Es la hora de las tortas!!!

Es la hora de las tortas!!!

7 Tortitas: Poesía Gráfica

Es la hora de las Tortitas! Minireseñas encadenadas para tus desayunos del domingo. Siete días, siete recomendaciones sobre un tema que me saco de la manga. Hoy, en nuestras 7 Tortitas: Poesía Gráfica

Watchmen Tortitas cabecera silente

Una de las discusiones más interesantes que me he encontrado dentro del panorama del cómic actual es el debate que periódicamente solemos tener los que hablamos de estas cosas de los cómics sobre el fenómeno de lo que yo denomino Poesía Gráfica.

(Y digo que yo lo llamo así, porque es un fenómeno relativamente nuevo que aún no tiene un cajón de las ideas donde meterlo en el que ponga su nombre por fuera, así que de momento cada cual lo colocamos y le llamamos un poco como nos parece).

La poesía es una necesidad humana, algo que no se puede separar de nosotros como especie y ha plagado todas nuestras formas de expresión a lo largo de la tradición oral y escrita. La poesía a la que más nos referimos habitualmente es a la lírica, la de la literatura, totalmente textual, pero puede nacer en cualquier medio de expresión. Puede ser también musical, visual o gráfica, como la que hoy nos ocupa.

La poesía grafica es un fenómeno que se sostiene en un medio-tiempo a caballo entre varios mundos, que es lo que en ocasiones nos lleva a debatir sobre si se trata de un género integrado en el cómic o si está claramente fuera.

Lo único claro para mi es que ninguna de las dos afirmaciones es ni cierta ni falsa en sí misma, sino que la poesía gráfica es un concepto situado más bien en un gradiente a medio camino entre la narrativa gráfica, la ilustración y la poesía visual. A veces más cerca de una, otras veces de otra.

En la poesía gráfica son las imágenes la que evocan todos esos sentimientos y pensamientos y lo hacen apoyadas siempre, o casi siempre, por un texto. Un texto que refuerza la imagen (a veces única, a veces secuencial) y, en ocasiones, le otorga el sentido.

El texto, en la poesía gráfica, puede ser más largo, más corto, ir por separado o estar integrado en la propia imagen, pero siempre sin sustituirla, ni reemplazarla o convertirla en un mero acompañamiento. En la misma medida en la que lo hacen también por ejemplo los textos que acompañan los chistes gráficos de una sola viñeta. Quedando coja tanto imagen como texto cuando los observas el uno sin el otro.

Lo único realmente importante es la intencionalidad tras el acto creativo. Si se ve claramente la intencionalidad poética, podrá gustarte más o menos, pero será poesía.

He mencionado la poesía visual, ya que si bien es una disciplina que está muy cercana a la poesía gráfica, no estoy muy segura de que la englobe. Creo que efectivamente a veces se tocan y pueden llegar a ser indistinguibles, pero que no nacen derivadas de la misma fuente, sino que en mi opinión son dos de esos ejemplos en los que la humanidad ha llegado a sitios muy similares por caminos muy diferentes. En éste último caso habiendo sido a través de la abstracción de las formas de expresión propias del cómic o la narrativa gráfica.

La poesía visual es un género que se desarrolló especialmente en el entorno de las vanguardias y los -ismos artísticos de principios del siglo pasado, que evoluciona desde la poesía lírica y fundamentalmente se trata de textos que adquieren formas y figuras que evocan visualmente lo que sus palabras cuentan. Seguro que todos recordamos algunas de las greguerías visuales del maravilloso Ramón Gómez de la Serna.

Todo esto para contaros que la poesía grafica es efectivamente, para mí, una forma de narrativa gráfica de pleno derecho, aunque con lenguaje y herramientas particulares, que comparte en ocasiones con otras formas de expresión artística.

Un lenguaje específico que la sitúa en un lugar preferente para transmitir mensajes de carácter emocional y con un componente de entrega visceral y personal que la convierten en uno de mis géneros preferidos dentro del cómic. A mi modo ver el hecho de ser un subgénero de la poesía clásica además de serlo de la narrativa gráfica, no la hace ser menos, sino más.

Aunque a veces no estemos todos de acuerdo sobre cómo categorizarla o no sepamos muy bien donde colocarle la etiqueta.

¿Pero quién quiere colocar etiquetas al éter?

Si alguna vez alguien se la pone, que me avisen. Así sabré que nombre ponerle por fin al cajón.

¡¡Marchando una de tortitas!!

Espanto

1- Espanto

En nuestras tortitas de hoy podría entretenerme y hablaros de ellas desde el desayuno hasta el anochecer, pero lo que os traigo hoy son obras para sentir. No para hablar.

La valenciana Laura Pérez prácticamente no necesita presentación. Su obra es reconocible de una forma instantánea, habiéndose convertido en muy poco tiempo en una de las voces más interesantes del cómic actual. La poesía desborda cada una de sus obras, pero en especial la última: Espanto.

ESPANTO. Laura Perez. Astiberri. Poesía.

Sus imágenes en blanco y negro son hechizantes. A medio camino entre el boceto y la pincelada onírica, hay ocasiones en que no sabes si está voluntariamente inacabado o simplemente no puedes aprehender lo que falta por decir.

Nos hablan de estados del alma y sentimientos primarios, a los que no se le puede poner palabras, y con los que es imposible no sintonizar. Sus personajes te miran directamente atravesándote por completo y la forma descarnada en que sus alegorías gráficas te tocan la fibra de una forma personal y profunda es demoledora. Tras cada página no puedes hacer otra cosa que cerrar los ojos, para que no se escape lo que has capturado.

Esta obra poética y perturbadora nos llegó el año pasado de la mano de la editorial Astiberri y nuestro compañero Alejandro también la leyó y la reseñó en su momento. Podéis leer su opinión y más sobre ésta obra aquí: Espanto 

Benizema

2- Benizema

Bezimena es una obra de la artista de origen serbio, Nina Bunjevac, que sin paños calientes nos sumerge, nunca mejor dicho, en uno de los pozos más complicados posibles para verle el lado poético: las agresiones sexuales.

Basado en vivencias personales de su infancia, nos pasea a través de una serie de ilustraciones mitad realistas, mitad alegóricas, combinadas con pequeñas frases, inmersas en bocadillos perdidos en una página que parece flotar en un espacio infinito, y elige mostrarnos el relato simultáneamente desde el punto de vista de la víctima y desde el punto de vista del agresor, convirtiéndolo en una experiencia retorcida y complicada de procesar emocionalmente.

Bezimena poesía Gráfica

La intensa belleza de sus perturbadoras imágenes no ayuda a que el trago sea menos amargo. Una de las obras más sofocantes, extrañas y desasosegantes que he encontrado en los últimos años.

Esta obra fue publicada en España por el sello Reservoir Books de Penguin Random House el invierno de 2019, y en mi opinión pasó injustificadamente desapercibida.

Alejandro no se la perdió, podéis leer aquí su reseña, en la que cuenta un poco más de la obra y de todas esas cosas que te saca de dentro aunque no quieras. Bezimena 

Noche Estrellada, Sueños Inquietos.

3- Noche Estrellada, Sueños Inquietos.

El mundo poético de la ilustradora coreana Henn Kim está plagado de “sueños inquietos” como los llama ella. “A beautiful dark twisted fantasy” (“una hermosa fantasía que se tuerce en algo oscuro”).

Kim Sentido y Sensibilidad. Poesia Gráfica.

Se trata de una colección de imágenes evocadoras, minimalistas, con un toque desenfadado y algo surrealista, que con un pequeño giro sorprendente y una frase que las acompaña, nos llevan ante todo un mundo de emociones que pueden variar desde la maravilla, al humor, la tristeza o el amor.

La artista surcoreana es un fenómeno en redes sociales, y su influencia abarca no solo el campo de la narración gráfica, sino el mundo del K-pop, y el del arte pop en general. Una faceta artística que convive con un merchandishing feroz. Tiene, sin ir más lejos, dos modelos de Lladró totalmente agotados.

Su libro de recopilación de trabajos de poesía gráfica ha sido publicado en España gracias al trabajo de traducción de Elvira Sastre, y a través del sello Espasa Poesía, de la editorial Planeta de Libros en 2021.

O Puño e a Letra

4- O Puño e a Letra

Una variante de la poesía gráfica muy interesante es el esfuerzo por parte de un ilustrador de dar vida en forma gráfica a un poemario preexistente.


En éste caso se trata de una colección de poemas de la poeta en lengua gallega Yolanda Castaño, que en una iniciativa pionera en esta lengua recopiló en un poemario gráfico nada menos que 40 de sus poemas, a los que dieron voz gráfica algunos de los ilustradores más interesantes del panorama gráfico gallego:

Norberto Fernández, Alberto Taracido, Cristian F. Caruncho, Jano, Fran Jaraba, Xulia Pisón, Paula Esteban, Fran Bueno, Xulia Vicente, David Rubín, Miguel Robledo, Manel Cráneo, María Ferreiro, Alicia Jaraba Abellán, Víctor Rivas, Kike J. Díaz, Xosé Tomás, Anxo Cuba, Los Bravú (Dea Gómez & Diego Omil), Yupiyeyo / María Álvarez Hortas, David Pintor, Kiko da Silva, Miguelanxo Prado, Roberta Vázquez, Xan López Domínguez, Siro, Xaquín Marín, Rubén Mariño, Pepe Carreiro, Santy Gutiérrez, Martín Romero, Ramón Trigo, Brais Rodríguez, Miguel Cuba, Cynthia Alonso, Abraldes, Miguel Porto, Dani Xove, Tokio, Fernando Iglesias «Kohell»

Editado por Edicións Xerais en octubre 2018, son 112 páginas de poesía en gallego. Pudimos asistir a su presentación en el Viñetas desde o Atlántico de 2019.  Si no conoces la lengua es posible que cueste un poco más leerlo, pero no es complicado.

La Sed

5- La Sed

El trabajo de Paula Bonet es evocador y personal. Es una de las artistas de más relevancia de nuestro país, aunque estamos más acostumbrados a imaginar sus mujeres etéreas, surcadas por azules retazos de mar. Pero en La Sed no encontraremos nada de eso.

La sed es un relato descarnado, en tres tiempos, que es como un golpe en el pecho que te deja sin aliento. En sus propias palabras “Un canto crudo a la soledad”. El título permite jugar con la traducción al valenciano de beber (Beure) y de ver (Veure), que sólo se diferencian en que se escriben con b y con v. Por el hecho saciar esa sed de la protagonista con imágenes.

 

Cada uno de los tres actos que componen la obra está protagonizado por un estilo gráfico diferente. En el primero, encontramos fundamentalmente grabados al aguafuerte. Es un mundo duro, sin color. Nos habla de las rupturas, del dolor. El segundo es de autodescubrimiento, y hay una transición tanto en la parte narrativa como en la gráfica, en la que pasa al lápiz. Por último se ve llegar un punto de apertura, de vuelta a la alegría de vivir, donde veremos aparecer por fin elementos de color y donde encontraremos predominantemente óleos, en los que podemos percibir retazos de la formación clásica de la autora.

Una obra absolutamente maravillosa que fue editada en nuestro país a través de Lunwerg Editores, otro de los sellos de Planeta de Libros.

Por culpa de una flor

6- Por culpa de una flor

En la obra de María Medem todo es color. Y ese color, que te envuelve y te sumerge en su universo particular, está lleno de emociones y de música. Porque de alguna manera es imposible leer a Medem y su Por culpa de una flor y no sentir una musicalidad permanente y envolvente que forma parte intrínseca de su obra.

“Me tumbaría y me dedicaría a recordar hasta desaparecer”.

La obra, un romance que te es cantado al atardecer frente a una puesta de sol a la lumbre de la hoguera, nos muestra un viaje mágico, iniciático, desde la melancolía y la incapacidad de vivir en otro lugar que no sea el pasado y la soledad, hasta abrirse, como una flor, a la vida y a la comunidad.

Un libro lleno de flamenco y no solo en las citas, sino en las imágenes, que te transporta y te deja absolutamente lleno de música y poesía. Fue publicado en febrero de 2023 a través de la editorial Blackie Books en colaboración con Apa Apa Comics.

Probablemente uno de los mejores títulos que nos ha dado este año. Alejandro también quedó impresionado con él y nos lo cuenta en una reseña sin desperdicio: Por culpa de una flor 

Arrabal

7- Arrabal

La barcelonesa Laura Pérez Vernetti, es una veterana en esto de la poesía gráfica, o el poémic, como lo denomina ella. Y me encanta.

Tiene abundante obra conjugando el arte del cómic y la poesía y ha adaptado a Bodelaire, a Maiakovski, a Pessoa, a Ferrán Fernandez o a Luis Alberto de Cuenca entre otros.

En ésta ultima obra, se sumerge en el mundo de la poesía del pánico de Fernando Arrabal. El Pánico es un grupo/movimiento que se inscribe en el último coletazo de las vanguardias del sigo XX y fue un movimiento fundado, tras separase del grupo surrealista de André Breton, por el propio Fernando Arrabal, por Alejandro Jodorowsky y por Roland Topor entre 1960 y 1962.

Arrabal Poesía Grafica. Laura Perez Vernetti.

La obra de Laura Pérez Vernetti captura a la perfección los principales rasgos de la poesía pánica de Arrabal, que, en sus propias palabras está “presidida por la confusión, la memoria, la inteligencia, el humor y el terror”. 

Una obra complicada que consigue establecer una simbiosis magnífica entre la voz propia de Vernetti y la voz abrumadora de Arrabal, sin que ninguna de las dos queden acalladas o deformadas en el proceso.

Un álbum publicado en octubre de 2021 por la editorial Luces de Gálibo.

Y hasta aquí nuestras tortitas de poesía. Gracias por aguantar mis turras y aceptar soñar y sentir un rato conmigo.

Nos vemos la semana que viene! Gracias por leer!

Como cada domingo os recuerdo que no se trata de un top. No hay aquí cómics mejores o peores, ni están ordenados siguiendo ningún criterio específico. Son tan sólo los que se me van ocurriendo cuando pienso el tema del que hablaros.

Si algún tema en concreto solo tenéis que pedirlo. Sois bienvenidos a sugerirme temas o añadir vuestras propias recomendaciones sobre el tema del día en Twitter, IG y el resto de nuestras redes sociales.

 

PS Y por si acabáis de llegar y queréis leer las entregas anteriores, arriba encontrareis una pestaña que os remite a todas nuestras: “7 tortitas”.

También podéis ver aquí todos los temas que hemos ido tratando en estos meses:

Hemos hablado de viajes, de vacaciones, de maternidad y de niños, de la vuelta al cole, de deporte, de la Bat-Familia, de vino, de amigas, de ecología, de gatitos, de animales antropomórficos, de romanos y de arte no en una, sino en dos ocasiones (podéis ver aquí la primera y segunda entregas). Hemos hablado de literatura dos veces, de música, de comic noir, de fantasía épica, ciencia ficción y de aliens, de Drácula, de teoría del cómic, de cómic silente, y de medicina gráfica. También os gustarán nuestros especiales, como el de Halloween, Navidad o San Valentín.