Si con Nancy in Hell, El Torres pudo dar salida a sus mayores pesadillas repletas de tajos, sangre y rubias neumáticas, con Bribones se...

Si con Nancy in Hell, El Torres pudo dar salida a sus mayores pesadillas repletas de tajos, sangre y rubias neumáticas, con Bribones se pone serio, más o menos, para enfundarse su disfraz de bárbaro.

bribones

Weasel la comadreja y Bram el guerrero son dos ladrones (o pícaros, de ahí su nombre en la edición americana, Rogues) que sobreviven en la ciudad de Gerada robando a los ricos y a los menos ricos, haciendo trabajillos para quien pague un buen botín, o simplemente fastidiando a cualquiera que pase por su lado. Surgidos de la revista Barbarian a finales de los noventa (de igual modo que Nancy in Hell), esta creación de El Torres con su compañero de fechorías Juan José Ryp tras innumerables partidas de rol y lecturas de Fritz Leiber, obtuvieron un relativo éxito que al final no pudo ser acompañado con un continuación tras la marcha de los autores de la revista.

Años después, ya consagrado en el mercado americano como guionista de terror (El Velo, Tambores, El Bosque de los Suicidas), El Torres crea Amigo Comics, editorial con distribución en Estados Unidos donde recupera a estos dos bribones para deleite de sus antiguos aficionados y nuevos devotos.

bribones 1

Que nadie se espere la típica historieta de Brujería y Espada a la que estamos acostumbrados con Conan, si no más bien todo lo contrario. Estamos ante la versión patria del cimmerio, un bravucón divertido cabeza hueca pero leal y valiente que será el escudero de la bella ladrona, más lista que hambre, además de ser su compañera e igual ante las adversidades y los trabajos más jugosos que la corrupta ciudad de Gerada puede ofrecer. Por que es eso mismo lo que este primer volumen publicado por la mano divina de Dibbuks ofrece, adversidades y problemas para nuestra diversión.

El Torres plantea un mundo muy reconocido para el lector del género, que en ocasiones parece cualquier calle de la España del Siglo de Oro donde el Capitán Alatriste hubiera podido pasear tranquilamente, para ubicarnos en un mundo de picaresca al más puro estilo español pero sazonado con todos aquellos elementos que se pueden encontrar tanto en los tebeos de La Espada Salvaje de Conan cómo en cualquier juego de rol al uso. Con estas bases, El Torres da rienda suelta a su repertorio humorístico para narrar unas historietas de aventuras donde la acción deja paso a la magia y folclore, elementos mucho más interesantes pero que se topan con el sentido de homenaje que al final tienen los protagonistas y antagonistas.

bribones 3

Con ello no quiero decir que no sean historias del todo originales, al contrario, el toque jocoso que imprime El Torres con sus afilados diálogos y la cantidad ingente de detalles gráficos que adornan las viñetas, hacen que la lectura de este primer volumen se antoje necesaria, con sus dosis de sexo incluido. Por ello, La Maldición de la Gallina y La Purga, las dos historias que recopila Dibbuks, nos colocaran en situación entre los tejemanejes  de la Hermandad de Ladrones y los actos violentos de la Guardia Negra, defensores de la ciudad y virtud de Gerada, descubriendo el por qué los protagonistas actúan cómo actúan.

Aunque el trabajo de Diego Galindo y Fran Gamboa en La Purga es más que correcto, notable en ocasiones, mi debilidad ante el lápiz y detallismo de Juan José Ryp, creador gráfico y espiritual de Bram y Weasel, hace que sus planchas en La Maldición de la Gallina ensombrezcan cualquier intento de otro dibujante, ya que la fuerza y belleza plástica de los dibujos de Ryp crean una atmósfera única en Bribones, con escenas de acción dinámicas y necesarias para plasmar el humor irreverente del guionista. Por no decir que su Weasel es más sensual que ninguna superheroina conocida.

bribones 2

bribones 4

Así que no sé qué haces sentado y no vas corriendo a comprar el primer volumen de Bribones.

Compartir:

Marcos Miguel González "Markitos"

Facebook Auto Publish Powered By : XYZScripts.com