La sinergia entre televisión, cine y cómic es maravillosa, puesto que permite a las editoriales apostar por material que se encontraba agotado o era... Biblioteca Caballero Luna 1, de Moench, Perlin y Sienkiewicz

La sinergia entre televisión, cine y cómic es maravillosa, puesto que permite a las editoriales apostar por material que se encontraba agotado o era difícil de conseguir. Esto se podría aplicar a la próxima serie de Disney + protagonizada por el Caballero Luna, cuyo estreno (previsto para el 30 de marzo) viene acompañado de un buen número de lanzamientos editoriales. Por un lado, Panini va a recuperar dentro de la línea Marvel Saga todas las etapas modernas protagonizadas por el alter ego de Marc Spector que han visto la luz este año. Por otro, le dedicará una Biblioteca (similar a la de Drácula o Los Eternos) que recopilará toda la etapa fundacional del personaje y que previamente había sido incluída en dos grandes volúmenes de Marvel Héroes.

Caballero Luna. Conociendo el origen del héroe

Creado por Doug Moench y Don Perlin, El Caballero Luna se dio a conocer por primera vez en las páginas Werewolf By Night. En concreto, protagonizó una saga de dos números en los que nuestro blanco héroe se dedicaba a dar caza a Jack Russell. Eran los setenta, la década en la que la Casa de las Ideas experimentaba gracias a la relajación que tuvo el Comic Code. De este modo vieron la luz múltiples colecciones como las mencionadas Drácula y el Hombre Lobo, además de otras como Man Thing o el primer Motorista Fantasma moderno.

Sobre estas líneas. Primera aparición del Caballero Luna en Estados Unidos y en España

Sea como fuere, este primer Caballero Luna difiere bastante de lo que podríamos esperar, al ser, en esencia, un mercenario cazador de monstruos con un gusto por los gadgets que recuerda en demasía al de Batman. No obstante, parece que el héroe cayó en gracia, lo que le llevó a ir saltando de complemento en complemento. Primero pasó por Marvel Spotlight y de ahí llegó a The Hulk, el magazine anteriormente conocido como Rampaging Hulk y publicado a rebufo del éxito de la serie de TV protagonizada por Bill Bixby y Lou Ferrigno.

Fue en dicho complemento donde el Caballero Luna alcanzó una madurez inicial gracias al talento de los dibujantes que acompañaron a Doug Moench. A saber, primero fue Gene Colan y luego Keith Pollard. De ahí pasamos a la llegada de un artista que apenas había superado la mayoría de edad y que respondía al nombre de Bill Sienkiewicz, quien, junto al color aplicado por (el también novato) Steve Oliff, consiguieron elevar la calidad gráfica de la serie muy por encima de la media, otorgando a los textos de Moench un aura de relato para adultos más propio de las revistas de la casa que de los tebeos en grapa.

caballero luna

Ahora bien, estas primeras aventuras del Caballero Luna tienen cierto tufillo a explotation setentera que puede echar para atrás a los lectores que no estén acostumbrados a esta forma de contar historias. Son relatos sencillos y muy divertidos, que sirvieron para ir creando el background del héroe y poco a poco ir diferenciándolo de Batman. Y es que todo el mundo siempre ha insistido en comparar a nuestro brillante encapuchado con la creación de Bob Kane y Bill Finger pero, como bien apunta Sergio Aguirre en el prólogo, la mayor influencia a la hora de la concepción de Moon Knight la tendríamos que buscar en la novela Pulp.

La Sombra de William Gibson, El Vengador de Paul Ernst o Murcielago Negro de Murray Lenster han servido de caldo de cultivo a Doug Moench a la hora de afrontar el desafío de crear un nuevo personaje urbano con un leve coqueteo con lo sobrenatural (al menos en su fase más temprana), que se alejaba bastante de los superhéroes. Tanto, que sus primeras amenazas eran pandilleros, hombres de negocios con delirios megalomaníacos o un trasunto de Hombre Lobo que no es tal (por aquello de ser fiel a su reciente origen).

caballero luna

Sin embargo, a nivel narrativo es muy interesante el juego que se trae Doug Moench con las múltiples identidades (que no personalidades, eso todavía estaba por llegar) del personaje. En primer lugar tenemos a Marc Spector, el mercenario. También debemos contar a Steven Grant, el millonario playboy. Por último faltaría Jake Lockley, el taxista detective. Tres personalidades que bien podrían ser comparadas con el triplete Bruce formado por Wayne, Cerillas Malone, Batman. De nuevo debo insistir en que el parecido es puramente superficial, ya que Moench hace un uso acertado y equitativo de todas ellas.

lupinar

En definitiva, puede que este primer volumen de la Biblioteca Caballero Luna nos deje ver un personaje que todavía está por pulir, evidenciando una pequeña falta de dirección en el desarrollo del héroe hasta la llegada de Bill Sienkiewicz en The Hulk 13. A partir de este momento, la calidad de la serie va para arriba hasta llegar a convertirse en una de las mejores series regulares “tapadas” de la Marvel de los setenta.

Mención aparte merece la edición de Panini. Cogiendo lo mejor de anteriores Bibliotecas o de su malograda colección facsímil, este volumen está repleto de extras como la reproducción de las páginas de créditos, pin-ups o incluso correo de los lectores. En la contraportada se reproducen las cubiertas de todo el material incluido y en el canto la lista de autores y el material USA reproducido en el interior. Como único detalle negativo resaltar la ausencia de una página de créditos donde figure cada número USA con su equipo creativo como figura en los Marvel Gold.

PD: Más arriba hemos hablado del magazine de The Hulk. No quería acabar la reseña sin destacar las impresionantes portadas pintadas de artistas de primera línea como Bob Larkin, Joe Jusko o Earl Norem. Este último alcanzó una gran fama gracias a sus dibujos para el merchandising y artworks varios de Masters del Universo.

Compartir:

Txema Sáez

Fanático sin solución del cómic de superhéroes, del manga, del cine de terror, la literatura fantástica, los videojuegos y más heavy que una lluvia de mercurio al rojo vivo. Como los mejores turrones, he vuelto a casa por Navidad (aunque trece años he tardado).

No hay ningún comentario todavía.

Anímate a ser el primero en comentar.

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

WP2Social Auto Publish Powered By : XYZScripts.com