Es la hora de las tortas!!!

Es la hora de las tortas!!!

El Asombroso Spiderman: Las tiras de prensa 1983-1984

El Asombroso Spiderman: Las tiras de prensa 1983-1984
Guion
Stan Lee
Dibujo
Fred Kida y Floro Dery con George Tuska, Frank Giacoia, John Verpoorten, John Romita sr. y otros
Formato
Cartoné con sobrecubierta. 28 x 21,6 cm. 328 páginas. Blanco y negro con dominicales a color
Precio
39,95€
Editorial
Panini Cómics . 2021
Edición original
The Amazing Spider-Man: The Ultimate Newspaper Comics Collection Volume 4 (IDW)

Al reseñar el tomo anterior ya mencionábamos a grandes rasgos cómo las tiras de prensa funcionan con sus propios códigos muy distintos a los del comic-book o la llamada novela gráfica. Cada tira tiene que ser una llamada de atención, un momento de tensión, casi un cliffhanger cada tres viñetas. El nivel de drama que se alcanza y sus derivaciones son algo que se puede ver muy bien ilustrado en El Asombroso Spiderman: Las tiras de prensa 1983-1984.

El Asombroso Spiderman: Las tiras de prensa 1983-1984

Pese a que todos estos códigos ya se encontraban presentes en tomos anteriores, de vez en cuando nos permitíamos un punto y aparte, una tira que concluía una historia para comenzar otra al día siguiente. En El Asombroso Spiderman: Las tiras de prensa 1983-1984 no hay lugar para ese tipo de lujos. Todo son punto y seguido o incluso comas. El final de una historia se encadena con la siguiente sin pausas ni elipsis y las pocas que hay se producen entre viñetas de una misma tira para un cambio de escenario. El no parar resultante genera un nivel de drama insostenible en otro mundo distinto del de las tiras. Las tiras, tal vez también por el hecho de que Stan Lee siga al frente, siguen imbuidas de esa intensidad pop repleta de ingenuidad que permiten que nos cuelen niveles de drama folletinescos.

De ese modo, los villanos son mucho más simples y naíf y la otra gran pata de este drama, que es salseo romántico, llega a niveles de auténtico culebrón. Por más que Mary Jane sea el auténtico amor de Peter, en los continuos “ahora sí, ahora no” de El Asombroso Spiderman: Las tiras de prensa 1983-1984, no habrá dama de que uno u otro modo no caiga en brazos de este Parker, un casanova que ríete de Matt Murdock.

El Asombroso Spiderman: Las tiras de prensa 1983-1984

Todo este tipo de historias son más propias de diez o incluso veinte años antes en el universo Marvel tradicional. Estamos ante un universo Marvel más pequeño y conservador. Pese al torbellino de ires y venires, el status quo es incluso aún más inmovilista que en su contrapartida original y apenas incluso hay otros héroes invitados. Y precisamente en El Asombroso Spiderman: Las tiras de prensa 1983-1984, pese a todo lo dicho, se permiten un experimento curiosamente arriesgado y es que el tomo arranca con una historia con Namor de invitado en una aventura en el triángulo de Las Bermudas, en la que los lectores estuvieron casi cuatro meses sin ver asomar sus mallas rojiazules favoritas. Es curiosa esta historia porque incluso su inicio es del todo poco convencional y estamos sumergidos casi en una película de terror durante todo el primer tramo.

Sin embargo, ninguna de las historias restantes asume este nivel de riesgo y tenemos, desde un arco que a modo de señor gruñón nos ilustra sobre aquello de que los videojuegos pudren el cerebro, una delirante historia con amnesia incluida, alguna historia de mafiosos e incluso una de un falso Spiderman. En definitiva, siendo todo muy Spiderman, nada de su galería de villanos y de esas cosas que lo harían aún más Spiderman. Existe en las tiras algún tipo de miedo o restricción de usar todas esas cosas que durante más de 20 años se habían construido en el Marvel de las grapas.

El Asombroso Spiderman: Las tiras de prensa 1983-1984

No todo es tan absolutamente conservador y es que pese a que Fred Kida, que seguía firmemente las propuestas marcadas por John Romita sr., continúa al frente de las tiras diarias hasta final de marzo del 84 — aunque no sin cierta ayuda — desde el 30 de enero del 83 se hace cargo de los dominicales el filipino Floro Dery. Pese a ajustarse más o menos al canon, Dery hace gala de una estética más moderna en la que tal vez podamos ver retazos de Esteban Maroto, Alex Niño o incluso Michael Golden. Con la marcha de Kida, el ojo entrenado podrá ver ciertos cambios en la estética de las tiras diarias, pero sutiles y siempre seguidores de la línea Romita. Lo curioso es que si nos fijamos en la firma de estas tiras podemos ver que firma Stan Lee en solitario. ¿Pero cómo es esto posible? ¿Acaso las sorpresas con Stan no terminan nunca? Pues la verdad es sí, pero no porque nuestro showman favorito resultase ser un as del lápiz, sino porque esas tiras están dibujadas por un quién es quién del bullpen de la época, con nombres como George Tuska, Frank Giacoia, John Verpoorten o el propio John Romita sr.

Si como se dice en la introducción, Stan Lee se estaba encargando únicamente de los diálogos, dejando el plot en manos de otros guionistas, que no aparecían acreditados, ahora da un paso más allá y desaparece el nombre del dibujante, con lo que para el lector del periódico las tiras estaban hechas completamente por el bueno de Stan.

El Asombroso Spiderman: Las tiras de prensa 1983-1984

En fin, no vamos a descubrir nada a estas alturas y por aquellos años The man ya tenía casi edad para jubilarse, pero habría sido un puntazo por parte de IDW, el editor original de esta recopilación, acreditar a los autores cada cada tira de The Amazing Spider-Man: The Ultimate Newspaper Comics Collection Volume 4, en el que se basa El Asombroso Spiderman: Las tiras de prensa 1983-1984. Hacia la edición original, que por otra parte es impresionante, también debemos achacarle dos tiras en concreto completamente pixeladas que ensombrecen todo el resto del trabajo.

Tal vez El Asombroso Spiderman: Las tiras de prensa 1983-1984 no sea el tebeo más adecuado para los que solamente quieren leer una historia del trepamuros, pero sin duda es un material indispensable para los fans más clásicos y hardcore del lanzarredes.

Coméntanos algo

No hay comentarios aún. Sé tú el primero

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.