«Es que eran los noventa…». Atentos, porque vamos a usar mucho esta frase. Veneno: Protector letal es una de esas series que reúnen todas... 100% Marvel HC. Veneno: Protector letal

«Es que eran los noventa…». Atentos, porque vamos a usar mucho esta frase. Veneno: Protector letal es una de esas series que reúnen todas las bondades y defectos del mercado editorial del cómic durante la década de los noventa. Os puede gustar más o menos… pero es la historia. Un personaje que comienza su andadura como interesante giro argumental para sacar un nuevo villano pero que acaba teniendo tanta popularidad que deciden darle su propia serie. Ahora repasaremos un poco la trayectoria editorial de Veneno, pero lo que aquí vemos no fue nada raro, y aunque la serie haya envejecido bastante mal, hay que saber apreciar algunas cosas que intentaron hacer sus autores. Además, según me cuentan mis compañeros (perdonad, pero yo no me quedé a comprobarlo)… ¡es la mejor de las miniseries del personaje!

Protector letal
Bromas aparte, poneos en contexto. Resumiendo mucho, recordad que en 1984, durante el trascurso de las Secret Wars, Spiderman consiguió su traje negro tan característico, que acabaría manteniendo durante su etapa con Michelinie y McFarlane. En la etapa previa de Tom De Falco y Ron Frenz se dejaba claro la naturaleza alienígena del traje y posteriormente se profundizaría en su naturaleza simbiótica con su portador (de ahí que se le conozca popularmente como simbionte). Conocimos a Brock durante la etapa de Peter David en Amazing Spiderman, y concretamente, en la historia con el asesino en serie, el Comepecados. Eddie Brock trabajaba como periodista para el Daily Globe y quedó en ridículo por haber publicado una exclusiva sobre la identidad del asesino, que acabó demostrando como falsa Spiderman al desenmascarar al verdadero asesino. A partir de ahí comienza un odio hacia el superhéroe que acabará aprovechando el simbionte para encontrar a su nuevo huésped, surgiendo de dicha unión uno de los villanos más carismáticos que ha tenido el personaje. Son cómics de 1986 en adelante. Y la carrera de Veneno no había hecho más que despegar.

Como suele suceder con los villanos que acaban adquiriendo tal popularidad, la editorial decide probar suerte y darle su propia miniserie. Y ahí es donde comienza el principal problema que tiene esta serie leída hoy día. Para darle su propia cabecera, y aunque Spiderman aparezca en la portada de todos los números como reclamo y avisando que es un personaje salido de su serie, hay que suavizarlo. En los noventa no era tan fácil sacar una miniserie de un personaje que mata despiadadamente a los buenos. Así que Michelinie decide aprovechar una tregua que habían firmado Veneno y Spiderman por salvar el héroe a la exmujer de Brock, para mostrar una cara diferente del villano. Por eso, Veneno sigue siendo un personaje con un alienígena sediento de sangre cubriendo la piel de un humano, pero Brock decide que solo atacará a los que lo merecen. Es que eran los noventa… 

Protector letal
Pero como digo, no todo lo noventero es sinónimo de malo, y la serie tiene algunas ideas y esfuerzos que cuando menos son de agradecer. Y comienzo por el guión de David Michelinie, que para tomar al personaje en el punto que lo toma, nos presenta una trama muy compleja para desarrollar en solo seis números. Lleva a Brock a San Francisco, donde encontrará a un grupo que ha formado una colonia subterránea. Entrarán en conflicto con un empresario al que no le interesa que estén ahí, pero también con una ex víctima de Veneno en busca de venganza. No contento con tanto ingrediente, introduce a Spiderman como reclamo evidente (Veneno parecía vender, pero mejor poner a Spiderman por si las moscas) y al padre de Brock. ¿Te faltan ingredientes? ¿Qué te parece un escuadrón de cinco nuevos simbiontes? Es que eran los noventa…

Por si quedan dudas, el primer número de la miniserie fue un rotundo éxito de ventas, superando a muchas de las series de cabecera de la editorial. Una trama muy loca, con excesivos elementos, y con un personaje que no acabas de ver como un personaje bueno. Para mí, siempre ha sido el defecto que le he visto a algunas aproximaciones al personaje, que no me acaban de cuadrar. Es como ver una nueva versión de Alien en la que Ripley lleva un alien amaestrado como sidekick. Como siempre, es mi opinión.

Protector letal
Para el dibujo contaron con un Mark Bagley que a pesar de su todavía poca experiencia, apuntaba maneras con ese dibujo dinámico y esas escenas de acción que sorprenden por su plasticidad y su velocidad. Bagley solo pudo dibujar los tres primeros números de la miniserie, por lo que tuvieron que recurrir al incombustible Ron Lim con la ayuda de Sam DeLarosa. Eran estilos bastante similares por lo que apenas hubo un salto significativo de estilo. Aún así, era un dibujo marca de la década, con gestos de intensidad y dientes apretados, que nadie se confunda.

En definitiva, Veneno: Protector letal.

Estamos ante una serie que fue un bombazo en su época, pero que hay que leer con perspectiva histórica. Si la lees sin ningún tipo de predisposición, como si leyeras cualquier serie actual, sin duda te va a horrorizar, por lo loca que es, la cantidad de personajes y tramas que contiene, y sobre todo (lo que a mí más me ha sacado) por esa necesidad de justificar a un personaje con una naturaleza puramente salvaje y negativa. Veneno es un humano que porta un traje alienígena que necesita matar. El hecho de intentar suavizar ese instinto asesino y mostrar a un Eddie Brock con principios resulta contradictorio de por sí. El Castigador mata por principios a los mafiosos, y no hay ningún pero o condición, es su naturaleza. Aquí se intenta popularizar al personaje con resultados poco notables. Pero, ya sabéis, es que eran los noventa…

Lo mejor: El esfuerzo de Michelinie de plasmar una trama compleja con muchas subtramas y personajes. Ver lo mucho que ha evolucionado Bagley como autor.

Lo peor: Es una historia que soporta el paso del tiempo muy mal.

¿Te interesa comprar este cómic?
Hazlo desde este link de Amazon y colabora con Es la Hora de las Tortas.
Veneno. Protector letal
Vv.Aa and Panini España
Precio: EUR 16,10
Summary
Review Date
Reviewed Item
100% Marvel HC. Veneno: Protector letal
Author Rating
21star1stargraygraygray
Compartir:

Alejandro Martínez

Alcalde no electo de Star City. Conocido en determinados círculos como "El páharo". Era el único que justificaba sus artículos en esta web, pero los caciques que la dirigen me han obligado a dejar de hacerlo... Sniff sniff.

  • Juan

    24 septiembre 2018 #1 Author

    “según me cuentan”
    “yo no me quedé a comprobarlo”
    Siete referencias a “eran los noventa”, con “marca de la década, con gestos de intensidad y dientes apretados”. Creo recordar que fue Alain quien dijo en un podcast que quedarse en los dientes apretados de los 90 ya huele un poco mal.

    Había leído en alguna ocasión que las reseñas de Alejandro eran de lo peor de la web, pero leyendo esta me he sonrojado. Lo que he leído es la descripción de Veneno de la wikipedia reescrita, la sinopsis del tebeo de Amazon y un puñado de frases hechas con una redacción tremendamente pobre.

    Por favor, cuiden un poquito más las entradas. Es mejor que no haya tantas reseñas si para hacerlo hay que bajar la calidad al nivel de este redactor, dicho sin ánimo de ofender. Es mi opinión constructiva.

  • Heriberto el perverto

    24 septiembre 2018 #2 Author

    No estoy de acuerdo con Juan. Aunque esta reseña no haya quedado bien, a veces el señor páharo hace algunas bastante buenas, pero como todos a veces no tiene el día.

  • Xavi

    3 octubre 2018 #3 Author

    «Es que eran los noventa…». – Buena intro. La verdad es que no engaña. Y de hecho, no nos vamos a engañar. Tengo toda la colección y parece una montaña rusa de vaivenes. Lo bueno es que, con el personaje titular en lugar de concederle serie propia para evitar un descalabro mayor decidieron publicar su andadura por medio de mini-series. Este era un recurso muy en boga por aquellos 80-90 en que salían publicaciones de personajes con cierta notoriedad en miniseries que si calaban daban pie a una serie regular.

    “Estamos ante una serie que fue un bombazo en su época, pero que hay que leer con perspectiva histórica”. Cierto, hay que leerlo con perspectiva y más si tenemos en cuenta de donde procede. De Spader-Man. No es extraño entonces que el arácnido aparezca (una jugada comercial, cierto) pero éste aparece puesto que entronca con su colección regular (la anteriormente citada maniobra comercial de las mini-series, si se recopilaran en un tomo varias miniseries de un personaje popular, seguro que algo se vendía).

    Si hace unos años teníamos nostalgia de los 80, parece que ahora se tiene de los 90. Sólo espero que los Youngblood de Liefeld no vuelvan…

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Facebook Auto Publish Powered By : XYZScripts.com