Casi como si fuera una concesión a todos esos fans que nos quedamos tristes y abandonados con el final de The Unwritten, Mike Carey... The Unwritten: Tommy Taylor y el barco que se hundió dos veces

Casi como si fuera una concesión a todos esos fans que nos quedamos tristes y abandonados con el final de The Unwritten, Mike Carey y Peter Gross vuelven acompañados de una legión de dibujantes y coloristas para una precuela que, en el estilo de su hermana de sello, Sandman: Obertura, está concebida para ser leída después de la serie por mucho que los hechos narrados sean anteriores.

The Unwritten: Tommy Taylor y el barco que se hundió dos veces nos cuenta los orígenes de Tommy Taylor, tanto el niño mago de papel, como el de carne y hueso, si bien puede que tales calificaciones no sean del todo coherentes con el mensaje de Carey y Gross, una reflexión sobre las historias en las que la realidad es otra historia más. El nacimiento de un niño concebido para ser una historia, la historia que definirá todas las demás, incluida la propia realidad.

Por el camino, Harry Potter quedará como sólo una de las referencias apreciables en la obra, que abarcan a Drácula, Narnia, el Señor de los anillos, Moby Dick, El Resplandor o hasta Superman, pero The Unwritten: Tommy Taylor y el barco que se hundió dos veces, al igual que toda la serie madre, va más allá del juego referencial. La cita a los mitos literarios aporta significado a la propia historia y a los propios mitos porque The Unwritten es ante todo una gran metahistoria, la gran metahistoria de la que todas las historias forman parte.

El concepto que maneja Mike Carey es sin duda demasiado complejo para poder ser desarrollado por completo en un tomo como éste y por eso desaconsejaría su lectura a aquellos que no hayan leído antes The Unwritten, pero es un broche perfecto que aclara y redondea todo el festival de conceptos que desarrolla Mike Carey, uno de los guionista más injustamente minusvalorado de los últimos años. Quizá es cierto que una obra como The Unwritten necesita tiempo y puede que esto haya jugado en su contra a nivel popular, pero no es nada fácil reflexionar sobre cómo funcionan todas las historias, conseguir que incluso el propio funcionamiento de la industria literaria alimente el concepto y darnos además un historia de superficie que entretenga mientras te va colando su idea cucharada a cucharada.

Y por eso es imposible que The Unwritten: Tommy Taylor y el barco que se hundió dos veces pueda ser leído como obra unitaria. Sin embargo, como complemento a la serie madre, casi funciona como una carta de agradecimiento, un premio a los lectores que han aguantado hasta el final. Una vez asimilado The Unwritten, Tommy Taylor y el barco que se hundió dos veces se recibe como una amena y liviana aventura que ofrece además un panorámica del enorme constructo erigido con la satisfacción de quien ha terminado el trabajo.

Y para esta labor, Peter Gross, creador y alma gráfica de The Unwritten se pone al frente de un pequeño ejército de dibujantes y coloristas en lo que podría haber sido un pequeño desastre, una macedonia sin sentido y que, sin embargo, hace gala de una coherencia insospechada para un dibujo compartido entre más de 10 autores. Peter Gross definirá la narrativa y bocetos que se encargará de embellecer el resto del equipo con una consistencia y riqueza que sólo rompe la estética cuando realmente quiere que saltemos de historia. Estamos ante un trabajo de dirección de Gross muy común en cine, TV o incluso en manga, pero raro de ver en el mercado USA y pese a que es distinguible la mano de cada autor, el conjunto funciona como único.

Ya hemos dejado claro más de una y de dos veces que si eres un amante de las historias de cualquier tipo, de cómo funcionan y de ese loquesea que tienen que provoca magia en el lector, no deberías dejar de leer The Unwritten y , si ya lo has hecho, The Unwritten: Tommy Taylor y el barco que se hundió dos veces es tu recompensa final, la cúpula de esta gran catedral de historias.

¿Te interesa comprar este cómic?
Hazlo desde este link de Amazon y colabora con Es la Hora de las Tortas.
Compartir:

Alain Villacorta "Laintxo"

Fue picado por un cómic radiactivo y ahora ve el mundo a través de viñetas y tiene el sentido de la realidad proporcional de un tebeo. No os preocupéis, no es peligroso... creo...

Facebook Auto Publish Powered By : XYZScripts.com