie. Interesante la puerta que deja abierta para los siguientes libros de la serie. Eso sí, ahora es predecible que veamos el ritmo de publicación mucho más mermado, dado que ya estamos a la par con la edición original. No obstante, el ritmo de publicación en Francia es de un tomo al año, y hasta ahora no han tenido demasiados retrasos, por lo que para finales de este año tal vez podamos esperar el quinto libro.


Lo mejor: El mensaje de tolerancia. La puerta que deja abierta para el siguiente tomo. El dibujo sigue siendo delicioso.

Lo peor: Tal vez el hecho de que empiece a conectar tramas de un libro a otro pueda echar para atrás a aquellos que prefieren libros absolutamente independientes.

Compartir:

Alejandro Martínez

Alcalde no electo de Star City. Conocido en determinados círculos como "El páharo". Era el único que justificaba sus artículos en esta web, pero los caciques que la dirigen me han obligado a dejar de hacerlo... Sniff sniff.

No hay ningún comentario todavía.

Anímate a ser el primero en comentar.

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Facebook Auto Publish Powered By : XYZScripts.com