En el último tomo de Titanes que habíamos podido leer en España veíamos cómo el grupo se disolvía debido en gran parte a la... Titanes: La chispa

En el último tomo de Titanes que habíamos podido leer en España veíamos cómo el grupo se disolvía debido en gran parte a la influencia ejercida por la Liga de la Justicia, que desconfiaba de hasta dónde podía llegar el poder de Donna Troy y cómo no estaban a la altura de lo que ellos podían esperar. Poco después vino el evento Metal, cuya conclusión nos mostraba cómo se rompía el muro de la fuente, ese concepto kyrbyano que representaba el límite de la creación conocida que contenía una energía cósmica. Hasta ahora había sido un concepto más bien abstracto, esa energía era una especie de representación de fuerza creadora que se encontraba más allá del alcance de los propios dioses imaginados por Jack Kirby. Hasta que llegó Scott Snyder y decidió romper ese muro dando paso a la llegada de ese energía a través de todo el multiverso DC. Titanes: La chispa nos muestra la historia a partir de aquí, desde el punto de vista de Dick Grayson.


Y ese es el punto de inflexión que aprovecha el guionista de la serie hasta el momento, Dan Abnett, para resetear la serie. Tras un par de años que se habían visto algo enturbiados por la integración de Wally West a este Univeso DC post Renacimiento, y algún que otro cruce con otras series, parecía necesario darle su propia entidad a la serie y separarse un poco del resto de tramas que habíamos ido viendo en una u otra serie hasta ahora. Por eso, Abnett aprovecha esa energía de efectos impredecibles como motivo para que Dick Grayson decida rehacer el grupo y reunir un grupo de superhéroes que pueda hacer frente a los efectos que está teniendo en la gente la ruptura del muro.

La reunión del grupo tiene lugar en el one-shot especial Titans Special, con el que abre el tomo. Dick reúne un grupo que le permita cubrir todas las facetas posibles: la émpata Raven, el multiforme Beast Boy, la friki de la tecnología Acero, la poderosa Donna Troy y, por imposición de la Liga de la Justicia, la mentalista Miss Martian. Es curioso, porque la formación del grupo cuenta con la aprobación de la propia Liga, a pesar de que Donna (la fuente de los problemas que llevaron a su disolución) también está en la alineación. A partir de este número especial, tenemos los siguientes cinco números, en los que vamos a ir viendo misiones diferentes del grupo, y cómo se enfrentan a cada nuevo problema.


Creo que Dan Abnett está escribiendo las mejores historias de DC de los últimos años, y aunque no incluiría a Titanes entre ellas, lo achacaba a su limitación a la hora de tener que depender de tramas ya comenzadas o cruces con otras series. Por eso, este reinicio lo esperaba con esperanza, y tras leer el número especial con el que abre el tomo pensaba que por fin iba a emprender el vuelo. Sin embargo, los siguientes números no son más que una sucesión de aventuras sin demasiada trascendencia, que no aburren, pero que saben a poco. Abnett es un guionista solvente, y es difícil leerle una historia deficiente, pero tal vez precisamente por las expectativas que genera, este tomo me ha dejado un poco indiferente, esperaba historias con algo de más trascendencia y una historia principal o una subtrama que se continuase de un número a otro. Para colmo de males, el último número del tomo enlaza con lo que le sucede a Dick en la serie de Batman, que puede coger de sorpresa al que no la esté siguiendo y que deja en suspenso qué pasará con el equipo a partir de ahora.

Supongo que gran parte de culpa de mi indiferencia la tiene también el gran mal que asola el mercado superheróico en la actualidad: Echad un ojo a los créditos y contad. Son cinco números USA y un especial de 38 páginas, y nueve dibujantes acreditados. Sí, el especial solo ya tiene seis dibujantes, pero es que luego vas viendo número a número y ves a Brandon Peterson en el primero, a Brent Peeples en el segundo, a Peterson nuevamente en el tercero, pero junto a Guillem March y Denis Medri, y por fin a Peeples dibujando dos números seguidos. Si echas la vista atrás al tomo anterior publicado por ECC, ninguno de esos dibujantes venía de números previos. Y esta no es la típica serie quincenal que obliga a alternar equipos…


En definitiva, Titanes: La chispa.

Aunque desaparece la numeración de la serie hasta el momento, que no os lleve a engaño, Titanes: La chispa es el tomo cinco de la serie que habíamos visto hasta ahora, y aunque es cierto que supone un reinicio de la alineación, no es que se trate de una serie nueva. Si querías aprovechar para subirte a la serie y la alineación te parece atractiva (la verdad es que lo es), es un buen momento. Si además vas buscando números más independientes, que solo te proporcionen una lectura entretenida y misiones intrascendentes sin ninguna trama central que te obligue a seguirla mes a mes… es el mejor momento para hacerlo. Si por el contrario, vas buscando una historia central que se vaya construyendo mientras nos muestran misiones independientes… tal vez no sea lo que estabas buscando.

Lo mejor: El tratamiento que están dando a Beast Boy en estos números. Lectura rápida y entretenida. Un punto de reinicio al que poder engancharse.

Lo peor: Historias muy intrascendentes, sin ninguna trama central, que se pueden leer sin haber leído los números previos.

¿Te interesa comprar este cómic?
Hazlo desde este link de Amazon y colabora con Es la Hora de las Tortas.
Titanes: La Chispa
Dan Abnett, Bárbara Azagra Rueda
Precio: EUR 15,15
Summary
Review Date
Reviewed Item
Titanes: La chispa
Author Rating
31star1star1stargraygray
Compartir:

Alejandro Martínez

Alcalde no electo de Star City. Conocido en determinados círculos como "El páharo". Era el único que justificaba sus artículos en esta web, pero los caciques que la dirigen me han obligado a dejar de hacerlo... Sniff sniff.

No hay ningún comentario todavía.

Anímate a ser el primero en comentar.

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Facebook Auto Publish Powered By : XYZScripts.com