¡Hola amiguitos! Bienvenidos una vez más a ¡Viñetas y … acción! Esta entrega es muy especial por varios motivos: En primer lugar, porque tras... ¡Viñetas y … acción! 27 Batman de Tim Burton

logo viñetas y accion

¡Hola amiguitos! Bienvenidos una vez más a ¡Viñetas y … acción! Esta entrega es muy especial por varios motivos: En primer lugar, porque tras hablar de Batman de Tim Burton nos vamos a tomar un descanso hasta el mes de septiembre;  y en segundo lugar, porque con esta película asistimos al renacer de las adaptaciones de DC Cómics… La pena es que tardarían menos de una década en volver a hundirse.

chiste-batman-macumba

Imaginad la situación: estamos en 1989 y la Warner Bros lleva casi quince años tratando de sacar adelante una película de imagen real de Batman, proyecto que alcanzó prioridad tras el  hundimiento definitivo de la franquicia después de Supergirl y Superman IV (que no fue cosa suya, sino de la Canon), ya que se pasaron parte de los ochenta contando los dólares que les dieron las primeras tres entregas de Superman.

Sobre la mesa tenían infinidad de guiones, alguno de ellos firmado por gente como Steve Englehart, y otros completamente disparatados, llenos de humor y aventuras ligeras (que resultaban más propios de Superman que del alter ego de Bruce Wayne). En la Warner alguien puso sobre la mesa el nombre de Tim Burton que, por aquel entonces, sólo había estrenado una película y tenía a punto de caramelo Beetlejuice. Finalmente,el éxito comercial y de crítica de ésta provocó que acabase sentándose en la butaca de director, siendo una de sus primeras decisiones proponer a Michael Keaton como Bruce Wayne. Anteriormente se habían escuchado nombres como Mel Gibson, Dennis Quaid o Val Kilmer (que curiosamennte sería Batman ocho años después), pero Keaton era un actor de comedia, y eso incendió a los fans que ante la falta de internet en esos años lo que hicieron fue saturar a los estudios de cartas.

alt poster

Esta presión mediática obligó a Burton a tomar la decisión de rodar toda la película en Londres en los estudios Pinewood. En Inglaterra también había fans de Batman, pero los ingleses, con su horchata en las venas, no son tan ruidosos. Al final Burton se puso a rodar siguiendo el guion de Sam Hamm que, al contrario que el director, sí que conocía bien a Batman y se había leído muchos cómics suyos. El guion era oscuro, bebiendo claramente de la fase por la que estaba atravesando en esos momentos el cómic estadounidense, había elementos de La broma asesina y de El regreso del caballero oscuro, y definitivamente se dejó de lado el tono de la serie de los años sesenta de Adam West. Sin embargo el rodaje no fue precisamente bien: Burton tuvo un gripazo que le hizo estar drogado por los analgésicos (eso dice él, yo creo que es así de normal), el guion sufrió muchas revisiones y en la Warner estaban francamente acojonados por no llegar a la fecha prevista de estreno y perder así las muchas exclusivas a nivel de merchandising que estaban preparando (llamativo fue especialmente lo nerviosos que estaban para que la cadena Burguer King no se mosquease con ellos). La sangre no llegó al río y la película, que costó 40 millones de dólares recaudó 411 en todo el mundo, de los cuales 251 fueron solamente en territorio americano.

Tim_Burton_Batmobile

Para la posteridad Batman de Tim Burton ha sido recordada por muchos factores. Uno de ellos es el acabado de la cinta: El diseñador de producción Anton Furst construyó una Gotham para que hicieron falta más de cien trabajadores y que ocupó los mencionados estudios Pinewood al completo. Hay que reconocer que su ciudad gótica tiene personalidad, aunque el cartón piedra usado en su mayoría no ha terminado de aguantar del todo bien el paso del tiempo. Donde Furst dio el do de pecho fue en los cacharritos de Batman: Su Batmóvil ha terminado por ser la imagen más popularmente aceptada del coche de Batman (con permiso del de Bruce Timm) y su Batplano también estuvo a la altura. Ambos vehículos eran enormes, amenazantes y majestuosos. El bueno de Anton se llevó merecidamente el Oscar de la academia por su trabajo.

batman joker

También fue meritorio el traje diseñado por Bob Ringwood, que parecía más una armadura debido a su rigidez y que era bastante incomodo en palabras de Keaton (aunque curiosamente el actor fue el que menos se quejó de todos los portaron el traje de Batman durante la tetralogía original). El uniforme que Batman llevó en la película recuperaba el óvalo amarillo (circunstancia que tuvo su reflejo en las viñetas), lo que fue muy criticado por el fandom. El propio Bob Kane, en una artimaña de la productora, dio su visto bueno para acallar a las masas. Por cierto que Kane iba a tener un cameo en el filme pero no pudo ser por una enfermedad imprevista. Al final su aparición se limitó a un boceto de Batman con su firma.

Terminando ya con los aspectos técnicos de la cinta, no podemos olvidar la maravillosa banda sonora compuesta por Danny Elfman, que le terminó por dar un Grammy. El amigo del cineasta consiguió despuntar de sobremanera gracias a unas melodías que han terminado trascendiendo y quedando grabadas a fuego en la mente de los fans. Para aumentar aun más las arcas la Warner Brothers, consiguió que Prince les compusiera y cantara algunas canciones para los fragmentos del Joker, que tampoco se quedaron cortas a la hora de vender discos.

batman pistola

Y llegamos así al Joker. Para la némesis de Batman (que no podía ser otra que el Guasón en su primera película para los cines) la Warner contrató a Jack Nicholson, quien puso mucho de su papel en El resplandor para dar vida al villano: divertido, irónico, exagerado, exasperante… Su carácter era más un reflejo del Joker de los sesenta que del perturbado villano que pudimos ver en cómics como el mencionado de La broma asesina. La versión del Joker que nos llegó obedeció a los caprichos de un guion cambiante que lo acabó convirtiendo en el asesino de los padres de Bruce Wayne y por consiguiente creador de Batman. Su origen es similar también al del cómic de Alan Moore y Brian Bolland, pero su papel muchas veces queda desdibujado debido a los tumbos que iba dando el libreto de un lado a otro, y que provocaron que muchas veces el personaje apareciese sin más en un lugar sin saber como había llegado allí (como por ejemplo en el climax de la catedral). La figura de Joker como creador de Batman no es un problema per se, lo malo es que no se supo aprovechar bien. El Batman que nos encontramos mata, decisión polémica que no gustó, y usa algunos gadgets que son similares a pistolas, otro elemento que fue criticado. Eso sí, no estamos ante una cinta de origen: Batman sale en el minuto tres en todo su esplendor y luego le perdemos de vista hasta el minuto 25, y el asesinato de sus padres mostrado a modo de flashback apenas ocupa un instante, con escena del collar de perlas incluída. Sin embargo Keaton ofrece una de cal y otra de arena en su interpretación. Como Batman convence gracias a su mirada fría y vacía, pero como Bruce Wayne es un completo pardillo al que es muy complicado creerse como el Playboy seductor que se supone que es.

Michael Keaton, Jack Nicholson & Tim Burton

El resto del casting estuvo completado con Billy Dee Williams como Harvey Dent en un papel que no tuvo trascendencia alguna y que a la postre es recordado como uno de los primeros cambios de etnia en un personaje de cómic en su paso al cine. También tuvimos a la espectacular Kim Basinger como Vicky Vale en una actuación convincente a más no poder, y por último a Michael Gough como Alfred, y que acabo siendo el único interprete que aparecía en las cuatro películas de Batman estrenadas entre 1989 y 1997.

Batman de Tim Burton no es una película perfecta: ofrece tantas luces como sombras. Es visualmente atractiva y tiene mucho ritmo. Las escenas de acción acompañadas por la música de Danny Elfman son muy efectivas. Sin embargo, su principal legado a destacar es la tremenda Batmania que despertó en todo el mundo en un fenómeno que se ha repetido pocas veces contadas en los años 90, más allá de la fiebre desatada por estrenos como Las Tortugas Ninja o Jurassic Park. En Estados Unidos las cabeceras de Batman y Detective Comics pasaron a multiplicar por mucho sus ventas, DC estrenó el formato de novela gráfica con Arkham Asylum (que todavía le da suculentos cheques a Grant Morrison) y también creó la antología Shadows of the Bat con equipos creativos rotativos de primer nivel. España no se quedó corta: Zinco publicó la adaptación al cómic realizada por Jerry Ordway con dos portadas diferentes (circunstancia que hoy en día todavía es bastante extraordinaria en España), el desaparecido periódico Diario 16 regalaba las tiras de prensa de Batman en edición dominical, y lo mejor fue que en el madrileño Parque de atracciones hubo durante mucho tiempo una réplica a tamaño real del Batmóvil con la que los niños flipamos en colores.

movie adaptation

Y esto es todo lo que teníamos que contar de Batman. Podríamos haber seguido durante mil palabras más, pero tampoco es plan de aburriros. Esperamos que os haya gustado y nos vemos en septiembre.

Compartir:

Txema Sáez

Fanático sin solución del cómic de superhéroes, del manga, del cine de terror, la literatura fantástica, los videojuegos y más heavy que una lluvia de mercurio al rojo vivo. Como los mejores turrones, he vuelto a casa por Navidad (aunque trece años he tardado).

  • Ibrahim

    21 julio 2019 #1 Author

    En la película Bruce Wayne no es un playboy seductor, nunca es presentado de ese modo, al contrario, se le presenta como casi un recluso, hasta el punto que dos periodistas ni siquiera conocen su cara cuando van a su casa

  • Txema Sáez

    21 julio 2019 #2 Author

    Gracias por comentar Ibrahim. Quizás me expresé mal. Desde luego que la caracterización de Keaton es acorde con como quiere Burton presentar a Wayne en la cinta. Pero esta forma de tratar al alter ego de Batman se distancia por completo de lo que se supone que debía ser Bruce Wayne.

  • XAVI

    22 julio 2019 #3 Author

    La verdad es que fue todo un fenómeno. De seguir la serie de BATMAN con Adam West a ver en cine este Batman de Burton, pues es un salto abismal. Furst se salía con la Gotham que creó, oscura, opresiva, llena de cañones de cemento. El batmóbil es una maravilla. En un principio no me acabo de cuadrar pero visto en acción acojona. La BSO de Elfman es imposible no pensar en ella. Incluso se reaprovechó por Shirley Walker para Batman TAS.

    Luego está el Joker de Nicholson. Hombre, tras ver a César Romero en acción, Nicholson es terrorífico.

    Por cierto, te recomiendo – BATMAN: EL RESTO ES SILENCIO – DAVID HERNANDO una buena guía de lectura respecto del Murciélgo. A mi me encantó. En el libro sale bastante comentario de la película amén de muchas más cosas de la historia del murciélago. Un saludo!

    https://www.casadellibro.com/libro-batman-el-resto-es-silencio/9788496121522/963427

  • Txema Sáez

    28 julio 2019 #4 Author

    Desde luego a nivel visual fue rompedora. Y a nivel de mass media, todavía más. COñe pues ese libro lo tengo, y mira que me gusta consultar fuentes y textos teóricos sobre las pelis de las que escribo, pero se me olvidó completamente su existencia. Cuando volvamos tras el verano lo tendré en cuenta. Gracias por el recordatorio.

  • XAVI

    29 julio 2019 #5 Author

    A tí, Txema!

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Facebook Auto Publish Powered By : XYZScripts.com