Es la hora de las tortas!!!

Es la hora de las tortas!!!

Akira Edición Original 6, de Katsuhiro Otomo

Akira Edición Original 6, de Katsuhiro Otomo
Guion
Katsuhiro Otomo
Dibujo
Katsuhiro Otomo
Formato
Rústica con sobrecubierta 18,2 x 25,7 448 B/N + 8 color
Precio
22.95 €
Editorial
Norma Editorial. Junio 2021
Edición original
Young Magazine 10 mayo 1989 a Young Magazine 28 Junio 1990

En junio de 1990 se publicó el número 28 de Young Magazine. Estamos ante una efeméride que carecería de importancia si no fuera porque en él se incluyó el último capítulo de Akira. La obra maestra de Katsuhiro Otomo llevaba en la revista desde 1982. Ocho años duró originalmente la epopeya de Kaneda, Tetsuo y compañía. Su finalización dejó una profunda sensación de vacío en los lectores que se enfrentaban al complicado desafío de encontrar una nueva obra que fuera capaz de emocionarles tanto como esta.

Estas declaraciones bien podrían extrapolarse a lo que siento ahora, tras leer el sexto tomo de la edición definitiva de Akira, que nos lleva ofreciendo Norma Editorial desde noviembre de 2019. Una edición que ha tratado de emular al detalle a la primera recopilación en volúmenes realizada en Japón. Para celebrar el desenlace de Akira, la editorial española ha incluido una serie de postales conmemorativas bastante chulas.

akira 6 tetsuo

Antes de entrar en materia, lo que tengo claro es que Akira no ha perdido un ápice de frescura en los más de treinta años que han pasado desde su serialización. En su momento pude leer parte de la versión en color de Ediciones B y me pareció una pasada. No sé si fue por mi influenciable mente adolescente o porque realmente estaba ante una obra atemporal, aunque lo cierto es que el paso de los años ha terminado por sentenciar que es más bien lo segundo. Por cierto, me lo acabo de terminar, pero creo que me lo voy a leer otra vez o incluso bichear en el mercado de segunda mano para ver si localizo a buen precio la edición coloreada por Steve Oliff.

Akira, un final por todo lo alto

Otomo nos ofrece en este sexto tomo de Akira un desenlace espectacular. Todo un final de opereta en el que no falta absolutamente nada. A grandes rasgos, seremos testigos del enfrentamiento definitivo entre la secta de adoradores de Akira y la facción de monjes de Miyako, ayudada por el puñado de niños con poderes que nos regalaran un montón de escenas que casi parecen extraídas del género del super sentai.

Estamos ante 432 páginas (el volumen más extenso de todos) de pura adrenalina. Otomo se debía encontrar absolutamente desatado, porque si ya parecía que le gustaban las escenas de destrucción, aquí da un paso adelante mezclando la devastación que asola Neo Tokyo con un Tetsuo cuyo nivel de amenaza no hace más que aumentar. El mangaka se las apaña para hacernos sentir cada ápice de locura que desprende el villano involuntario de la función.

Todas las tramas que vamos leyendo desde el comienzo de Akira confluyen aquí de manera espectacular y contundente. Particularmente, me ha gustado mucho la evolución del personaje de Kaneda. El protagonista ha seguido su particular camino de descubrimiento hacia una madurez que difícilmente podríamos pensar que llegaría a alcanzar. Lejos de su bravuconería infantil hemos conocido a un líder responsable, que se preocupa por los suyos y que está dispuesto a darlo todo por el bienestar general.

Akira 6

Igual de fascinante ha sido la evolución de Tetsuo en este sexto tomo. Una transformación física que lo llega a convertir en ser deforme y horrible (digno del mejor maestro del Body Horror del séptimo arte) que sirve a la perfección de metáfora de su maltrecha psique, que no es capaz de asimilar el nivel de poder al que llega.

Un desenlace frenético pero que a la vez ofrece momentos reflexivos con carga filosófica y también algo de crítica hacia el intervencionismo armado internacional (con especial fijación en los Estados Unidos) en conflictos en los que no tienen que estar.

Katsuhiro Otomo borda todavía más la recta final del cómic con una secuencia de páginas casi sin texto, dejando todo el impacto a su magistral narrativa, que es capaz de transmitirnos las emociones de los protagonistas. Cada viñeta es un regalo a la vista y ese final que homenajea a aquellos que no han conseguido sobrevivir al conflicto que ha asolado Neo Tokio es para echar la lagrimita.

https://youtu.be/De3cWcjZ0Q0

Pocos Shonen se me ocurren más perfectos, medidos y especiales que este. En el epílogo el maestro Otomo aprovecha la ocasión para dar las gracias al maestro Tezuka. Pues bien, yo no puedo menos que dar las gracias al maestro Otomo.

Corred a por él