Hace unos meses recibimos la noticia del acuerdo alcanzado por Editorial Hidra para la publicación de la línea Young Adult (Joven adulto en España)... Teen Titans: Raven

Hace unos meses recibimos la noticia del acuerdo alcanzado por Editorial Hidra para la publicación de la línea Young Adult (Joven adulto en España) de la editorial DC Comics. Una importante apuesta por parte de la editorial española que, sumado a la mala dirección de la nueva cúpula de Valiant Entertainment provocó que no pudieran seguir apostando por la publicación del Universo Valiant en nuestro país. La buena noticia es que se están volcando con esta atractiva línea de novelas gráficas dirigidas a un público de a partir de 14 años, con la que DC pretende acercar sus personajes a lectores más jóvenes que todo ese grueso de carrozas que hemos quedado para seguir haciéndola una industria rentable. La apuesta le está saliendo bien a DC, quien ha sabido escoger con acierto a los autores encargados de sus primeras obras, así como los personajes. En esta ocasión, vamos a centrarnos en el Teen Titans: Raven de Kami García y Gabriel Picolo.


Con esta novela gráfica, la co-autora de las exitosas novelas de La saga de las dieciséis lunas, Kami García, da una vuelta de tuerca al origen de Raven, el clásico personaje creado por Marv Wolfman junto a George Pérez para su exitosa etapa en Los Nuevos Titanes. Con una acercamiento al personaje mucho más cercano a su última versión televisiva (Titanes) que al personaje original del cómic, esta Raven es una chica que sufre un accidente de tráfico que acaba con la vida de su madre adoptiva y le provoca una pérdida de memoria. Junto a ella, vamos a ir averiguando retazos de su pasado y de todo lo que rodea a su prima y tía adoptivas, quienes se convertirán ahora en su nueva familia.

Kami García sabe lo que hace y a quién le escribe. Creo que es una de las decisiones más acertadas por parte de la editorial, puesto que respeta la obra original (comenta en la introducción del tomo el respeto que le merece Wolfman y cómo le pidió consejo para realizar su versión del personaje), es lectora de cómics y sabe de lo que habla… pero fundamentalmente está contando otra historia. La trama de sus poderes, su pasado familiar y su relación con Trigon e incluso esa figura en la sombra que acecha durante toda la obra… son algo secundario. García se centra en la faceta más adolescente del personaje, dando peso a sus inquietudes emocionales, el sentirse desplazada en un entorno con el que no está familiarizada (Nueva Orleans) y en las dificultades para recuperar su memoria.

Es una manera muy inteligente de hacer la historia atractiva por igual a lectores nuevos que se vean atraídos por tramas que les resulten más cercanas y familiares, y a los lectores clásicos, a los que tampoco les va a resultar un acercamiento absolutamente nuevo, ya que es bastante cercano al del personaje televisivo, tanto en personalidad como en estética.


Y ahí entra Gabriel Picolo, un dibujante brasileño con un estilo muy particular, con un trazo firme y limpio que da la impresión de estar dibujado con rotulador, por el tipo de trazo que tiene, pero que luego completa con acuarelas para las tramas y los toques de color. Y es que si habéis echado un vistazo a la ficha de esta reseña tal vez os haya llamado la atención que he puesto que es a color cuando tal vez hayáis visto algunas páginas y os habéis dado cuenta de que es prácticamente en blanco y negro. Picolo utiliza muy bien el color, recurriendo a él fundamentalmente para dar reflejos al personaje de Rachel, y en menor medida a otros personajes secundarios, pero siempre como un añadido, la obra está fundamentalmente realizada en blanco y negro.

La obra ha sido merecedora de numerosos premios de la crítica, y cuenta con al menos dos obras posteriores: Teen Titans: Beast Boy, que se publica en septiembre en EE.UU., y la ya confirmada Teen Titans: Beast Boy loves Raven, anunciada para febrero de 2021. En ambos títulos se mantiene el equipo creativo. Aunque la trama queda abierta, se puede leer tranquilamente esta obra, sin miedo a quedarse con la historia a medias. Incluso de no haber seguido, la trama principal que rodea al personaje queda resuelta, y lo que queda abierto, podría haberse dejado a cargo del lector que decidiese si se llegaba a resolver más adelante.


En definitiva, Teen Titans: Raven es una obra muy atractiva, con un equipo creativo que encaja bastante bien y se complementan para el resultado final. Orientado para lectores adolescentes, sin duda son quienes más pueden disfrutarla, pero está suficientemente bien escrita y dibujada como para que resulte igualmente atractiva para lectores de más edad, sabiendo siempre lo que se está leyendo. Una prometedora carta de presentación de un equipo que nos hará disfrutar a corto-medio plazo con esta reinterpretación de los personajes clásicos de DC. Sinceramente, en este tipo de formato, me interesa mucho más cuando intenta hacer una interpretación personal de los personajes que al intentar ser excesivamente fiel a lo que ya hemos leído antes.

Lo mejor: La química entre García y Picolo. La personalidad de la guionista y cómo cuenta la historia que quería. El formato de novelas gráficas independientes.

Lo peor: La historia está muy dirigida a adolescentes y los más puristas y «clásicos» pueden encontrarse algo desubicados.

Compartir:

Alejandro Martínez

Alcalde no electo de Star City. Conocido en determinados círculos como "El páharo". Era el único que justificaba sus artículos en esta web, pero los caciques que la dirigen me han obligado a dejar de hacerlo... Sniff sniff.

No hay ningún comentario todavía.

Anímate a ser el primero en comentar.

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Facebook Auto Publish Powered By : XYZScripts.com