Existe un género dentro del género de la Ciencia Ficción, el Futuro Distópico dominado por los errores pasados del hombre. Ahí tenemos Akira, la...

Existe un género dentro del género de la Ciencia Ficción, el Futuro Distópico dominado por los errores pasados del hombre. Ahí tenemos Akira, la saga Días del Futuro Pasado o el Juez Dredd. En ocasiones, ese futuro que nos es mostrado no es tan desesperanzador cómo creemos, y nos encontramos con obras, que aún mostrando las miserias de la Humanidad, tienen un componente esperanzador palpable.

Año 2076. Hace más de sesenta años, algo o alguien, hizo explotar la Nube. Internet dejó de existir. Millones de datos de información cayeron del cielo, mostrando las miserias y vidas de todos y cada uno de los habitantes de Estados Unidos. La privacidad quedó al descubierto.

Desde entonces, la existencia de identidades secretas se convierte en el arma perfecta para cubrir el pasado y el presente de la gente.

theprivateeye_01esr00_Página_11

A tal efecto, existen los Paparazzi, detectives privados, encargados de descubrir quién se esconde detrás de las falsas identidades. Perseguidos por los Periodistas, policía encargada de velar por la seguridad de los ciudadanos, los paparazzi serán los antihéroes de la sociedad, elementos disuasorios de la eterna búsqueda de la privación personal.

En The Private Eye, Brian K. Vaughan y Marcos Martín, nos relataran la historia de uno de estos paparazzi, Patrick Immelman, que deberá descubrir quién es el causante del asesinato de su última cliente, atenazado tanto por su hermana, cómo por los Periodistas y un extraño dúo de asesinos a sueldo con acento francés.

A modo de novela negra de los años treinta, nuestro protagonista se desenvolverá en todos los tópicos del género: la Mujer Fatal, el Pasado que siempre vuelve, el Ayudante del Detective, el Despacho cochambroso, el Villano más malo que nadie, ambientado en la ciudad de Los Ángeles (California), escenario ideal para este tipo de historias.

theprivateeye_02esr01_Página_17

Para todos aquellos que pudieron disfrutar de la anterior obra de Vaughan y Martín, Doctor Extraño: El Juramento, sabrán disfrutar del buen hacer de ambos (ayudados por Muntsa Vicente), en esta primera aventura editorial de Panel Syndicate, Web y plataforma creada para la ocasión, donde podremos hacernos con los primeros cuatro números en formato digital de The Private Eye, además de un Sketchbook, ya que son ellos mismos los encargados de publicar y distribuir su obra, al precio que cada uno cree conveniente pagar por cada tebeo.

Aunque el nombre que da mayor publicidad es el de Vaughan, guionista de éxito en televisión y cómic, la estrella absoluta es Marcos Martín, que despliega una vez más una evolución en su ya impactante estilo, mezcla exquisita de clasicismo y mainstream, cómo se pueden ver en todos los diseños arquitectónicos y en las prendas que muestran las identidades secretas de los habitantes de Los Ángeles. Todas las viñetas están repletas de detalles y homenajes, que terminan siendo un placer descubrirlos, engrandeciendo su lectura, al complementar la historia.

theprivateeye_04esr00_Página_04

El arte de Marcos Martín se adapta a la percepción con la narrativa de forma apaisada, elegida tanto por su lectura en tabletas digitales, cómo por el estilo cinematográfico que presenta The Private Eye, necesario para mostrar este futuro colorista y oscuro a la vez, poblado de máscaras e identidades secretas a cada cual más círquense, donde Marcos Martín se encuentra cómodo, y donde Brian K. Vaughan puede explayarse vertiendo su verborrea en un entramado detectivesco con tintes de thriller político y de espías.

theprivateeye_03esr00_Página_20

Aún quedan seis números más para descubrir quién mueve los hilos, que solo será posible descubrir por las aportaciones económicas al comprar el tebeo, de este modo los autores podrán seguir trabajando en los números que faltan. Podemos encontrar The Private Eye disponible en castellano, inglés, catalán y más idiomas más, lo que demuestra el interés de los autores por llegar al mayor número de seguidores. Además, cada número, se encuentra en formato .pdf, .cbr y .cbz, con lo cual no hay excusa posible para hacerse con un número de The Private Eye.

Twitter Panel Syndicate

Compartir:

Marcos Miguel González "Markitos"

Facebook Auto Publish Powered By : XYZScripts.com