Jamás pensé que la salida de un nuevo volumen de The Fix pudiera entristecerme. ¿Cómo puede ser esto posible si durante los dos tomos... The Fix 3. Golpe de suerte

Jamás pensé que la salida de un nuevo volumen de The Fix pudiera entristecerme. ¿Cómo puede ser esto posible si durante los dos tomos anteriores nos hemos deshecho en elogios ante las desternillantes aventuras de Roy, Mac y Pretzels que nos han venido trayendo Nick Spencer y Steve Lieber? ¿Acaso Roy y Mac han dejado de ser ese par de adorables y mezquinos perdedores que tan buenos ratos nos han hecho pasar? ¿Acaso se nota algún tipo de bajón en la trama? ¿Acaso The Fix 3. Golpe de suerte ha perdido ese humor con tan mala leche que hace de este tebeo un oasis en el desierto de la corrección política? Ojala fuera algo de esto…

The Fix 3. Golpe de suerte

Para cuando terminamos este tomo tan sólo hay un número más disponible en USA y parece que tardaremos mucho en ver el siguiente volumen. Si sois lectores informados puede que ya estuvierais al corriente de la parsiomoniosa cadencia de salida de The Fix en su país de origen y es posible que os dejéis seducir por las sugerencias de final de arco que se nos lanzan en The Fix 3. Golpe de suerte. El tomo arranca con un resumen de lo ocurrido hasta ahora, comienzan a esclarecer algunos misterios, suceden hechos trascendentales e incluso hay todo un diálogo hablando sobre el tercer acto de una historia en un claro guiño de metatrama a… en un claro guiño de nada. Spencer y Lieber son un par de cabrones y nos van a dejar con la miel en los labios. Dada la naturaleza de la serie no sé hasta qué punto es una trampa de los autores o simplemente una broma, una tomadura de pelo al lector que, si se ha reído de todo y de todos con la mala leche que caracteriza a esta serie, deberá encajar con el mismo humor que cuando todo parece estar a punto de resolverse, The Fix nos descubra que está lejos de terminar y lo demuestre con todo lo que ha hecho buena a esta serie hasta ahora.

Y es que en los tiempos que vivimos nadie diría que cosas como las mafias de Hollywood, las redes de prostitución, el terrorismo o incluso colgar asesinatos en Instagram pudieran ser tan graciosas. Las tramas de Roy y Mac, que se habían separado en el tomo anterior, vuelven a unirse en un tejido cada vez más complejo con más jugadores e intereses más turbios, pero cada metedura de pata de los protagonistas, cada locura de los secundarios y antagonistas y cada gag desternillante hacen de la digestión de todo el lío algo liviano, divertido y francamente disfrutón.

The Fix 3. Golpe de suerte

De algún modo, The Fix tiene algo que la hace única en el panorama editorial actual. No es sólo su irreverencia y que se atreva casi con cualquier burrada, es que no es la burrada en sí la gracia, sino el ingenio con el que está llevada. Única también es su identidad visual con un Steve Lieber que tal vez no sea el dibujante más espectacular de panorama, pero ha conseguido que The Fix tenga sus propias señas gráficas y narrativas. Si vemos rejillas de 6 viñetas, flashes rápidos insertados en una acción, juegos con iconos o secuencias de narrativa superfragmentada, probablemente estemos ante The Fix.

The Fix 3. Golpe de suerte podría haber sido tranquilamente el final del arco, pero ¿por qué parar cuando todo es tan divertido?

¿Te interesa comprar este cómic?
Hazlo desde este link de Amazon y colabora con Es la Hora de las Tortas.
The Fix 3. Golpe de Suerte
Nick Spencer, Steve Lieber, Ryan Hill and NORMA EDITORIAL, S.A.
Precio: EUR 14,72
Summary
Review Date
Reviewed Item
The Fix 3. Golpe de suerte
Author Rating
41star1star1star1stargray
Compartir:

Alain Villacorta "Laintxo"

Fue picado por un cómic radiactivo y ahora ve el mundo a través de viñetas y tiene el sentido de la realidad proporcional de un tebeo. No os preocupéis, no es peligroso... creo...

No hay ningún comentario todavía.

Anímate a ser el primero en comentar.

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Facebook Auto Publish Powered By : XYZScripts.com