Hola a todos. Comienza hoy en ELHDLT!!! una nueva sección aperiódica dedicada a hablar sobre cómic nacional. O, mejor dicho, dedicada a hablar sobre...

Hola a todos. Comienza hoy en ELHDLT!!! una nueva sección aperiódica dedicada a hablar sobre cómic nacional. O, mejor dicho, dedicada a hablar sobre cómic hecho por autores nacionales, ya que en ella vamos a hablar tanto de tebeos expresamente creados para nuestro mercado como de obras publicadas originalmente en otros países, pero en las que hayan intervenido autores españoles.

Así pues en «Tebeos made in Spain», que es como hemos decidido llamar a esta sección (y perdón por la similitud con el título de un libro de Koldo Azpitarte, prometemos que no ha sido intencionado… sólo que de originalidad ya no vamos sobrados) nace como una especie de cajón de sastre que nos permita hablar de tebeos de ayer y de tebeos de hoy, de cómics de superhéroes, de series producidas para el mercado franco-belga… Todo ello, eso sí, con un nexo común: el hecho de que haya participado en ella alguno de nuestros autores. Así, por esta nueva sección pasarán obras de autores como Paco Roca, Víctor Santos, David Rubín, Carlos Pacheco, Pasqual Ferry, Luis Durán, Alfonso Azpiri, y esperamos que un largo etcétera.

Inauguramos esta nueva sección echándole un vistazo a «Renegades: En los Albores de la Tempestad» (Den Books), un tebeo de ciencia ficción escrito y dibujado por Mariano de la Torre, autor con el que nuestro compañero Salvi García tuvo la ocasión de charlar hace pocos meses. Comenzamos.

Portada Renegades, en los albores de la tempestad


Publicado en diciembre de 2008, “Renegades: En los albores de la tempestad” es el primer título lanzado al mercado por la editorial Den Books, creada por Mariano de la Torre con el objetivo principal de publicar esta obra que él mismo escribe y dibuja. Un proyecto que tiene su origen en una larga serie de bocetos de personajes y anotaciones que Mariano ha ido realizando en multitud de libretas a lo largo de los años y que finalmente han sido revisadas y puestas en orden por su autor para conformar este tebeo con el que inauguramos esta nueva sección.

La historia nos presenta un futuro en el que dos grandes potencias, El Eje y La Coalición, se han repartido todo el Universo conocido. El equilibrio de fuerzas entre ambos imperios podría romperse en cualquier momento, y los rumores que apuntan al estallido de una guerra inminente entre ambos bandos son contínuos.

Al margen de esta rivalidad, pero aprovechándose de ella, existe un tercer bando: los Renegados, un variopinto grupo de soldados de fortuna que operan al margen de las dos potencias vendiendo sus servicios al mejor postor, quedando de este modo en una incómoda situación que les obliga a huir constantemente de los soldados y a ocultarse en su lejano hogar refugio, conocido como La Ciudadela.

La cosa se complica cuando cuando un nuevo y hasta ahora desconocido bando entra en escena, acabando brutalmente con toda la población del remoto satélite Kramos. De la masacre únicamente queda con vida un superviviente, el misterioso Marai Debar, quien es rescatado y llevado a La Ciudadela por Erthon, el jefe de los Renegados.

Esta es la premisa de “Renegades: En los albores de la tempestad”, el primer álbum (de tres) de esta saga de ciencia ficción cuya lectura inevitablemente evoca recuerdos de otras obras de este género nacidas a finales de los 70 y durante la década de los 80, como pueden ser las películas de Star Wars, la serie de televisión Battlestar Galactica, o tebeos como Dreadstar, Alien Legion o Starstruck.

Los protagonistas de Renegades, En los albores de la tempestad

“Renegades” es una propuesta modesta, tal y como su propio autor se encarga de recalcar. Su principal finalidad, aparte de dar salida a las inquietudes de su artista, es tan poco ambiciosa como difícil de conseguir: ofrecer un tebeo de acción que ofrezca entretenenimiento y evasión a sus lectores. Un objetivo que Mariano de la Torre logra con un resultado aceptable gracias a lo interesante del escenario planteado y, sobre todo, a los carismáticos actores que coloca en él y que conforman el peculiar grupo de Renegados que dan título a la serie.

De todos ellos destacan especialmente los personajes antropomórficos y el resto de caracteres no humanos: el vigilante triceratops Tdnaz, el sacerdote felino Agnam, el simpático robot Kersh, el reptiliano Zander… y, sobre todo, el contestón hombre perro Nonac, quien parece predestinado a convertise en el preferido de los lectores.

Boceto de Nonac realizado por Mariano de la Torre, propiedad de Juan Rojas Caballero

Boceto de Nonac realizado por Mariano de la Torre, propiedad de Juan Rojas Caballero

Ésta es sin duda la principal virtud de este primer número de Renegades: el conseguir presentar un universo que se intuye que puede tener un gran potencial, plagado de personajes llamativos y sobre el que no cuesta demasiado imaginarse nuevas historias que ayuden a expandirlo y a darle una mayor profundidad.

Y no hablo sólo de nuevas historias realizadas por Mariano de la Torre… Basta por ejemplo con echar un ojo a la galería de ilustraciones que completa este primer volumen (realizada por dibujantes de la talla de Ladrönn, José María Beroy, Juan Román Cano Santacruz o Ramón F. Bachs) para vislumbrar las posibilidades que ofrece Renegades para crear una franquicia al estilo de Crónicas de Mesene o Los Reyes Elfos, en la que pudieran colaborar también otros autores si su andadura se prolongara más allá de los tres álbumes inicialmente previstos.

Hay que decir sin embargo que la principal virtud de Renegades en ocasiones juega en su contra en este primer número. Y es que en él se nos presentan tantos conceptos, ideas y personajes (algunos de los cuales únicamente se limitan a hacer acto de presencia), se nos dan tantas explicaciones y la acción cambia tantas veces de escenario y de protagonistas que la historia no avanza de forma tan fluida como sería deseable. Por momentos parece que se quieran explicar demasiadas cosas en demasiado poco espacio, echándose de menos una mejor organización de todas esas ideas y el dejar que algunos personajes y situaciones sean presentados en momentos posteriores de la serie.

En lo que se refiere al apartado gráfico, pocas pegas se le pueden poner al trabajo de Mariano de la Torre, un dibujante que quizás no destaque por su espectacularidad pero al que hay que reconocerle su dominio de la narrativa y la fluidez con la que las viñetas se suceden en sus páginas. A destacar también el excelente trabajo desarrollado por la colorista Karla Díaz, quien se complementa a la perfección con el dibujante y contribuye de forma decisiva a realzar el resultado final.

Finalmente, y por lo que respecta a la edición, se nota que se ha puesto en ella mucho cariño y que se ha intentando ofrecer un producto final lo más cuidado posible, habiéndose incluído extras como bocetos de personajes y, como hemos comentado antes, una galería de ilustraciones realizadas por diferentes artistas.

En resumen, “Renegades: En los albores de la tempestad” es un tebeo digno de ciencia ficción que prentende demostrar que, aparte de tebeos de humor e historias de corte realista, en nuestro país también se pueden hacer tebeos con una clara vocación lúdica. Desde luego no lo va a tener fácil en un mercado tan saturado de títulos como el nuestro, pero espero y confío que logre captar la atención del suficiente número de lectores como para que los tres volúmenes inicialmente previstos puedan ver la luz sin problemas.

Renegades Sketchbook

Por cierto, mientras esperamos que la aparición del segundo número de “Renegades” Mariano de la Torre acaba de confirmar el lanzamiento (coincidiendo con el Salón del Cómic de Barcelona) de un Sketchbook de 98 páginas que recopila gran cantidad de los bocetos y anotaciones que supusieron la génesis de Renegades. Una novedad que ayudará a hacer la espera más llevaderá y que supone una buena oportunidad para bucear en los orígenes de esta serie de ciencia ficción.

Para finalizar este artículo, os dejamos a continuación algunas páginas de muestra de «Renegades: En los Albores de la Tempestad».

Renegades - Pag. 1 Renegades Pag. 3
Renegades - Pag. 14 Renegades - Pag. 22

Renegades - Pag. 25

Enlaces de interés:

Compartir:
Rafael Domene

Rafael Domene

Padre fundador de las tortas y actualmente en paradero desconocido. Se rumorea que ha sido visto más allá de Apokolips fundando una nueva religión y cuenta la leyenda que volverá en el momento de mayor necesidad.

Facebook Auto Publish Powered By : XYZScripts.com