La leyenda de John Henry, héroe afroamericano de la clase trabajadora norteamericana del siglo XIX, dice que este hombre, armado solo con su martillo,... Takoyaki de tebeos: John Henry Irons

Mi primera toma de contacto con John Henry Irons, el superhéroe Steel, no fue un tebeo. Ni siquiera una nefasta película noventera. Fue una canción bluegrass en un viejo vinilo de mi padre titulado Banjo Paris Session. Mi infancia fue Enrique & Ana, música country y Cat Stevens, con eso os lo digo todo. La canción se llamaba John Henry, y  sonaba tal que así (empieza directamente en el minuto 5:05, a menos que queráis escuchar el disco completo, lo cual os recomiendo):

La canción tiene múltiples versiones, ésta no es más que una de ella, pero es con la que me crié. La historia viene a decir algo más o menos así:

When John Henry was a little baby
No bigger than the palm of your hand
His mommy looked down at little Johnny and said
«My Johnny gonna be a steel drivin’ man»
Yes, Johnny gonna be a steel drivin’ man

John Henry was a steel drivin’ man
Drove steel all over the land
«Before I let the steam hammer get me down
I’m a-gonna die with my hammer in my hand»
Die with my hammer in my hand

John Henry went to the tunnel to drive
Steam hammer by his side
He beat the steam hammer to the top of the hill
He laid down his hammer and he cried, «Lord!»
Laid down his hammer and he cried

John Henry had a lovin’ little wife
Her name was Polly Ann
Johnny got sick and he had to go to bed
Polly drove steel like a man
Yes, Polly drove steel like a man

They buried John Henry in the graveyard
They laid him down in the sand
Every time a freight train come puffin’ by
They say, «Yonder lies a steel drivin’ man»
Yonder lies a steel drivin’ man

La leyenda de John Henry, héroe afroamericano de la clase trabajadora norteamericana del siglo XIX, dice que este hombre, armado solo con su martillo, clavó clavos en la línea del ferrocarril más rápido que el martillo a vapor que la industria estaba instaurando, pero murió de un infarto al terminar esta hazaña (algo que dio origen a la teoría psicológica del John Henryismo). Este héroe popular sirvió de inspiración para el personaje de DC Comics Steel, también llamado John Henry [Irons], y también portador de un enorme martillo.

Por cierto, que Netflix ha estrenado a primeros de año una película también llamada John Henry, pero con un argumento totalmente distinto, aunque también protagonizada por un gigantesco afroamericano (Terry Crews) ataviado con un igualmente gigantesco martillo. Lamentablemente, las críticas no están siendo muy buenas.

Compartir:

Antonio Hidalgo

Anteriormente conocido como El Tete, abandonó los sellos y las RCLTG para encargarse de esta web. Y no volvió a mirar atrás. Bueno, algún vistacillo ocasional sí que ha echado.

No hay ningún comentario todavía.

Anímate a ser el primero en comentar.

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Facebook Auto Publish Powered By : XYZScripts.com