Para cuando leáis esto ya habrá terminado La guerra de los reinos, el último crossover de Marvel. Es curioso que pese a ser el... Universo Marvel: La Guerra de los Reinos Extra 2

Para cuando leáis esto ya habrá terminado La guerra de los reinos, el último crossover de Marvel. Es curioso que pese a ser el evento que mejor se ha ido cociendo durante años en la cabecera de Thor, teniendo finalmente un alcance global en lo que al cosmos compartido de la editorial se refiere, es uno de los que menos ruido ha hecho, algo que me parece totalmente injusto dada la gran calidad de la historia principal, así como de sus diversos cruces, miniseries y one-shots complementarios.

Giant Man

Como ya habíamos comentado en alguna reseña anterior, desde este año 2019 en Panini España se han integrado en la estructura editorial europea del gigante italiano. Esto supone una unificación de formatos y diseño como el de la colección antológica que hoy nos ocupa. Titulada con el simple nombre de Extra , en este segundo número vemos la misma estructura del primero: tres historias cortas, un número de una miniserie de tres, y finalmente otra miniserie de también tres números, pero completa en este caso.

El tomo vuelve a abrir con Daredevil: El dios de miedo. Jason Aaron está demostrando que puede escribir a casi cualquier personaje de Marvel con acierto. Vale que en los últimos años lo tenemos centrado en Vengadores y en Thor, pero recordemos que también tuvo etapas largas en Ghost Rider y Lobezno. En tan solo ocho páginas demuestra conocer perfectamente a Daredevil y a Kingpin, así como el eterno conflicto que hay entre héroe y villano, quien se luce especialmente. Brillante. La segunda historia está escrita por Devin Grayson, a quien ya habíamos visto de regreso en La casa de las ideas en la serie de Dominó. Cuenta con el Doctor Extraño como protagonista, es una historia funcional que cuenta cómo el peso de Maestro de las artes místicas está presente siempre en la vida de Stephen, ¡incluso cuando está dormido! Un gran relato que hace olvidar hasta cierto punto el sopor al que nos está sometiendo Mark Waid en la serie regular.

War X-Men

¿Recordáis a los Jóvenes Vengadores de Kieron Gillen? Aquella deliciosa serie con aire de delirio Pop Art plagada de dolor existencial y hormonas tiene una digna sucesora en una historia corta escrita por Anthony Oliveira, que con Wiccan, Loki, Hulkling y Kate Bishop realiza una exquisita reflexión sobre la redención y la capacidad de una persona para hacer el bien o el mal. La Guerra de los Reinos solo es una excusa para analizar estos trascendentales temas usando al Dios de las mentiras como vehículo. Deja con ganas de ver de qué sería capaz el guionista con una serie regular protagonizada por estos personajes.

Llegamos al segundo bloque del tomo, con el siguiente capítulo de la epopeya de los Hombres Gigantes aventurándose dentro de los territorios de los gigantes de hielo. Sigo sin entender la decisión de repartir los números de la historia en tomos diferentes, pero bueno. Sea como sea, la historia de Scott Lang, Erik Josten y compañía sigue siendo una lectura agradable y entretenida a la par que adquiere tufillo a Doce del patíbulo o Los cañones de Navarone mezclados con una buddy movie que funciona bastante bien. Tan disfrutable como intrascendente.

Llegamos al bloque principal con una miniserie completa a cargo de Matthew Rosenberg. El guionista se ha convertido por méritos propios en el arquitecto de la franquicia mutante previa al relanzamiento de Jonathan Hickman que podremos leer en España a partir de noviembre. Antes que nada hay que decir que para pillarle el punto a esta limited es conveniente haber leído todo el pifostio montado en Patrulla X Desunida. Aviso porque el grupo de personajes que aquí se presenta es muy variopinto: Cíclope, Madrox, Mancha Solar, Banshee, Loba Venenosa, Espejismo… Estas dos últimas mutantes tendrán un protagonismo especial. Da gusto ver cuando un guionista ha hecho los deberes, y es que en estas páginas veremos a Dani Moonstar responder a la llamada de Odín cuando invoca a todas las Valquirias para que carguen contra los gigantes de hielo. Parece un detalle absurdo, pero desde luego demuestra cariño por los personajes, así como ganas de hacer bien las cosas.

nueva york on ice

En lo referente a la historia podremos ver cómo la Patrulla X se atrinchera en Nueva York como última línea de defensa para todos aquellos civiles que no pudieron ser evacuados por el Doctor Extraño. Los mutantes se enfrentarán a una épica historia que recuerda a sus momentos más trágicos (La masacre mutante, Días del futuro pasado), cuando todo parecía estar perdido. Para Rosenberg la historia que cuenta es importante, tanto que esta limited no es un mero tie-in (en Estados Unidos contó con numeración “Legado”) y en el transcurso de la misma morirán hasta dos importantes personajes de la franquicia. También puede ser que sabiendo que luego llegaba Hickman, todo le importara un carajo y ha cerrado como le ha dado la gana. El caso es que el resultado es francamente bueno. Incluso el dibujo de Pere Pérez me ha gustado mucho, haciendo su mejor trabajo hasta la fecha en Marvel con unas páginas espectaculares a más no poder.

Ojalá todos los eventos de Marvel (o DC) tuvieran unos títulos sacacuartos, que en definitiva es lo que son, tan cuidados y entretenidos como los de La Guerra de los Reinos.

Compartir:

Txema Sáez

Fanático sin solución del cómic de superhéroes, del manga, del cine de terror, la literatura fantástica, los videojuegos y más heavy que una lluvia de mercurio al rojo vivo. Como los mejores turrones, he vuelto a casa por Navidad (aunque trece años he tardado).

No hay ningún comentario todavía.

Anímate a ser el primero en comentar.

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Facebook Auto Publish Powered By : XYZScripts.com