No es la primera vez que se toma a los personajes de la Odisea y Ilíada para crear una historia juvenil, pero ya comentamos... Telémaco 2. En las puertas del infierno

No es la primera vez que se toma a los personajes de la Odisea y Ilíada para crear una historia juvenil, pero ya comentamos con el tomo anterior que la versión de Kid Toussaint, Kenny Ruiz y Noiry se mueve como una locomotora.

Telémaco 2. En las puertas del infierno

En Telémaco 2. En las puertas del infierno continúan las aventuras de Telémaco, Policasta, Céfiro, Nadie y el resto de sus compañeros tras la pista del desaparecido Ulises. Pasando por la isla de Eea, dominio de una curiosa versión de Circe, o la sorprendente isla de los lotos, el camino de nuestros protagonistas les llevará hasta el mismísimo Hades.

Sin embargo, tras las alocadas aventuras de nuestro grupo principal navegamos por otra trama de intrigas políticas y guerra inminente a la que Telémaco y los suyos permanecen completamente ajenos por el momento. Sin embargo, algo nos dice que serán determinantes en el futuro.

Del mismo modo que hay dos tramas, también parece haber dos intenciones. Por un lado, Telémaco 2. En las puertas del infierno busca llevar los intrincados mitos griegos a un público juvenil y por otro divertirnos, divertirnos mucho.

Telémaco 2. En las puertas del infierno

Telémaco 2. En las puertas del infierno no trata de inventar la rueda. Sin ninguna duda Toussaint es consciente de la cantidad de historias que encierran aquellos poemas atribuidos a Homero y del mismo modo que han hecho muchos otros, nos trae su propia versión. Y su versión está salpicada de esa acción y ese humor de los shonen clásicos como Dragon Ball, que funcionaban entonces y lo siguen haciendo ahora. Aunque pueda oler a fórmula gastada, mantener en paralelo estas dos tramas y conseguir que una sea ligera y divertida, mientras que una gran amenaza inminente debe sentirse en la otra no es tarea fácil por más que en esta historia puedan hacérnoslo pensar.

Uno de los mayores méritos de Telémaco 2. En las puertas del infierno es colarnos sin masticar no sólo estas dos líneas tan antagónicas, sino que la cantidad de información, de nombres, intrigas y culebrónicos acontecimientos de las historias clásicas se suceden con una velocidad de vértigo y aún así no generan sensación de pérdida. Telémaco 2. En las puertas del infierno es por eso un tebeo que como antaño, un chaval puede leer y releer y acercarse cada vez más a los personajes y las historias de las que proceden.

Telémaco 2. En las puertas del infierno

En cualquier caso, sin restar mérito a Kid Toussaint cuando tienes a Kenny Ruiz y Noiry, puedes colarle a un chaval hasta el realismo ruso. Con esa naturalidad con que mezcla las estéticas manga y francobelga juvenil, cada héroe griego se sitúa en lo más alto de la escala de molonidad. Pero más allá de ese punch estético, el modo en el que hacen discurrir la historia funciona con la misma fluidez en los momentos más canónicos o cuando se sueltan la melena en el momento de entrar en el Hades. Tal vez el tono sea juvenil, pero cuando llega el momento de conseguir poner en paralelo cuatro tramas separadas con su propia estética y narrativa diferenciada, mientras el tebeo se vuelve loco lo que nos viene a la cabeza no es la primera idea que se nos podría ocurrir al pensar en tebeos juveniles.

Hacer que lo difícil resulte fácil es una de las mayores virtudes de Telémaco 2. En las puertas del infierno, un tebeo para chavales de hasta al menos cuarenta y tantos años.

Compartir:

Alain Villacorta "Laintxo"

Fue picado por un cómic radiactivo y ahora ve el mundo a través de viñetas y tiene el sentido de la realidad proporcional de un tebeo. No os preocupéis, no es peligroso... creo...

No hay ningún comentario todavía.

Anímate a ser el primero en comentar.

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Facebook Auto Publish Powered By : XYZScripts.com