Uno de los males endémicos que está viviendo la industria del cómic superheroico en los últimos años es la falta de estabilidad en los... Wonder Woman, de G. Willow Wilson

Uno de los males endémicos que está viviendo la industria del cómic superheroico en los últimos años es la falta de estabilidad en los equipos creativos. Que el dibujante cambie de un número al siguiente, o incluso dentro del mismo número, como hemos comentado que ha estado ocurriendo con demasiada frecuencia en Green Lanterns, hace que no haya una unidad estilística en la serie, y si la hay es a costa de que los artistas implicados hagan el trabajo más aséptico e impersonal posible. Pero peor aún es cuando se encadenan etapas demasiado cortas en los escritores encargados de una colección. Cuando es el caso, la serie va pegando bandazos de un lado a otro o, peor aún, limitándose a encadenar historias intrascendentes una tras otra, de escritores que saben que van a estar poco tiempo en el título y total, para qué pensar en una historia que marque una época. Y precisamente Wonder Woman es uno de los personajes que está sufriendo este tipo de bandazos dentro de DC desde su renumeración post Renacimiento. Desde su primer número en agosto de 2016, tuvimos una prometedora etapa de Greg Rucka que al final se quedó sólo en los primeros 25 números, seguido de Shea Fontana (26 al 30), James Robinson (31 al 50), Steve Orlando (51 al 55) y James Tynion IV (56 y 57, dentro del cruce La hora bruja). Cinco guionistas en tres años. Y claro, así no hay manera.

El caso es que el año pasado se anunció a bombo y platillo que la serie de la Amazona caería en manos de uno de los fichajes estrella que DC había hecho, un auténtico talento proveniente de Marvel que levantó mucho menos ruido que Brian Michael Bendis: Gwen Willow Wilson, la escritora de Ms. Marvel, la imprescindible serie de Kamala Khan, sería la nueva guionista regular de Wonder Woman a partir del número 58. Y claro, alguien que viene de uno de los títulos más interesantes protagonizados por un personaje femenino era motivo para mirar con interés. Pero parece que tampoco esta vez toca emocionarse con la serie: acaba de ver la luz el segundo volumen de GWW en castellano y ya se ha anunciado que el número 81 será el último que escriba. Lo que esperábamos que fuera una temporada estable se ha quedado en veinticuatro números. Pues vaya.

wonder woman gww1 pg1

De todos modos, aunque esta autora vaya a estar poco más de un año en la serie, tiene en su currículum historias de muy buena calidad y de una extensión corta, como Cairo o Air. Cierto es que para una serie mensual, el planteamiento de ideas a largo plazo -como está haciendo Tom King en Batman, por poner un ejemplo- le da más interés a seguir una serie regular, pero G. Willow Wilson es una autora que, sin haber firmado aún ninguna obra maestra, todo lo que hemos podido leer de ella tiene un nivel razonablemente alto. Así que la lectura de esta etapa, más aún siendo de uno de los personajes más interesantes a la par que maltratados de la editorial, era casi obligatoria.

Y lo que nos hemos encontrado en los dos primeros tomos de ECC, números 15 y 16 post Renacimiento, ha sido exactamente lo que esperábamos de esta autora. Tras varios arcos argumentales asépticos firmados por autores que estaban de paso, tenemos por fin una historia que pretende aprovechar el potencial que tiene el entorno de Wonder Woman. Estos ocho primeros números retoman argumentos que habían quedado apartados en el camino y personajes secundarios que hacía tiempo que no veíamos. Así, en el primer arco argumental, La guerra justa, Diana tiene una confrontación con un recuperado Ares teniendo como telón de fondo un conflicto armado sobre la independencia de un territorio en un país de Europa del este, reflexionando sobre conceptos como justicia o venganza en un contexto bélico. Sí, se pueden hacer historias de superhéroes mainstream alrededor de temas serios y Wilson parecía tener esa idea en mente al principio de su etapa. También recupera la trama de la hija de Veronica Cale, y volvemos a ver al minotauro Ferdinand, uno de los personajes secundarios a los que más cariño tenemos los lectores de la Amazona. Buenas ideas y conocimiento al pasado del personaje, eso era un buen cimiento de lo que prometía ser una buena temporada. Más aún teniendo en cuenta que estaba acompañada de artistas del nivel de Cary Nord y con un Xermánico que cada día resulta más interesante.

wonder woman gww1 pg2

Como ya hemos comentado, al final G. Willow Wilson ha terminado siendo una más en la lista de autores que están de paso en Wonder Woman. Y aunque su nombre no vaya a engrosar la lista de autores que hicieron historia con el personaje, estos primeros números sí que han resultado ser unos tebeos muy por encima de la media, y, junto a los de Greg Rucka, lo mejor que se ha podido leer de la Amazona desde el relanzamiento de Renacimiento.

¿Te interesa comprar este cómic?
Hazlo desde este link de Amazon y colabora con Es la Hora de las Tortas.
Precio: EUR 8,07
¿Te interesa comprar este cómic?
Hazlo desde este link de Amazon y colabora con Es la Hora de las Tortas.
Precio: EUR 8,07
Summary
Review Date
Reviewed Item
Wonder Woman, de G. Willow Wilson
Author Rating
31star1star1stargraygray
Compartir:
Enrique Acebes

Enrique Acebes

Quien con monstruos lucha cuide de no convertirse a su vez en monstruo. Cuando miras largo tiempo a un abismo, el abismo también mira dentro de ti.

No hay ningún comentario todavía.

Anímate a ser el primero en comentar.

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Facebook Auto Publish Powered By : XYZScripts.com