Ajo siente que siempre lo hace todo mal. No importa cuánto la animen Zanahoria y la amable Bruja Agnes, Ajo solo desea ocuparse de... Ajo y el Vampiro

Ajo siente que siempre lo hace todo mal. No importa cuánto la animen Zanahoria y la amable Bruja Agnes, Ajo solo desea ocuparse de su huerto, un lugar bonito y seguro, y vivir en su pequeña aldea con el resto de vegetales. Pero cuando llegan noticias de que un sanguinario vampiro se ha mudado al cercano castillo abandonado, todos coinciden en algo: a pesar de sus temores e inseguridades, nadie mejor que Ajo para plantarle cara. Y, con las esperanzas de todos puestas en ella, acepta enfrentarse al misterioso vampiro confiando en poder salir airosa.

Todo el mundo tiene miedo a los vampiros, ¿verdad? Son el monstruo definitivo: en todas partes se les conoce, se sabe de qué se alimentan y cuáles son sus debilidades. Por eso es tan fácil crear cuentos infantiles con ellos. Creo que mi primer recuerdo de un vampiro bueno fue Don Dracula, aquella serie de animación de Osamu Tezuka, en el que Drácula y su hija preadolescente intentaban salir adelante en el Japón de principios de los 80. Al emplearlo en cuentos infantiles, el vampiro encarna el prototipo del monstruo sigiloso que acecha en la oscuridad, pero al mismo tiempo no deja de ser un ser que sólo necesita alimentarse. Esa es la premisa de la que parte este Ajo y el Vampiro, el cuento infantil con el que Bree Paulson enseña a los pequeños lectores a, por un lado, afrontar sus miedos, y por otro que no todas las personas que aparentan ser malas lo son en realidad.

ajo y el vampiro

Visto así, este cuento rezuma buenismo por los cuatro costados. Alejado de los cuentos clásicos como Caperucita Roja, donde la moraleja era justo la opuesta (desconfía de los desconocidos que se te acerquen en el bosque), este Ajo y el Vampiro enfoca la cara amable del monstruo, y pretende enseñar a los pequeños que todos somos buenos en el fondo, y que no todos los que parecen malvados lo son en realidad. Personalmente, no es una enseñanza con la que yo esté muy de acuerdo: ¿hombres en furgonetas junto a parques infantiles? No seré yo quien le diga a un niño que se acerque a ver si es bueno o malo. Entendemos el fin educativo de la autora, pero una cosa es mandar a Caperucita a casa de la abuelita advirtiéndole que no se pare a hablar con nadie (aviso que la niña se pasa olímpicamente por el arco del triunfo), y otra es mandar a una niña patosa a matar a un vampiro armada con unas semillas y una pequeña estaca, por muy hecha de ajo que esté la niña. No es de extrañar que trabaje para una bruja.

La debutante Bree Paulsen ha concebido una obra divertida y entrañable en la que, a pesar de las muchas incongruencias argumentales, se deja entrever una querencia por el medio y el lenguaje infantil. El reparto, formado casi íntegramente por hortalizas antropomórficas (porque ya está bien de animalitos), tienen su propia voz y sus expresiones y registros corporales quedan muy bien plasmados sobre el papel. Aviso a progenitores: aunque se hable de un vampiro en la portada, no os preocupéis, que es una lectura excelente para los pequeños. Puede sincluso constituir una divertida lectura para antes de irse a dormir. Los personajes son adorables y de formas redondeadas, y el coloreado en tonos pastel transmite esa sensación de tranquilidad que persigue la protagonista.

ajo y el vampiro

Ajo y el vampiro es una divertida novela gráfica para niños cuya enseñanza, aunque bienintencionada, creo que discurre por un camino equivocado. Considero que es una lectura infantil que debería en todo momento estar supervisada por algún progenitor, para explicar los motivos de los actos de la pequeña Ajo, y sus consecuencias. Pese a todo, su calidad formal es indiscutible, y le auguramos a la autora un gran futuro en el mundo del noveno arte.

Compartir:

Antonio Hidalgo

Anteriormente conocido como El Tete, abandonó los sellos y las RCLTG para encargarse de esta web. Y no volvió a mirar atrás. Bueno, algún vistacillo ocasional sí que ha echado.

No hay ningún comentario todavía.

Anímate a ser el primero en comentar.

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

WP2Social Auto Publish Powered By : XYZScripts.com