D. J. Bryant es un autor que lleva publicando historias cortas en revistas independientes desde 2008. Unreal City supone su primera antología u obra... Unreal City

D. J. Bryant es un autor que lleva publicando historias cortas en revistas independientes desde 2008. Unreal City supone su primera antología u obra completa, y ha sido editada por Fantagraphics en Estados Unidos. Cinco historias situadas en una atmósfera onírica, e incluso surrealista por momentos, con una fuerte carga de sexualidad y que seguro encantará a los admiradores de David Lynch.

Unreal city
Las cinco historias tienen en común el que nunca vas a saber qué es real y qué es soñado. Algunas veces va a ser más evidente, como en Emordana o La inflexión de la nada en el córtex visual, una historia absolutamente onírica, o en La retrospectiva de Yellowknife donde los protagonistas asisten a una exposición centrada en el diseño temporal, pero en las otras tres, Ecos en la eternidad, Evelyn Dalton-Hoyt y Objet d’art suceden cosas que no llegas a saber si son inventadas por los protagonistas o que han sucedido realmente pero algo ha hecho que cambien. Realmente lo interesante de este tipo de obras es precisamente la incertidumbre y la propia interpretación que cada uno quiera darle.

Unreal city está inspirado en el poema La tierra baldía, de T.S. Eliot, cuyo primer verso, El entierro de los muertos, cita esa Ciudad Irreal. Realmente no fue algo original de Eliot, sino que era una referencia a Fleurs du mal, de Baudelaire. Las tres obras aquí implicadas tienen en común la alusión a una sexualidad retorcida y unas actitudes poco beligerantes que podían confundirse con la sumisión. En esta obra vemos mucho de eso: El protagonista de Evelyn Dalton-Hoyt es un tipo que vive oprimido por una pareja con la que parece solo entenderse en la cama. Esta le humilla constantemente y a él se le llega a pasar por la cabeza acabar con la constante vejación de una manera poco razonable.

Unreal city
Igualmente vemos a esa pareja de Ecos en la eternidad donde ella está infelizmente casada con un tipo cuya pasividad llega a exasperar. Me encantan las primeras frases del relato (y de la obra). Comienzan ambos en una cafetería y ella piensa: «Nunca he estado enamorada. El amor nunca formó parte de mi maquillaje químico.» Un comienzo que, mezclado con las expresiones de los personajes ya te mantienen en alerta y despiertan el interés del lector.

Y es que eso es algo que tienen en común con la obra de Lynch. Por mucho que estés perdido en lo que te están contando, el preciosismo formal y la introducción de pequeños ganchos hacen que te cueste abandonar el visionado/lectura. En todo caso, de estas cinco historias aquí incluidas, diría que la única realmente dura de leer por su surrealismo es Emordana, el resto de historias se pueden disfrutar, incluso aunque no las llegues a comprender del todo.

Pero si existe una influencia evidente de obras literarias, otra cosa que tiene mucho peso en todo el libro es la música, con continuas referencias a canciones, incluso llegando a realizar traducciones de canciones de otros idiomas para los textos. Esto se puede ver especialmente en el cuarto relato, que está inspirado en la canción Laura, de Johnny Mercer, cuya versión por Spike Jones (que sirve de inspiración para el relato) es tan alocada como la propia historia de Yellowknife.

En cuanto al estilo gráfico de Eliot, me recuerda mucho a Jamie McKelvie, con ese dibujo limpio, de trazo fino y gestos muy expresivos. Solo lo modifica en La restrospectiva de Yellowknife, donde usa un estilo más cartoon, y de hecho es el único relato que está completamente coloreado. Emordana contiene algún color en algún momento, pero el resto de relatos son completamente en blanco y negro, lo cual sirve para destacar más la expresividad de los rostros. Otra cosa que me ha gustado mucho es cómo usa la simetría de los edificios y esa arquitectura típica americana para transmitir serenidad a la historia, como si fueran el ancla adonde agarrarse cuando la historia se vuelve más loca.

Unreal city
En cuanto a esa etiqueta de la contraportada de «Solo para adultos», se debe a que contiene sexo explícito. Dicho sea de paso, a mí el sexo explícito no me molesta cuando tiene una razón de ser. Aquí hay partes en las que sinceramente no vienen mucho a cuento y entiendo que deben ser un mero homenaje a esas referencias que antes he citado. No son todas, algunas escenas sí tienen un sentido de dominación, o de cambio de actitud de algún personaje. Pero otras son gratuitas en mi opinión.

En definitiva, Unreal City.

Una obra no apta para todos los lectores, tanto por ese sexo explícito del que he hablado antes, como por lo complejas que son algunas historias. Me encanta una de las «reseñas» que vienen en la solapa del final:

Unreal City es como asistir a una fiesta en el subconsciente de David Lynch y descubrir que Charles Burns es el que pone los discos, Daniel Clowes prepara las copas y Suehiro Maruo baila desnudo en el salón.

Resume a la perfección lo que te puedes encontrar en esta obra, editada con un papel de alto gramaje y un tamaño superior al del cómic book estándar.

Lo mejor: La primera y la última historias. Lo magnético que llega a resultar. El estilo de Bryant.

Lo peor: Si no te van las historias surrealistas. El sexo gratuito en alguna ocasión.

Para amantes de historias surrealistas. Para aficionados al cómic underground. Para los que entienden a David Lynch.

¿Te interesa comprar este cómic?
Hazlo desde este link de Amazon y colabora con Es la Hora de las Tortas.
Unreal City
D.J. Bryant and Fantagraphics Books and D.J. Bryant
Precio: EUR 17,98
Summary
Review Date
Reviewed Item
Unreal City
Author Rating
31star1star1stargraygray
Compartir:

Alejandro Martínez

Alcalde no electo de Star City. Conocido en determinados círculos como "El páharo". Era el único que justificaba sus artículos en esta web, pero los caciques que la dirigen me han obligado a dejar de hacerlo... Sniff sniff.

Facebook Auto Publish Powered By : XYZScripts.com