Bienvenidos a Viñetas y Acción, una nueva sección quincenal en la que iremos dando un repaso a la historia de las películas Marvel, con... ¡Viñetas y… acción! 1: Howard el pato

Bienvenidos a Viñetas y Acción, una nueva sección quincenal en la que iremos dando un repaso a la historia de las películas Marvel, con textos de Txema Sáez y dibujos de Víctor Gómez (Hero Kids, Todavía Leyendo Tebeos). Y sin más, vamos con la película con el debut de Marvel en el cine… ¡Howard el Pato!

Howard el pato

Pues sí amigos, ¿en qué estaría pensando George Lucas? ¿En dinero? Pues esperemos que no fuera eso, porque “Howard The Duck”, fue uno de los más sonados fracasos de 1986, la película costó la friolera cifra de 37 millones de dólares, casi el doble que por ejemplo “Aliens” de James Cameron. Pero recaudó 38 en todo el mundo, mientras que la cinta de nuestros xenomorfos preferidos, hizo un total de 131 millones.

Todo un traspiés para George Lucas, que según dicen se emperró en hacer esta película (la primera adaptación de un cómic Marvel en pantalla grande, ahí es nada), dada su afición a los seriales comiqueros de terror, seriales donde debutó esta querida “chunga” de Donald, en concreto fue en el “Adventure Into Fear 19”. También dicen las malas lenguas, que el bueno de Lucas necesitaba pasta, pues su divorcio le estaba dejando en calzoncillos y el caprichito de construirse el rancho Skywalker, le habían dejado seco.

Pues con “Howard The Duck”, no la recuperó, desde luego que no, pero es que encima en 1987 volvió a palmar pasta por culpa de “Willow”, lo que según cuentan (de nuevo las malas lenguas) propició una tercera entrega de Indiana Jones con su amigo Spielberg, que en principio no estaba programada.

¿37 millones de dólares? ¿En serio? Claro, que dos fueron destinados para los ocho trajes que se construyeron del pato Howard (bastante apañados para la época) y para las escasas escenas de efectos especiales donde se usó a tope el programa After Effects y que fueron responsabilidad de Joe Johnston (director más tarde de “Rocketeer” o “Captain America: The First Avenger”) en los efectos convencionales y de Phil Tippet dándole brillo al Stop Motion, con unos resultados francamente buenos y reivindicables.

De todas formas, creo que ya hemos dejado claro que con “Howard The Duck”, palmó pasta hasta el de las palomitas ¿fue justo? Pues no sabría qué decir, desde luego no es una buena película, su guion es absurdo y su ritmo está mal planteado, dura 106 minutos y hasta que no llevas casi la mitad no sabes de que va realmente, tiene buenos puntos de humor y desde luego uno de los principales atractivos fue la personalidad de Howard con su mala leche, sus palabrotas, su cinismo y su “quack fu”.

El director Willard Huyck (habitual colaborador de George Lucas en “Indiana Jones Raiders of The Lost Ark” o “American Graffitti”), venía de dirigir tres comedias chuscas, siendo ésta su última aparición como realizador y no supo dar con el tono, a medio camino de comedia familiar de la Amblin de Spielberg (donde habría encajado perfectamente), cine de aventuras y peli de fantasía.

Nadie se esperaba tal hostia en taquilla, pues el casting principal llegó a firmar por tres entregas y ya que mencionamos al reparto, cabe destacar que este fue uno de los primeros trabajos de Tim Robbins y que lo hizo tan bien que se ganó un Razzie, de los cuatro a los que estuvo nominada la peli (peor película, guion y efectos digitales), como chica del héroe tenemos a Lea Thompson, que en ese momento lo petaba con “Back To The Future” y que es la cantante de un grupo llamado Cherry Bomb (¡Hola, Jem y los Hologramas!), siendo la misma Lea la que canta realmente en la película, así que merito tiene la chiquilla y culpa suya no fue que el libreto fuera una mierda, lo mismo se puede decir de Jeffrey Jones, que igual se pasó sobreactuando cuando estaba poseído por uno de los “señores de las tinieblas del universo”.

Y como ya se sabe, que si pones un circo te crecen los enanos, la película no estuvo exenta de polémica, hubo líos con los derechos del personaje y con Steve Gerber (todo esto “off the record”). También fue acusada de ser una explotation cutre de “E.T.”, pero claro en 1988, se estrenó “Mi Amigo Mac” y la gente dejó en paz a Howard, el pato antropomórfico que fue un claro precedente de “Harry” o del catódico “Alf”, al César lo que es del César y a Howard lo que es de Howard.

Para ir terminando y hablar un poco del impacto que tuvo “Howard, Un Nuevo Héroe” (nombre que tuvo a nivel internacional por si conseguían algo más de impacto) en España, lo que nadie puede negar es que estamos ante un clásico del videoclub al 100 %, todo el mundo recuerda esa mítica portada donde solo había un huevo, con un pico de pato asomando, desde luego, que pocos chavales podían saber que estábamos ante un personaje de cómic, pues en aquella época sólo se había adaptado a Superman y como mucho a Hulk en la pequeña pantalla.

Pero para mítica, la primera secuencia de la película donde conocemos a Howard y su afición por los puros, las cervezas, las revistas porno y esa mítica escena con ¡las patotetas!

Y con esto terminamos, la primera entrega de “Viñetas y Acción!”, nos leemos en quince días con “The Punisher!”.

Compartir:

Txema Sáez

No hay ningún comentario todavía.

Anímate a ser el primero en comentar.

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Facebook Auto Publish Powered By : XYZScripts.com