Por fin llega a España el material inédito de la serie que agrupaba en un mismo equipo a los principales héroes de Valiant. Para... Unity Edición de lujo

Por fin llega a España el material inédito de la serie que agrupaba en un mismo equipo a los principales héroes de Valiant. Para hacer memoria, recordemos que los siete primeros números (que en su día también editara Aleta) están contenidos en el segundo tomo de lujo de X-O Manowar. Los siguientes cuatro números forman parte del crossover con Armor Hunters y están contenidos en dicho tomo de Medusa. Hasta los últimos tres números de la serie, se sigue haciendo cargo de los guiones Matt Kindt, aportando una visión única al equipo y que lo diferencia de los grandes grupos de héroes que a todos se nos vienen a la cabeza. Y es que estos Unity de Kindt están mucho más cerca de The Authority que de La Liga de la Juisticia o Vengadores, y prefiere contar historias mucho más intimistas de sus protagonistas antes que tirar del recurso fácil de hacer una ensalada de mamporros sin más, que vendería igualmente bien (si no más).

En este tomo vemos fundamentalmente cuatro arcos argumentales. En el primero de ellos tenemos un pequeño fill-in (Unity #0) en el que se nos cuenta una versión anterior del equipo, con Eternal Warrior acompañado de héroes como Dell, Alpha, y Breaker. Con este número y con lo que se cuenta en el posterior arco argumental de Guerra Encarnada, Kindt nos acerca la filosofía del equipo a una tipo Liga de los Caballeros Extraordinarios, es decir, diferentes encarnaciones de héroes selectos que se encargan de colaborar con el gobierno para la defensa del planeta. Pero para el resto del arco argumental, la premisa es la de buscar a un sustituto a la baja de X-O tras lo acontecido en Armor Hunters, y la elegida no es otra que la amable y admirada Zephyr. Se produce un contraste interesantísimo, porque Faith se une al grupo como se podría unir Kamala Khan o Chico Bestia a los grupos de «los mayores»: con ilusión, admiración y sentido de la responsabilidad. Pero cuando vea que está luchando junto a un grupo de héroes que no dudan en intentar cortarle la cabeza a su enemigo, la historia cambia.

Kindt introduce en este arco también a Los Unidos, un grupo que servirá de contrapunto a Unity y que provocarán unos enfrentamientos muy interesantes. Este grupo está formado por Ultimo (al que conocemos del segundo arco argumental de la última serie de Ninja-K), El Mito, Stock y Gang. Este arco sirve también para plantear el nuevo papel de la robot Gin-GR, que tomó parte en la destrucción de Ciudad de Mexico en Armor Hunters y que Unity tiene como aliada a partir de ahora. El dibujo del grueso del arco corre a cargo de Cafu. Me encanta especialmente lo que hace en el número 14, planteando la acción como fondo a un debate en TV en el que Eternal Warrior intenta justificar las acciones del equipo en dicho enfrentamiento y Livewire es entrevistada y  explica que Gin-GR no es una amenaza. Cafu lo plantea con dobles páginas en las que el 20% inferior está formado por la entrevista/debate, mientras que la acción tiene lugar en la parte superior.


El siguiente arco me parece un absoluta maravilla. Neville intenta dar descanso al grupo después de una misión que ha resultado devastadora para el equipo. En un arco argumental de cuatro números, tenemos a cada uno de los personajes mostrando sus reacciones posteriores, mientras que Kindt deja la narración de lo que ha sucedido para el último número. Condensa en estos números un estudio de personajes fascinante, y profundiza en la relación de Ninjak con Livewire, o al menos lo apunta. El dibujo es obra de un Pere Pérez muy inspirado, que sabe aportar a cada número un estilo particular y el desenlace tendrá relevancia en el último arco de la serie.

Lo siguientes cuatro números sirven para presentar a Guerra Encarnada, personaje que también ha protagonizado su propia miniserie recién publicada por Medusa: La reina olvidada. Como decía antes, Kindt profundiza en esta idea de formaciones a lo largo de la historia con esta versión femenina de Eternal Warrior cuyo propósito es acabar con esos grupos de superhéroes. Una historia con desarrollo sorprendente y que sirve de despedida por todo lo alto de Kindt de la serie. Sí le veo un defecto a este arco argumental: Los tres primeros números alternan al personaje en el presente, contando historias del pasado, mientras se enfrenta a los miembros de Unity. Para las escenas del presente, el dibujante es el español Jefte Palo con ese estilo peculiar, a lo Chaykin, muy cuadrado y diferente. Para los flashbacks, se encarga José Luis, con ese estilo más mainstream, como el de su compatriota Ed Benes. El problema viene cuando en el último número del arco, ambientado exclusivamente en el presente, se recurre nuevamente a José Luis en lugar de Palo, que es quien se encargaba de la línea temporal de la actualidad.


El tomo cierra con un arco de dos números escrito por James Asmus, y en el que se recurren a sucesos anteriores, relacionados con Armor Hunters. Sin considerar a Asmus un mal guionista, y siendo conscientes del poco espacio con el que cuenta, se nota el bajón de calidad en el guión, siendo una historia palomitera y fan service sin ningún tipo de doble lectura ni de caracterización de personajes como había hecho anteriormente Kindt. Además, el dibujo corre a cargo de un correcto Diego Bernard pero también de un Karl Moline, cuyo dibujo me parece francamente malo.

El último número, el 25, es una gamberrada muy simpática. Quantum y sobre todo Woody, están intentando vender su historia a una productora cinematográfica para que se lleve su vida a la gran pantalla. Los productores no están interesados en héroes de segunda para una primera fase, los ven más bien para una tercera fase (¿dónde habré oído yo eso de las fases en pelis de superhéroes?). Por tanto, Woody se tira el rollo y les dice que ellos conocen a Unity y que pueden contarles historias sobre ellos. Así, tenemos un número doble con pequeñas historias de casi todos los personajes del Universo Valiant, bien porque las protagonicen, bien porque hagan algún cameo. Cada pequeña historia está escrita y dibujada por autores invitados como Donnie Cates, Daniel Kibblesmith, Bart Sears… y un largo etcétera. Número simpático que enlaza además con auqle ofrecimiento que se le hizo la dupla de héroes en su propia serie.


En definitiva, un tomo francamente interesante, con una serie que aporta grandes momentos de épica y unos guiones muy originales y trabajados y que, inexplicablemente seguían aún inéditos en España.

Lo mejor: El trabajo de Kindt en la caracterización de personajes. El segundo arco argumental del tomo. Cómo Faith se espanta de verse dónde se ha metido, con una reacción muy lógica y coherente.

Lo peor: Que hayamos tenido que esperar tanto para leerlo en España. Karl Moline.

Compartir:

Alejandro Martínez

Alcalde no electo de Star City. Conocido en determinados círculos como "El páharo". Era el único que justificaba sus artículos en esta web, pero los caciques que la dirigen me han obligado a dejar de hacerlo... Sniff sniff.

No hay ningún comentario todavía.

Anímate a ser el primero en comentar.

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Facebook Auto Publish Powered By : XYZScripts.com