El Salón del Manga de Barcelona  de esta año se ha cerrado con un saldo de 65.000 visitantes, según datos de Ficomic. Y la...

El Salón del Manga de Barcelona  de esta año se ha cerrado con un saldo de 65.000 visitantes, según datos de Ficomic. Y la expectativa ha de ser de ir cada año a más, puesto que a partir del año que viene, el Salón dejará de celebrarse en La Farga de Hospitalet, y pasará a llevarse a cabo en la Fira de Barcelona, al igual que el Saló del Cómic.

¿Qué balance podemos extraer del Salón de este año? Pues que es un Salón destinado no a promocionar el manga, sino a contentar a sus visitantes, con exposiciones, actividades y stand a la medida de sus gustos e intereses. De esta manera, cada año el manga y el anime comparten espacio con los videojuegos, la ropa gótica, los puestos de chucherías y ramen y la exposición dedicada a Victoria Francés. Porque ya me dirán ustedes qué tiene que ver la ilustración gótica romántica con el cómic japonés. O el videojuego Gear of War 3 con los tebeos de samurais. Y es que la única explicación es la misma de todos los años: los gustos del público asistente se solapan. Y si da la casualidad de que a las lectoras de manga también le gusta lo que dibuja Victoria Francés, pues adelante. Y si a los lectores varones les gustan los videojuegos, adelante también. ¿Qué tal un puesto de Telepizza o de MacDonald’s para el año que viene? Ya puestos…

Ninguna novedad con respecto al Salón del año anterior. Los invitados, como cada año, carecen de relevancia dentro del panorama comiquero japonés, con la honrosa excepción del mangaka Hiroshi Hirata. A diferencia del Saló del Cómic, que cada año trae al menos a un autor de primera fila, en el Salón del Manga aún tenemos que ver a alguien de la importancia de Toriyama, Takahashi, Shirow o al menos alguno de los autores actuales más importantes. Esto es algo que Ficomic debería mejorar para promocionar realmente el manga, y no limitarse al circo otaku al que se ha reducido este Salón.

Esperemos que con el cambio de ubicación el año que viene Ficomic tenga a bien reconsiderar la dirección que está tomando el Salón. Ya existen jornadas otakus suficientes. El Salón del Manga más importante de Europa no debería reducirse a ser una más, sino que debería dar al manga, que es el núcleo alrededor del cual todo este mundo gira, la relevancia que se merece.

Ah, y poner unas duchas a la entrada, o algo.

Compartir:

Antonio Hidalgo

Anteriormente conocido como El Tete, abandonó los sellos y las RCLTG para encargarse de esta web. Y no volvió a mirar atrás. Bueno, algún vistacillo ocasional sí que ha echado.

Facebook Auto Publish Powered By : XYZScripts.com