– Hey, ¿Has visto la secuela de Amazing Spiderman? – He ido a visionarla la película es un cúmulo de situaciones azarosas en el...

– Hey, ¿Has visto la secuela de Amazing Spiderman?
– He ido a visionarla la película es un cúmulo de situaciones azarosas en el más puro estilo de la fábrica de los sueños de Hollywood mezclada con momentos sacados de cualquier película de Berlanga pero con personajes en mallas luminosas y de colores sin ningún tipo de personalidad de salida que terminan por confundir al espectador debido a unas motivaciones o poco claras o demasiado infantiles que poco o nada tienen que ver con los estudios sobre la infancia de Freud cuando este se encontraba cohabitando en la ciudad de Viena en el momento que la efervescencia juvenil debería ser plena o dicho de otra manera se encontraba palote por los tobillos retozones de la sobrina de su vecina que recuerda poderosamente a la dupla Mary Jane con su tía amiga de la Tía May esa madura encantadora que vemos a lo largo de unos escasos minutos del metraje que por otra parte algo excesivo máxime para ser una obra tan poco primorosa a diferencia de esa obra maestra que es Los Soñadores de Bernardo Bertolucci descubrimiento del Yo y de la propia sexualidad en un triángulo amoroso imposible donde sale tal cual vino al mundo una ninfa de la lujuria llamada Eva Green cuyas sinuosas y cinceladas curvas serían más que perfectas para ser una altiva Gata Negra en la siguiente secuela de Amazing Spiderman pero retomando mi estudio cinéfilo de esta secuela echo en falta una mirada más curiosa y atrevida en la relación entre Peter Parker y Harry Osborn ambos abandonados por sus progenitores en su más tierna infancia en plena ebullición de ideas sentimientos y grandes descubrimientos carnales necesitados de una somera y firme explicación paterna necesaria para sembrar las semillas de un futuro social cubierto en este caso en concreto por sirvientes o unos amorosos tíos que por desgracia no llenan las necesidades supuestamente adecuadas para el joven adulto que se postra ante nosotros en la película compensadas por el truhán eléctrico que es el villano principal de la función un hombre de color sin amigos que por un fausto destino se convierte en protagonista indivisible de una trifulca entre dos grandes amigos saliendo más que escaldado de la misma igual que la bella acompañante del protagonista sumisa cuando está entre sus brazos pero aguerrida e independiente cuando recupera su aliento y su individualidad como persona y mujer fuerte e inteligente que no necesita de la guía paterna ni de la guía de un macho dominante aunque este sea el héroe de la función a pesar del cúmulo de desgracias que ocurren a su alrededor.
– ¿Entonces no salen las dichosas grúas?
– No.
– Por lo que dices se deja ver. Gracias por tu brevedad.

Compartir:

Marcos Miguel González "Markitos"

Facebook Auto Publish Powered By : XYZScripts.com