Tal vez deberíamos estar hartos de eventos. Sólo en los últimos cinco años: Pecado original, Axis, Universo Spiderman, Vórtice negro, Stand off, Las guerras... Vengadores 92: Sin rendición

Tal vez deberíamos estar hartos de eventos. Sólo en los últimos cinco años: Pecado original, Axis, Universo Spiderman, Vórtice negro, Stand off, Las guerras de Apocalipsis, Civil War II, Inhumanos contra X-Men, Imperio secreto… y ahora Sin rendición (y ni siquiera he nombrado todos). Cada cierto tiempo un megaevento que lo cambiará todo nos llega desde Marvel cuando lo cierto es que lo único que no cambia es que en unos meses sabemos que tendremos otro.

Vengadores 92: Sin rendición

¿Qué tiene Sin rendición que lo hace distinto? Para empezar, el planteamiento de la historia es un crossover sin serlo. Olvidados de chorrocientos tie ins. Para la ocasión, han unificado todas la series Vengadoras (Vengadores, Imposibles Vengadores, Vengadores USA y la extinta Vengadores indignados) en una sola cabecera. Los tres guionistas implicados han juntado sus cabezas para urdir una sola historia. El resultado es una gran reunión para una historia de inmensas proporciones… es decir, un evento con mayúsculas, pero diseñado para eliminar todo lo desagradable de los eventos. Bueno si acaso, sufriremos el baile de dibujantes, ya que cuatro números mensuales es inasumible para uno solo, pero de algún modo hasta eso nos da una lección a nivel editorial. Sin rendición ha sido organizado en cuatro actos (cada uno en un tomo español en el formato de la serie mensual de Spiderman) y en cada uno tendremos a su propio equipo gráfico (salvo en el gran final que confluyen todos). Además no podíamos empezar mejor que con Pepe Larraz, pero veamos antes qué nos trae el arranque de Sin rendición.

Podríamos decir que una catástrofe global precisa que se unan todos los equipos de Vengadores, pero es que cada página de Sin rendición sube las apuestas y la catástrofe global es solo el principio. Al desastre a nivel planetario (cuyas causas nos ahorramos por aquello de los spoilers) se le suma el regreso de un antiguo Vengador (o algo así), varios Vengadores que resultan paralizados misteriosamente, la Orden negra, la Legión letal, un juego a nivel cósmico, la vida de Jarvis pendiendo de un hilo y casi un nuevo acontecimiento por cada página. Este inicio de Sin rendición es como una gran traca final.

Vengadores 92: Sin rendición

Por el momento todo son incógnitas, pero el tebeo no nos da ni rendición ni respiro para pararnos a reflexionar sobre alguna de ellas antes de que nos llegue el siguiente zambombazo. Tantas amenazas paralelas nos llevarán a la formación de equipos específicos para cada una de ellas, en la más pura tradición clásica de los eventos Vengadores. De hecho, Sin rendición sabe aunar el clasicismo de las viejas peleas superheroicas con esa puesta en escena a lo grande nacida de Authority o Ultimates en el siglo actual.

Tal vez un evento tan desmesurado como Sin rendición podría haberse quedado cojo con un dibujante menos competente, pero tenemos a Pepe Larraz y actualmente muy pocos dibujantes están a su nivel a la hora de dibujar superhéroes. Aunque parezca que fue ayer, Pepe Larraz ya lleva desde 2010 regalándonos su talento en la Casa de las Ideas (aunque hemos de sacar pecho porque en las tortas ya le pusimos el ojo mucho antes). Sin duda ha sido uno de los mayores hallazgos de los últimos años. Es realmente complejo encontrar en un dibujante tan joven el nivel de composición, narrativa, versatilidad, movimiento y acabado que encontramos en este madrileño. Por si alguien aún no sabe cómo se las gasta, os invito de nuevo a ver este vídeo en el que nos ilustra en los entresijos de su arte.

Vengadores 92: Sin rendición

Quizá sea por el inmenso impacto visual de Larraz o quizá por esa trama que insiste en apabullarnos en cada momento, pero Sin rendición es un tebeo en el que no encontramos apenas la huella personal de un guionista. Quizá esto pueda ser un inconveniente en algunos aspectos, pero sin duda es un acierto en otros. Esto significa que guionistas tan variopintos como el veterano Mark Waid, el pujante Jim Zub o el peculiar e irregular Al Ewing reman en la misma dirección de manera equilibrada aportando cada uno lo que mejor sabe hacer, pero sin preponderar unos por encima de otros y dejando que sea la trepidante acción la se nos venga encima sin que podamos verle los hilos (al menos mientras consiga aguantar este ritmo).

Para mayor aliciente, Sin rendición puede funcionar incluso para aquellos que lleven un tiempo sin acercarse a los Vengadores y busquen un punto de arranque, con la suficiente información como para ponernos al día rápidamente, a la vez que disfrutamos de un evento contenido y bien coordinado. Así sí, Marvel.

Vengadores 92: Sin rendición

Summary
Review Date
Reviewed Item
Vengadores 92: Sin rendición
Author Rating
51star1star1star1star1star
Compartir:

Alain Villacorta "Laintxo"

Fue picado por un cómic radiactivo y ahora ve el mundo a través de viñetas y tiene el sentido de la realidad proporcional de un tebeo. No os preocupéis, no es peligroso... creo...

No hay ningún comentario todavía.

Anímate a ser el primero en comentar.

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Facebook Auto Publish Powered By : XYZScripts.com