Tras casi medio año de espera, Agosto nos trajo finalmente la conclusión de World War Hulk, el evento veraniego de Marvel Comics en nuestro...
Tras casi medio año de espera, Agosto nos trajo finalmente la conclusión de World War Hulk, el evento veraniego de Marvel Comics en nuestro país.

WORLD WAR HULK 5

WWH 5

WWH 5

El episodio definitivo de World War Hulk, narrado por los artistas habituales (Pak y Romita Jr.), despide la saga con un combate de los que pasan a los anales de la historia en la editorial. El Hulk más poderoso de todos los tiempos enfrentado a un Vigía que desplega sus capacidades al máximo (algo que esperaba el fandom). Siendo así, toda la atención del capítulo es para dicho enfrentamiento con el resto de protagonistas como meros comparsas, lo que nos lleva directamente a la conclusión de la historia (amén de un pequeño epílogo-prólogo, quien lo haya leído lo entenderá…). Lo que podría significar un nuevo status para el protagonista y algún secundario, viendo el nuevo nº 1 de Hulk, se ha quedado en fugaz transición.

En el aspecto gráfico ninguna novedad, Romita Jr. dando prioridad a la espectacularidad sobre el acabado y entintado poco apropiadamente por Janson Destacar la inclusión de las portadas extra, que conforman una ilustración gigante, iobra del propio Romita Jr., que impacta.

WWH

WWH

El episodio troncal se complemento con uno de los más flojos capitulos de la serie de Hulk, de relleno, para lucimiento del personaje fetiche del guionista, Amadeus Cho, a fin de preparar la futura serie del mismo junto a Hércules. En él, una amenaza (sacada de chistera) entretiene a los protagonistas mientras la batalla final tiene lugar.

En resumen, cierre final a la mini-serie con un número en la línea del resto: Espectacular pero carente de chispa.

Los reporteros Ben Urich y Sally Floyd están en el lugar de los hechos en la última batalla de la guerra de Hulk contra la Tierra. ¿Quedarán atrapados entre dos fuegos en el momento más relevante de todos?¿Qué perderán y qué encontrarán bajo las ruinas?¿Y quién es el misterioso benefactor que ha estado invirtiendo todo este tiempo en Frontline?

De un carpetazo se termina la macrosaga Marvel de este año en España (a la espera de Invasión Secreta). Acabada la guerra, queda tras ella multitud de gente sin hogar. El regreso a sus casas, destruidas y saqueadas, se convertirá en un dramático y emotivo epílogo a la contienda en el que no contarán con ayuda de nadie. Es la hora de reconstruir y perdonar. Por su parte, Sally averigua quien ha estado financiando en la sombra a su periódico.

El equipo habitual, Jenkins y Bachs, nos traen uno de los mejores números de la mini-serie. De nuevo Primera Línea ha resultado el contrapunto ideal ante la historia principal, muy pobre de guión pero muy rica en mamporros (a diferencia de lo narrado en Punisher: War Journal o Héroes de Alquiler, con ideas más que interesantes) como ocurría en Civil War, buscando equilibrar de forma global todo el evento al completo.

¿Qué hacen unos héroes de alquiler intentando salvar el mundo? Esa misma pregunta se hace Misty Knight en los números en los que la serie «Héroes de alquiler» se cruza con World War Hulk.

Tras volver de la Tierra Salvaje, los héroes de alquiler se encuentran en medio del ataque de Hulk y sus guerreros a Manhattan, por lo que deciden intervenir en la manera de lo posible. Esto les lleva a un encuentro con una de los lacayos de Miek, compañero del goliat verde, con la que el Entomólogo acaba. Esto lo único que hace es poner en peligro a los miembros del grupo.

Meter a los héroes de alquiler en WWH se antoja algo forzado. A pesar de eso, la historia contada resulta curiosa ya que se explota otro frente dejado de lado en el resto de series, los compañeros de Hulk. Los planes secretos de Miek y el Nido llegan a resultar interesantes. La forma de actuar del Entomólogo, las relaciones entre algunos de sus componentes (Paladín y la Gata Negra o Tarántula y Shang-Chi) dan un aspecto más humano y menos superheroico a los Héroes de Alquiler.

Zeb Wells (New Warriors, Amazing Spider-Man) y Fred Van Lante (Spider-Man Family), junto con Clay Mann (X-Men Unlimited, Daredevil) y John Bosco hacen un trabajo aceptable pero que no fue suficiente para evitar el cierre de la serie en los EEUU.

No es un cruce con la serie principal imprescindible para seguir la historia, pero ahonda en las tribulaciones de los compañeros de Hulk y sus motivaciones personales. Curioso tomo.

En definitiva, World War Hulk ha resultado una mini-serie que prometía bastante en su concepción pero que ha resultado algo vacía en su resolución. Prolongada en exceso y dejada en las manos de la espectacularidad del dibujo de Romita Jr., el sabor de boca que deja en su despedida es más bien insuficiente. Se echa en falta algo más de épica y consistencia, desaprovechando los recursos de este amplio mundillo de papel.

Tras el cierre, 4 especiales «El día después» acabarán de cerrar algunos cabos sueltos de la serie.

Compartir:

Jose Antonio Marchán

Facebook Auto Publish Powered By : XYZScripts.com