Sin la más mínima duda, uno de los nombres más representativos de la historia de Superman es el de John Byrne. Su recreación de... Superman: Mundo de Smallville / Mundo de Metrópolis

Sin la más mínima duda, uno de los nombres más representativos de la historia de Superman es el de John Byrne. Su recreación de los mitos del Hombre de Acero tras el reseteo del Universo DC en Crisis en Tierras Infinitas estuvo tan inspirada que aún hoy en día es la versión canónica del personaje para practicamente todo el mundo, digan lo que digan los devaneos de la continuidad. Y tiene mérito, teniendo en cuenta que cuando Byrne se hizo cargo del personaje estaba a punto de cumplir cincuenta años de existencia. Con su buen hacer eclipsó los nombres de prácticamente todos los autores que vinieron antes que él… y sigue siendo recordado muy por encima de prácticamente todos los que vinieron después. Además, sus casi dos años al frente del personaje, entre enero de 1987 y octubre de 1988, suelen reeditarse periódicamente. Es por tanto curioso que haya habido parte de esta etapa inédita en castellano durante más de veinticinco años.

superman mundo de smallville metropolis pag1

 

Efectivamente, hay ocho números que no fueron publicados ni por Zinco en su día ni en la posterior reedición en el coleccionable que Planeta DeAgostini dedicó al personaje en 2006. Estamos hablando de las miniseries Mundo de Smallville y Mundo de Metrópolis, editadas fuera de las series regulares del personaje como parte de una trilogía que Byrne dedicó a la recreación post-Crisis de los tres ambientes que dan trasfondo a Superman: su origen biológico, en Mundo de Krypton, el entorno en el que creció, en Mundo de Smallville, y la ciudad en la que se contarían sus historias del presente, en Mundo de Metrópolis. De las tres, la más inspirada fue sin duda Mundo de Krypton, tanto a nivel argumental, con una redefinición del planeta natal de los padres totalmente innovadora, como gráfico, con unos lápices de un primerizo pero muy inspirado Mike Mignola. Todas las editoriales que han tenido los derechos de DC en España han editado esta miniserie de uno u otro modo, pero sus dos hermanas menores, Smallville y Metrópolis, siguieron inéditas hasta que ECC decidió incluirlas en un volumen de la línea Grandes Autores de Superman dedicada a John Byrne, rellenando un hueco en las estanterías de todo coleccionista completista que llevaba escociendo durante más de un cuarto de siglo. Y, la verdad, se puede llegar a comprender en parte el motivo que había llevado a las anteriores licenciatarias a ignorar estas dos miniseries. Por mucho que eso implicara una edición incompleta de una de las etapas más significativas de la historia de Superman, la calidad que tienen estos ocho números es notablemente inferior a la de esa pequeña joya que es Mundo de Krypton.

Mundo de Smallville es una miniserie de cuatro números que realmente son dos miniseries de dos. Los dos primeros números están dedicados a contar cómo llegaron a casarse Martha y Jonathan Kent… y a revelar el secreto de que Jonathan fue el segundo marido de Martha. Una revelación, por cierto, que no tiene mucho interés y que tampoco es que haya tenido la más mínima trascendencia posterior. Los dos últimos números pegan un bandazo de cámara y pasan a fijarse en Lana Lang y a contarnos con un poco más de profundidad su implicación en Millenium, el segundo evento post-Crisis de la editorial… y uno de los más olvidables. Así, tenemos una historia bastante innecesaria combinada con un dibujo de Kurt Schaffenberger, autor clásico que toma contacto con el personaje a principios de la Silver Age, pero que a estas alturas resulta un poco desfasado, por mucho que le entintara alguien tan personal como Alfredo Alcalá.

Mundo de Metrópolis, aún no llegando ni de lejos al nivel de la primera parte de la trilogía, mejora algo respecto al nivel de la historia del pueblecito de Kansas. En esta última serie, cada número está dedicado a varios de los habitantes más conocidos de la gran ciudad, profundizando mediante flashbacks en escenas de su pasado que, o bien ya había tocado Byrne en las series principales del personaje, o no tienen mucha chicha que digamos. Así, vemos la relación pasada de Perry White con Lex Luthor y el affair que éste tuvo con la mujer del editor del Planet, pasaremos por una escena en la que una Lois Lane de quince años ya se metía en más líos de los que debía, veremos cómo fueron los primeros días de Clark Kent en la ciudad antes de darse a conocer públicamente y concluímos con una aventurilla bastante emotiva de Jimmy Olsen y su reloj de señales. A los lápices tenemos también un dibujante clásico del personaje, más aún que Schaffenberger: Win Mortimer, autor de la Golden Age cuya relación con Superman se remonta a mediados de los años 40, y que tiene un aspecto algo más moderno en estas páginas gracias al entintado de Dick Giordano.

superman mundo de smallville metropolis pag2

Podríamos decir que ambas miniseries no pasan de simples curiosidades, de notas a pie de página en la historia de Superman, y que funcionan más como las tradicionales escenas eliminadas de un Blu-ray cualquiera. La película se entiende a la perfección sin ellas, pero para los que han disfrutado de la misma puede funcionar como un añadido interesante. Y los coleccionistas compulsivos que bordean el TOC,por fin pueden tener su colección completa.

Compartir:
Enrique Acebes

Enrique Acebes

Quien con monstruos lucha cuide de no convertirse a su vez en monstruo. Cuando miras largo tiempo a un abismo, el abismo también mira dentro de ti.

No hay ningún comentario todavía.

Anímate a ser el primero en comentar.

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Facebook Auto Publish Powered By : XYZScripts.com