En una astuta maniobra de clickbait a sabiendas de que el apellido Snyder sobrevuela en Bat-ala delta todas las ciudades del planeta Tierra y... Batman Saga vol.01: El tribunal de los búhos, de Snyder & Capullo

En una astuta maniobra de clickbait a sabiendas de que el apellido Snyder sobrevuela en Bat-ala delta todas las ciudades del planeta Tierra y Apokolips, aprovecho para colar ahora unas palabras sobre otro Snyder con la excusa de que ECC Ediciones ha reeditado El tribunal de los búhos, esta vez dentro de la colección Batman Saga. Tenemos que hablar sobre Scott.

Corre el tiempo que se mata, y es que ya estamos dando carpetazo a la DC post Rebirth y dando la bienvenida a Future State y demás primos. Parece que fue ayer cuando con motivo del reboot estábamos «saloneando» rodeados de portadas alternativas de los números 1 de Batman y Superman, buscando cruzar unas palabras con Mikel Janín para que nos adelantase algo sobre las nuevas peripecias del héroe de Gotham; nuevas aventuras que ya son viejas. Y si al Renacimiento de DC a estas alturas le están preparando una pira para un digno funeral vikingo multiversal con la banda sonora de guitarras eléctricas y baterías de doble bombo, imaginaos dónde quedan ya los Nuevos 52. Los «Nuevos».

Hace una década de los Nuevos 52, al igual que hace una década que ECC Ediciones saltó a la palestra con las licencias de DC bajo el brazo. Un montón de títulos a lomos de una potente campaña de marketing, de las que ahora podemos hablar a sabiendas de cómo han aguantado el paso de los años y el recuerdo que nos dejan. Y aunque cada uno tendrá sus preferidos, no es descabellado afirmar que los guiones de Scott Snyder y los lápices de Greg Capullo en el arranque de la serie regular de Batman, es de lo mejor de los 52.

Por resumir rápidamente este arco de 11 números, un asesinato en las calles de Gotham pone a Batman sobre la pista de una organización secreta llamada el Tribunal de los búhos: algo así como una secta a modo de Illuminatis, supuestamente ficticia. Una leyenda urbana con la que atemorizar a los niños. Y tirando del cordel, Batman poco a poco irá descubriendo que el devenir de la ciudad no se rige por las fuerzas que él suponía.

Además del excelente trabajo de Capullo durante todo el arco y de las increíbles portadas repletas de ojazos, garras y plumas, lo que va a hacer que El tribunal de los búhos se siga reeditando durante muchos años (y de hecho ya cuenta con varias de ECC Ediciones, incluyendo una deluxe), es que Scott Snyder hace muchas cosas bien. Para empezar, propone un thriller en el que equilibra el Batman más detectivesco con el de acción; el murciélago a pie de calle en conversaciones con la policía (donde, personalmente, más brilla), con el tipo de los gadgets y las tollinas a cara de perro. Además, propone un misterio, que pese a tener sus obviedades, no se le cae, dosificando correctamente las revelaciones. A esto hay que añadir que el nuevo villano de múltiples cabezas que presenta no se siente un refrito de otros y tiene suficiente fuerza para aguantar futuras apariciones; tiene mérito teniendo en cuenta que hablamos del catálogo de villanos más nutrido y variopinto del mundo superheroico. Y por último —y para mí, más complejo—, es capaz de juguetear con el pasado de Bruce Wayne sin que suene intrusivo o un sinsentido que afecte a todo lo que sabíamos sobre él.

No me quiero olvidar tampoco de James Tynion IV y Rafael Albuquerque, que echaron un mano a Snyder y Capullo respectivamente para sacar adelante alguno de los números. Tampoco de Jason Fabok, quien junto a propio Tynion IV realizaron el Batman Annual #1 con Mr. Frío de protagonista. Incluido en este Batman Saga, este Annual da pinceladas sobre los orígenes del villano, que veréis, tiene importancia en el resto del tomo.

Supongo que a raíz de la deriva tan histriónica de DC en los últimos años, con Snyder y Bendis a la cabeza, el guionista neoyorquino ha polarizado bastante al lector de este universo. Aquí ya sabéis que no somos muy amigos de Metal, y a veces incluso nos hemos pasado con los chascarrillos; pero eso no debe impedir reconocer los aciertos, y pese a que Tom King también ha dejado arcos muy ricos durante Rebirth, es posible que por facilidad de lectura para todo tipo de aficionado (no obstante esto era el Nuevo Universo DC) y alto nivel de entretenimiento, este Tribunal de los búhos sea la última obra del murciélago que sobreviva al paso de los años junto con las ya consagradas. No es moco de pavo… o de búho, si es que moquean.

Antes hablaba del aguante de los tebeos con los años, y aunque mi preferido de los 52 sigue siendo la Wonder Woman de Azzarello, pienso que el Tribunal de los búhos va a ganar esa carrera sin lugar a dudas. Un «debe» para todo fan del Caballero Oscuro, que se puede disfrutar a la perfección sin más lecturas complementarias; muy de agradecer. Y es que después de tanto nacer, morir, renacer y volver a morir, de tantas crisis, rediseños y contar historias ya contadas, uno se da cuenta de que la continuidad son los padres, y que el culebroneo dentro del superheroico que te llevaba a leer todo de un personaje para saber, al margen de la calidad de esa lectura, forma parte del pasado… como el Rebirth.

ECC reedita el Tribunal de los Búhos: Novedades para julio | La Noche Americana

Compartir:

Jaime G. Rueda

¿Qué decir? Si mezclas las más brutales paranoias de Charles Burns y Brandom Graham te quedas corto para describir la mierda que deambula por mi azotea. Esperad, ¿lo oléis?... creo que se me está quemando la comida. Ahora vuelvo. @Jaime_G_Rueda @elhdlt

No hay ningún comentario todavía.

Anímate a ser el primero en comentar.

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Facebook Auto Publish Powered By : XYZScripts.com