Si hablamos de personajes opuestos en el Universo DC, lo más probable es que nos vengan a la cabeza Batman y Superman. Y estaríamos... The brave and the bold: Batman y Wonder Woman

Si hablamos de personajes opuestos en el Universo DC, lo más probable es que nos vengan a la cabeza Batman y Superman. Y estaríamos equivocados. Ciertamente, el Caballero oscuro de Gotham y el Hombre de acero de Metrópolis tiene muchos puntos opuestos, pero también muchos en común. Los auténticos opuestos -en los personajes de primera fila, vamos- son Batman y Wonder Woman. Bruce es un personaje sin superpoderes. Diana es uno de los héroes más poderosos de la editorial. Bruce es humano. Diana es divina. Bruce es oscuro y pesimista. Diana es luminosa y la encarnación de la esperanza. Bruce tiene una identidad secreta. Todo el mundo sabe que Diana de Themiscyra es Wonder Woman. Bruce vive en una constante guerra contra el crimen. Diana es la embajadora de la paz. Bruce es café. Diana es agua. Bruce es un hombre. Diana es una mujer. Este enfrentamiento de conceptos es tan potente que, la verdad, no sé por qué no se explota más a menudo. Ya funcionó a la perfección en Hiketeia, de Greg Rucka, y aquí volvemos a poner frente a frente a los dos miembros más opuestos de la Trinidad.

the brave and the bold pg1

Batman y Wonder Woman

Precisamente es esa oposición conceptual la base sobre la que se desarrolla esta historia. En pocas palabras, Cernunnos, el dios celta de la fertilidad y la caza, viene a la tierra mundana en busca de Wonder Woman para que le ayude a descubrir quién ha matado al rey de Tir Na Nóg, el reino en el que viven las deidades célticas. En esa tierra ultraterrena viven dos razas, los Tuatha Dé Danann y los Fomor, ambas en un precario equilibrio, en una inestable paz que la muerte del rey ha puesto en peligro. ¿Y quién mejor para investigar un asesinato que Batman, el mejor detective desde Sherlock Holmes? Además, en el barrio irlandés de Gotham City están pasando ciertos sucesos… inexplicables.

Y este es el eje de la historia. Es la investigación de un crimen que sirve de excusa para la contraposición entre la magia y la ciencia, entre la religión y la razón, entre creencia y deducción. Quizás el principio de este volumen sea algo más enciclopédico de la cuenta, un poco más explicativo de lo que una historia ágil necesita, pero también es cierto que la mitología celta no es precisamente una de las más conocidas de la historia de la humanidad, principalmente por el hecho de que era una tradición de transmisión exclusivamente oral y lo que se conoce de ella -como el nombre de Cernunnos, por ejemplo- viene de textos y monumentos romanos. Pero una vez presentada la trama y puestos en su sitio los personajes, la historia funciona. Ciertamente, hay que hacer el esfuerzo de dejarse llevar por el autor, que es un whodunnit de manual con un clarísimo McGuffin, pero si no nos dedicamos a revisar los mimbres de la historia, que no están nada disimulados, se puede disfrutar mucho. Especialmente por el espectacular arte de Liam Sharp, que hace un trabajo memorable retratando este mundo fantástico y nos hace pensar cuánto mejor habría sido el Wonder Woman/Conan si él hubiera sido el artista en lugar del muy poco afortunado Ariel Olivetti.

the brave and the bold pg2

Sí, si al pensar en la diosa Danu, en los Tuatha Dé Danann, en el dios con cuernos y demás te viene a la cabeza el Slaine de Pat Mills y Simon Bisley, estás en lo cierto. Ambas obras beben de las mismas fuentes, de la misma mitología.

The brave and the bold

La cabecera usada por esta miniserie es uno de los títulos más clásicos de la DC de la Silver Age. Ve la luz en 1955 y en su primer volumen, que duró doscientos números, es básicamente una colección de team ups entre héroes de la editorial. En esta serie debutaron la Liga de la Justicia, el Escuadrón Suicida -el de los años 50, no el de villanos de John Ostrander-, los Jóvenes Titanes o Wonder Girl, siendo uno de los títulos de referencia de la historia de la editorial. Desde su cierre en 1983 se ha recuperado la cabecera en tres ocasiones. La primera, en 1991, como una serie limitada de seis números de la mano de Mike Baron y Mike Grell, en la que se daba una segunda (y última) oportunidad al personaje de John Butcher en un team up con Green Arrow y The Question. El segundo revival del título llegó en 2007, de la mano de Mark Waid y George Pérez, siendo uno de los títulos más interesantes de la década pasada, y durando un total de treinta y cinco números. Y la tercera, hasta el momento, es la serie que nos ocupa.

the brave and the bold pg3

En resumen…

Periódicamente, muchos autores que destacan en su faceta de ilustradores pretenden dar el salto a autores completos y escribir sus propias historias. Aunque en ocasiones ha dado resultados legendarios, como en los casos de Frank Miller, John Byrne o Walt Simonson, es más habitual que el resultado sea más cercano a catástrofes como Todd McFarlane o Rob Liefeld. Quizás Liam Sharp no esté a la altura de los tres primeros mencionados, pero desde luego está muy por encima de los dos últimos. Podría recordar, quizás, a un Mike Mignola en sus primeros tiempos como escritor, alguien con ideas más que interesantes, pero que aún tiene que depurar su técnica. Teniendo en cuenta que, aunque ya había hecho sus pinitos frente al procesador de textos previamente, la mayoría de sus guiones datan de los últimos cinco años, estamos ante un tipo con un pontencial suficiente como para no pensar “cielo santo, otro dibujante que cree que eso de escribir lo hace cualquiera”. Y en el aspecto visual, Sharp está viviendo una segunda juventud, mucho más interesante de lo que hizo en los años 90. De hecho, es precisamente en el dibujo donde este The Brave & The Bold brilla especialmente, y brilla de forma espectacular.

¿Te interesa comprar este cómic?
Hazlo desde este link de Amazon y colabora con Es la Hora de las Tortas.
Summary
Review Date
Reviewed Item
The brave and the bold: Batman y Wonder Woman
Author Rating
41star1star1star1stargray
Compartir:
Enrique Acebes

Enrique Acebes

Quien con monstruos lucha cuide de no convertirse a su vez en monstruo. Cuando miras largo tiempo a un abismo, el abismo también mira dentro de ti.

No hay ningún comentario todavía.

Anímate a ser el primero en comentar.

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Facebook Auto Publish Powered By : XYZScripts.com