Seamos sinceros con nosotros mismos, cuando sucede un hito como Sandman, sabemos que cualquier explotación posterior no va a estar a la altura. Aún... Universo Sandman. El Sueño: Senderos y emanaciones

Seamos sinceros con nosotros mismos, cuando sucede un hito como Sandman, sabemos que cualquier explotación posterior no va a estar a la altura. Aún así, nos gusta aferrarnos a ese hálito de esperanza de que esta vez no será un mero movimiento de marketing. Nadie confiaba en Obertura y resultó estar más que a la altura. Incluso fuera de las manos de Neil Gaiman, siempre podemos repetir esa joya que es el Lucifer de Carey y Gross. Pero admitámoslo, cuando toda una línea nueva de spin offs de Sandman se anuncia a bombo y platillo desde las oficinas de DC suena a máquina de marketing a todo vapor. Pero veamos qué es eso de Universo Sandman: El Sueño.

Universo Sandman. El Sueño: Senderos y emanaciones

Tenemos por un lado a Simon Spurrier, un guionista que rara vez pincha, pero que nunca termina de despuntar, ni siquiera con La aguja, que le valió una nominación al Eisner, o la reciente (e inédita en España) Coda. Sin embargo, ejemplos como estos nos han demostrado que los mundos de fantasía se le dan bastante bien. Por otro lado tenemos a Bilquis Evely, una artista cuyo currículum no es excesivamente espectacular, con títulos como DC Bombshells o como dibujante de apoyo en la Wonder Woman de Rucka. Pero lo que su experiencia no dice, lo dicen de sobra sus dibujos.

La verdad es que, repasados los autores, tampoco es hayamos esclarecido gran cosa. Ambos tienen talento y ambos están por terminar de eclosionar, con lo que podemos encontrarnos de todo por aquí, así que veamos la premisa: Volvemos al Sueño y lo que vemos nos suena. Un primer vistazo nos hace una ojedada por el reparto conocido: Lucien, Caín, Abel, Mervin, Matthew, Eva y todos los demás. Nos dicen que Sueño de los Eternos ha desaparecido y su reino está abandonado e incluso ya desde la primera viñeta se permite hacer una reflexión sobre las historias. ¿Poca novedad? Tal vez. O tal vez es la manera que tienen de decirnos que ellos también conocen, entienden y aman la historia original. A partir de aquí llegan las diferencias.

Universo Sandman. El Sueño: Senderos y emanaciones

Pese a ser una historia indudablemente coral, hay un personaje de nuevo cuño que sin duda se lleva la atención. Se trata de Dora, una joven ladronzuela que parece poder saltar entre entre los sueños de la gente y cuya historia será fundamental en el devenir del reino del Sueño. Cuando llegamos, hay una grieta, extraños seres se están colando y nuevos jugadores van a tomar partido en la desgobernada política del Sueño. De un modo no excesivamente evidente, pero tampoco sutil, Spurrier trae temas de actualidad a esta nueva realidad como la inmigración, el racismo, la identidad (aquí tal vez no explícitamente de género) o incluso una especie de guiño a algo que podríamos llamar “Make The Dreaming great again”. Sin embargo, pese a que todos estos temas se introducen con elegancia y sin calzadores, tampoco terminan de aportar nada en un primer instante y es que El Sueño: Senderos y emanaciones es un tebeo que te conquista a medida que avanza. Tal vez por un respeto casi intimidante a la obra original, tarda un tanto en arrancar, pero Spurrier y Evely terminan haciéndose con las riendas de un mundo que sigue siendo de algún modo el que fue, pero ahora es el de Spurrier y Evely.

El Sueño: Senderos y emanaciones es un tebeo que al terminar recompensa el haber sido paciente, el haber dejado construir una idea que sabe ser respetuosa con el material de origen y tener su propio rumbo y modo de hacer las cosas. Evidentemente no es Sandman y no la recordaremos como a ésta dentro de treinta y tantos años, pero sabe crear un mundo y una historia solvente con un reparto sólido y definido, una trama hilada con mimo, un subtexto equilibrado en ambición y resolución y francamente bien dibujado.

Universo Sandman. El Sueño: Senderos y emanaciones

Y es que si a Spurrier hay que darle tiempo para conquistarnos, con Bilquis Evely la cosa es amor a primera vista. Es casi una recién llegada y ya se maneja como una veterana en todo cuanto toca: ambientación, caracterización, dosificación del ritmo… el dibujo de Bilquis Evely parece pertenecer a una dibujante mucho mayor de lo que sus 30 años y su experiencia podrían indicar. Si bien ella confiesa influencias más clásicas como Alex Raymond, Al Williamson, Hal Foster o  Alex Toth definir su estilo sería un poco más complicado. Imaginad que un monstruo de Frankenstein hecho de dibujantes Vertigo como Vince Locke, Guy Davis o Michael Zulli tuviera un hijo con Esteban Maroto. Montones de líneas sueltas pero sorprendentemente precisas en cuyas composiciones parece saber de manera natural cuándo desatarse y cuándo comedirse. No deja de ser humana y en algunos momentos se le notan las prisas e incluso necesita ayuda Abigail Larson en algunas páginas, pero olemos madera de estrella en esta artista brasileña..

Tanto Spurrier como Evely son carne de potencial estrellato por su calidad, pero la realidad se impone y para cuando escribo estas líneas ya se ha anunciado la cancelación de la línea Sandman Universe. En cualquier caso, si la tendencia es seguir mejorando como hacen número a número en este primer tomo, no me cabe duda de que tenemos un tebeo de culto entre manos.

Compartir:

Alain Villacorta "Laintxo"

Fue picado por un cómic radiactivo y ahora ve el mundo a través de viñetas y tiene el sentido de la realidad proporcional de un tebeo. No os preocupéis, no es peligroso... creo...

No hay ningún comentario todavía.

Anímate a ser el primero en comentar.

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Facebook Auto Publish Powered By : XYZScripts.com