En 2004 comenzó a publicarse la miniserie de tres números WE3 de Grant Morrison y Frank Quitely. Al amparo de la línea Vértigo de... Biblioteca Grant Morrison: WE3, de Grant Morrison y Frank Quitely

En 2004 comenzó a publicarse la miniserie de tres números WE3 de Grant Morrison y Frank Quitely. Al amparo de la línea Vértigo de DC, los geniales autores que nos han regalado joyas como All New Superman, Batman & Robin o New X-Men, nos ofrecieron una historia que pilló descolocado a todo el mundo.

We3

WE3 es la historia de Bandido, Pirata y Chapucero, un perro, un gato y un conejo respectivamente, que son víctimas de un proyecto militar que los ha convertido en máquinas de matar: Armados hasta los dientes y con una capacidad limitada para hablar, pero con todas sus cualidades animales intactas y amplificadas.

El tebeo empieza con una secuencia de acción en la que el trío protagonista acaba con una amenaza terrorista. Por cómo está contada y narrada, esta escena debería estudiarse en todas las academias de arte. WE3 nos ofrece el lado más cafre y macarra de Grant Morrison, pero a la vez también el más reivindicativo: Puesto que la obra es un canto a la libertad animal, la vida siempre acaba abriéndose camino y la naturaleza de cada ser vivo es algo que no se puede cambiar. Como es de imaginar, las cosas se acaban saliendo de madre con nuestros adorables –pero letales- amiguitos tratando de sobrevivir por todos sus medios.

La historia de los protagonistas es cautivadora, un relato donde el compañerismo y la camaradería pueden mover montañas o motivar la realización de hazañas del todo imposibles. Una fábula que funciona perfectamente como historia de acción trepidante o como cuento de ciencia ficción. Morrison caracteriza a la perfección a nuestros peludos soldaditos: La bondad y lealtad del perro, el sigilo y la fiereza del gato o la astucia e inteligencia del conejo.

We3

Grant Morrison ofrece un gran guion, con algunos momentos de humor negro que vienen muy bien para relajar el dramatismo que impera en el ambiente. Además, estamos ante un Morrison que no experimenta demasiado con el lenguaje como sí lo hizo en Seaguy o Vinanarama (dos miniseries contemporáneas a esta, también de tres números y publicadas nuevamente por Vértigo). El hecho de que estemos ante la versión más contenida del escocés favorece al disfrute de la obra, y aunque me encantan sus historias donde el ácido estaba al lado del teclado (léanse Los Invisibles o El asco), de cuando en cuando me gusta leer algo más convencional. Además, sospecho que Morrison aprovecha la obra para expresar su opinión (negativa) sobre el maltrato de animales y mostrarnos su faceta más antibelicista.

No obstante, donde tenemos que quitarnos el sombrero es ante Frank Quitely. El dibujante que nos ha dejado algunos trabajos para el recuerdo como The Authority o Jupiter’s Legacy nos ofrece tres números que son sencillamente obras de arte. El derroche de recursos del que hace gala el dibujante es envidiable. Desde la mencionada primera escena donde las balas parece que se van a salir de las páginas (con un falso efecto 3D muy conseguido) a una secuencia que usa más de cien viñetas a lo largo de seis páginas. Tampoco hay que olvidar las portadas originales de la serie que simulan carteles de mascotas perdidas.

3d bullets

Una miniserie a la que me cuesta encontrarle parecidos dentro del propio mundo del cómic, pues todo lo que me vienen a la cabeza son películas de animales perdidos como De vuelta a casa o producciones ochenteras juveniles donde un proyecto militar se sale de madre y todo se acaba yendo a tomar por culo como D.A.R.Y.L o Cortocircuito. Por supuesto que WE3 es mucho menos amable que los pedazos de celuloide digeribles que acabo de mencionar.

ECC ha recuperado la miniserie con motivo de su Biblioteca Grant Morrison, iniciativa editorial con la que ya han recuperado Animal Man, La patrulla condenada o Kid Eternity. El libro se completa con una cantidad ingente de extras que harán las delicias de los fans de los procesos creativos, bocetos, etc…

snoopy

Durante años se rumoreó que habría una secuela, aunque por desgracia esto no ha sido así ¿Quién sabe si algún día? Mientras tanto nos tenemos que contentar con esta graciosa ilustración de Snoopy y sus amigos.

Compartir:

Txema Sáez

Fanático sin solución del cómic de superhéroes, del manga, del cine de terror, la literatura fantástica, los videojuegos y más heavy que una lluvia de mercurio al rojo vivo. Como los mejores turrones, he vuelto a casa por Navidad (aunque trece años he tardado).

Facebook Auto Publish Powered By : XYZScripts.com