¡Hola amiguitos! Bienvenidos una quincena más a Viñetas y … ¡Acción! Como ya os habréis dado cuenta, nos hemos metido de lleno con DC... ¡Viñetas y … acción! 22 Superman II de Richard Lester

logo viñetas y accion

¡Hola amiguitos! Bienvenidos una quincena más a Viñetas y … ¡Acción! Como ya os habréis dado cuenta, nos hemos metido de lleno con DC Comics, y si hace un par de semanas hablábamos de Superman de Richard Donner, sacrosanta para muchos, hoy vamos con Superman II del mismo director… oh wait!

Superman II

Según rezan los títulos de crédito Superman II estuvo dirigida por Richard Lester, un amigo personal de la familia Saldkin con la que ya había trabajado en la demencial Los 3 Mosqueteros. Donner, pese a que fue contratado para dos películas, fue despedido al comienzo del rodaje por desavenencias con los productores, y ha afirmado, siempre que ha podido, que fue un infierno trabajar con ellos. Según algunas informaciones, llegó a rodar el 70% de la cinta y en el año 2006 se estrenó su montaje.

Pero Donner no fue el único que tuvo problemas con el clan Saldkin. Margot Kidder se quejó amargamente del trato que se le dio a Donner y como “castigo”, su papel en la tercera entrega de la saga (que ya era anunciada en los títulos de crédito finales) fue reducido a una serie de cameos que apenas llegaban a los diez minutos. Para sustituir al personaje se contrató a Anette O’Toole para dar vida a Lana Lang (curiosamente la misma actriz interpretaría a Martha Kent durante diez años en Smallville).

niagara

El libro vino firmado por Mario Puzo y David y Leslie Newman, aunque realmente la primera entrega y parte de la segunda fueron rodadas a la vez para ahorrar costes. De ahí que el prólogo de Superman presentase el exilio del General Zod y sus secuaces, y que esa trama sea el motor de la secuela. La entrada de Richard Lester es la clave del tono de la película: en Superman II vemos mucha comedia, muchos chistes tontos y mucha menos sutileza que en la primera sobria y más seria entrega. El director se empeña en hacer hincapié, y tampoco le faltaba razón, en que el único disfraz de Superman son las enormes gafas y claro, Lois (Margot Kidder vuelve a estar enorme) como avezada periodista que es, lo descubre enseguida.

poster b

Hay bastante comedia de enredo y de situación, que he de reconocer que funciona bastante bien. Esta secuela dura dos horas, y si en la primera entrega tardábamos una hora en ver a Superman, aquí estamos casi una hora sin verlo entre que decide usar una máquina para perder sus poderes y así ser humano o no, para así poder zumbarse a Lois sin reventarla (llamadme bestia, pero es la puñetera verdad). Creo que esta subtrama no casa muy bien con Superman, él nunca renunciaría a ayudar a la humanidad por algo que él consideraría tan egoísta como es la felicidad personal. Tampoco buscaría venganza contra el camionero que le da una paliza cuando no tiene poderes como sucede en la última escena de la película.

lois y clark

Superman II trata mucho de Lois y Clark y tiene grandes momentos como el rescate de Superman en las cataratas del Niagara que destapa la tapadera del chico de Smallville (con la consiguiente escena de Lois tirándose al agua y Clark tras ella sin hacer uso de sus habilidades y así seguir pareciendo patoso). Es precisamente su “patosismo” lo que le hace quedar finalmente en evidencia. La comedia también afecta a Lex Luthor con un Gene Hackman desatado y pasado de rosca que es de lo mejor de la película.

Pero volvamos al meollo de la acción y de la historia. En Superman II, nuestro Hombre de Acero debe enfrentarse a tres kryptonianos (inicialmente había planeado un cuarto llamado Jack El). Estos son Zod, Ursa y Non. En la cinta que nos ocupa vemos cómo la explosión de la bomba de París (primera y muy épica escena de la película) les libera de su prisión, aunque inicialmente Donner había planeado que fuera el misil que Superman manda al espacio al final de la primera entrega el catalizador de su liberación.

moon

Zod es interpretado por el gran Terence Stamp (que volvería al cine comiquero como Stick en Daredevil) y se metió tanto en su papel que más de una vez reprendía al resto del equipo por llegar tarde al rodaje. El boxeador Jack O’Hallan, que llegó al número cinco del ranking mundial en su categoría, interpreta a Non y tan solo se encarga de sumar músculo al reparto porque no llega a decir ni una sola palabra. Y por último tenemos a Ursa, a la que Sarah Douglas hace suya y en la primera escena en la Luna queda retrata como una sádica a la que nada le importan los débiles humanos. Lo cierto es que poco se debió de usar de los 54 millones de presupuesto para esta escena porque es bastante cutre.

volando juntos

La mano de Lester también se nota en los villanos y su necesidad de hacer cómicas todas las situaciones. Aunque letales, el trío Kryptoniano también parece bastante monger. Las continuas referencias al llamado Planeta Washington llegan a exasperar. Por otro lado, la escena del asalto a la Casa Blanca es bastante espectacular y la pelea de Supes con el trío Lalala queda realmente bien en pantalla, trasladando algo de la épica del papel al celuloide.

Los villanos molan mucho, tanto que hasta tienen poderes de lo más surrealista, como cuando remodelan con su mirada láser el monte Rushmore a su imagen y semejanza. Pero como no se sabía qué hacer con ellos, acaban todos muertos de la manera más tonta posible en la escena final en la Fortaleza de la Soledad. Hay una escena alternartiva donde su destino era otro. Se dice, entre muchas otras cosas, que Lester no los quería para la tercera entrega, y de hecho, el futuro villano no sería otro que el cómico Richard Pryor. Una elección que evidenciaría el cambio de paradigma.

En definitiva, Superman II es una entrenida secuela que cuadriplicó su presupuesto en taquilla y recaudó casi 200 millones en todo el mundo. La cinta humaniza al personaje y desde luego es divertida, nada que ver con las desastrosas secuelas que estaban en el horizonte. Como curiosidad, añadir que en los títulos de crédito iniciales se resumía la primera entrega, una costumbre muy ·”ochenter” que también se pudo ver en sagas como Rocky o Karate Kid.

Esperamos que os haya gustado esta entrega y volvemos en quice días con Swamp Thing de Wes Craven, pochismo en estado puro. Creo que no me pagan lo suficiente…

Compartir:

Txema Sáez

Fanático sin solución del cómic de superhéroes, del manga, del cine de terror, la literatura fantástica, los videojuegos y más heavy que una lluvia de mercurio al rojo vivo. Como los mejores turrones, he vuelto a casa por Navidad (aunque trece años he tardado).

No hay ningún comentario todavía.

Anímate a ser el primero en comentar.

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Facebook Auto Publish Powered By : XYZScripts.com