En el anterior volumen de The Victories, Michael Avon Oeming nos presentaba a un héroe carcomido por sus propios demonios y que había caído...

the-victories-vol-2

En el anterior volumen de The Victories, Michael Avon Oeming nos presentaba a un héroe carcomido por sus propios demonios y que había caído a lo más profundo del abismo. Solo le quedaba una opción: empezar a escalar para salir del agujero.

Al igual que los personajes de la épica clásica renació de sus cenizas para lograr ser el héroe que podía y debía ser. Su peor enemigo no era otro que él mismo, junto con un pasado que le atormentaba, y para poder asumir su presente debía enfrentarse al mismo.

Ahora el autor regresa a este universo tan lleno de referencias para llevarlo hasta el límite y hacerlo arder en llamas. En esta ocasión el creador hace lo que solo él puede, destruirlo todo. Si bien quizá no de forma literal, sí metafórica.

Zi3Z3gD

Para ello se sirve del buen trabajo realizado en la anterior entrega y que aquí termina de perfilar. Así dedica tiempo y espacio a dotar a varios de los personajes, incluyendo el temible archi enemigo del protagonista, de un fondo y pasado que los hace tridimensionales además de lograr crear un vínculo sentimental con el lector.

Dejan de ser solo dibujos sobre un papel para cobrar esencia en sí mismos y convertirse en personas familiares. Un ardid muy bien urdido por Avon Oeming, preparado para asestarnos un golpe de impacto cuando menos lo esperamos pero de una forma totalmente orgánica con respecto de la historia que nos cuenta.

En ciertos puntos es inevitable no pensar en la recomendada Días del futuro pasado (la historia del cómic, no su posterior adaptación fílmica), aunque el autor tampoco ha pretendido ocultar en ningún momento sus influencias y de hecho las potencia convirtiendo a todo el cómic en un puro homenaje a lo mejor que ha hecho la industria en las últimas décadas.

z2ZCP9V

¿Hace falta hablar de la calidad de la ilustración? Excelente, igual que siempre. ¿La narrativa? Una maravilla como siempre hace Michael Avon Oeming; logra juntar de forma totalmente fluida realmente dispares, consiguiendo que exista entre ellos una gran química y dotando de visos reales que les hacen parecer totalmente ciertos (mucho más de lo que estamos acostumbrados a ver en las majors).

Como recomendación os diré que primero os leáis la anterior entrega que publicó Aleta Editorial, pero no es necesario ya que este segundo tomo funciona perfectamente de forma unitaria.

Con The Victories Michael Avon Oeming da alas a uno de los productos más interesantes visto en años en el mundo de los justicieros con capas y mallas.

Compartir:

Doc Pastor

Escritor, divulgador y periodista especializado en cultura pop. Devoro cine, cómic y series. Todos los gemelos malvados tienen perilla (la corbata es opcional).

Facebook Auto Publish Powered By : XYZScripts.com