Es la hora de las tortas!!!

Es la hora de las tortas!!!

Alí Beber

Alí Beber
Guion
Blareau
Dibujo
Bédu
Formato
Tapa dura. 21×28 centímetros. 144 páginas. Color
Precio
31,95 euros
Editorial
Dolmen Editorial. 2022

Saludos, mis queridos lectores. Hoy os escribo desde la sombra de unas palmeras en el jardín de Alí Beber, un amigo que vive en la  lejana y exótica ciudad de Dakblad. ¿Y dónde está esa ciudad, os preguntaréis? En algún lugar a lo largo de las costas que recorrió Simbad en su juventud.

Pero la obra de Bédu y Blareau que nos trae Dolmen en este tomo integral no va de Las mil y una noches, aunque pueda parecerlo por la ambientación y el nombre de uno de los protagonistas. Es cierto que estamos ante una obra donde las aventuras se mezclan con la magia y la fantasía de las lámparas con genios en su interior; pero sin dejar de lado el humor y la comedia.

Estamos ante una edición muy interesante, que gustará tanto a lectores jóvenes como más adultos, aunque sea por diferentes razones.

A lo largo de cinco aventuras, seguiremos a Alí y a su hermano buscando fortuna y éxito en sus negocios y aventuras. Los guiones de Blareau nos recordarán inevitablemente al guionista de aquellas aventuras de Asterix… Pero lejos de la mala leche que tenía el autor de Iznogud, aquí estaremos entre el chiste inocente y la picardía.

He dicho “entre”… Quizás la característica que marca a la serie es que el tono no llega a estar nunca definido del todo. Desde un tono de aventuras cómicas al principio hasta un tono más serio e incluso dramático al final. Pasando por la parodia y los homenajes, como en la historia de los Juegos Olímpicos.

Nota mental: Leerse SIEMPRE muy bien la letra pequeña de las agencias de viaje en los tebeos francobelgas :-).

Entonces, ¿para quién es este cómic? Tal vez en contra de la opinión general, yo diría que para jóvenes adolescentes. Esos años en los que ya no eres un niño y estás conociendo y entendiendo el mundo, pero cuando aún buscas y aprecias más las aventuras que el amor y otras cosas más adultas.

Y hablando de adultos… ¿Y los lectores adultos, Lamastelle-san? ¿Podrán ellos disfrutar de estas historias como de una fresca bebida en el oasis tras atravesar el desierto?

Pues sí. Sobre todo si la leemos, no exactamente con los ojos de un niño, sino con los ojos de aquel que ya ha leído los cuentos y las fábulas del mundo árabe. Sin ser copias, reconoceremos aquellas escenas que llenaban los cuentos oficiales y no oficiales de Las mil y una noches.

Hablemos del dibujo. Bédu nos trae tanto un dibujo como una narrativa de lo más clásico. Mucho más deudor de la Escuela de Marcinelle que de la de Bruselas, si me entendéis. Destaca la rapidez de la  lectura, sin largos textos explicativos o que caigan en el estilo florido y poético que asumimos a veces para la literatura de estilo árabe o pseudoárabe.

El color nos lleva de lleno a la época de publicación original. Sin cambios a color digital ni recoloreados que nos quemen los ojos y nos hagan llamar a un Genio para que solucione el asunto.

Tambien podremos relajarnos y disfrutar buscando las referencias gráficas. Referencias tanto a otras obras de tebeo como a obras artísticas.

Pasemos a hablar de la edición. Aquí nos encontramos con una parte muy interesante del libro que nos habla de los autores, sus carreras y sus obras. Pero también nos hablará de la forma de trabajar de las editoriales y los autores franceses (ya sabéis que usamos el término “francés” de forma muy genérica y ampliada) allá por los años 80. Con sus bondades y sus defectos.

Para los lectores más adultos o más interesados en los tebeos más clásicos, esta es quizás la parte más interesante del tomo. Muy disfrutable incluso si no eres lector de las aventuras de estos dos héroes.

Y por si nos parece poco, esta parte incluye historias cortas de otras series de los autores, incluyendo alguna inédita del todo en España y que no creo que veamos fuera de este tomo porque, por ejemplo, junta a los autores y a los personajes para una cena a bordo de su barco. También tendremos alguna portada de la revista Tintin donde estas historias aparecieron al empezar cada una de ellas, tras la correspondiente portadilla.

La traducción del árab er del francés es cosa de Juancho Ferrús.

¿Por qué leer Alí Beber?

Unas historias adecuadas para niños y sobre todo jóvenes, llenas del sabor de las fábulas de Las mil y una noches. El apartado teórico e histórico que completa el tomo.

¿Por qué no leer Alí Beber?

Buscas una serie histórica y realista.

Coméntanos algo

No hay comentarios aún. Sé tú el primero

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.