“Vivo en un lugar con techo, puertas y ventanas… pero no es un casa” Así comienza la historia de Sunny Sunny Ann! de Miki... Sunny Sunny Ann!, de Miki Yamamoto

“Vivo en un lugar con techo, puertas y ventanas… pero no es un casa”

Así comienza la historia de Sunny Sunny Ann! de Miki Yamamoto. Nuestra protagonista Ann es un personaje fascinante e intrigante. No sabemos gran cosa de ella: es una mujer de unos cuarenta y pico años, vive en su coche (que prácticamente es una extensión de su cuerpo y alma) y va allá donde le viene en gana. Sobrevive como puede, se hace amiga de los lugareños y si para ganar dinero debe vender su cuerpo, lo hace sin despeinarse, sin arrepentimientos ni malos pensamientos porque para ella es lo correcto.

sunny

En clave de road movie, nuestra empoderada protagonista no tiene un pelo de tonta. Su carácter es fuerte y decidido, su estilo de vida polémico. Pero lo que no cabe duda es que Ann sabe vivir, aprecia la vida. Para ella las noches no son noches, son mantos de estrellas que enseñan a soñar, mapas de carreteras improvisados que no se sabe a dónde llevarán.

Yamamoto lo da todo retratando a la protagonista. Al ser una historia con carácter “unitario” al final nos quedarán más preguntas que respuestas habremos recibido. No hace falta pedirlas o buscarlas. Lo mejor es quedarte con la sensación de fuerza que transmite Ann, que es como Thelma y Louise toda en una. La obra, pese a que nos ofrece un retrato de una mujer que según los cánones de la sociedad sería una completa desgraciada, nos muestra por el contrario una oda a la vida y a la libertad.

ann

La lectura de Sunny Sunny Ann!, pese a que tiene algunos momentos muy duros (todo el desenlace del primer capítulo que sirve como catalizador al primer cambio de destino de Ann) nos deja con una sonrisa en la cara. Las páginas de este manga desprenden fuerza, optimismo e invita a no rendirse, a luchar por lo que uno quiere pese a que ese sueño pueda no parecer algo convencional.

Algo que me ha llamado bastante la atención es que Miki Yamamoto ambienta la historia en Estados Unidos en sus zonas más rurales y áridas. Una ambientación solitaria que contrasta totalmente con el carácter alegre de Ann. La obra está plagada de un humor contagioso pese a que puede que no sea del agrado de todo el mundo: ácido, mordaz, con algunas pinceladas de negrura. Todo provoca que, al igual que les pasa a los personajes que figuran en el manga, todos tengamos fascinación por Ann.

Sunny Sunny Ann! no deja de ser un slice of life con aroma independiente underground. Puede que no invente nada, que no aporte nada a un género ya manido desde hace décadas. Poco importa, el foco hay que centrarlo en las lecciones de la autora (que a buen seguro usa a Ann como vehículo para expresarlas) sobre temas como el amor, la soledad, la maternidad o el compromiso. No me malinterpretéis, no estamos ante una obra aleccionadora, ese no es el asunto a tratar, pero sí que invita a releer el manga alguna otra vez reflexionando sobre lo que es o no importante en la vida.

Ann

La parte negativa de Sunny Sunny Ann! Sería el dibujo de Yamamoto. El trazo de la autora me ha dejado una sensación algo ambigua. Por un lado me parece que es perfecto para el tono de la historia, generando una sensación de caos y rebeldía propia de una mujer como Ann. Sin embargo, en ocasiones resulta demasiado confuso, provocando que algunas de las escenas que narra no queden en absoluto claras, y obligando al lector a hacer un sobreesfuerzo para comprender lo que sucede en las viñetas.

Yamamoto, ganadora del Premio Cultural Osamu Tezuka en 2013, podría si quisiera retomar las peripecias de Ann con un nuevo volumen que retomará las cosas dónde las deja este. Su final es lo suficientemente abierto como para continuar narrando las aventuras de Ann cuando le de la gana, ni siquiera haría falta que siguiese a rajatabla lo contado aquí. Con tal de volver a saber de Ann, poco importa. Cruzo los dedos.

Sunny Sunny Ann! es el primer manga que se publica en España de Miki Yamamoto. Astiberri (dentro de su maravillosa colección Sillón orejero) sigue apostando por traernos obras diferentes a lo que estamos acostumbrados. Por mi encantado, pues las peripecias de Ann han supuesto todo un soplo de aire fresco en el sobrecargado panorama del cómic oriental en nuestro país. Ojalá se animen con las otras obras de la autora de “How Are You” o “Bakudan Ni Ribon”.

Compartir:

Txema Sáez

Fanático sin solución del cómic de superhéroes, del manga, del cine de terror, la literatura fantástica, los videojuegos y más heavy que una lluvia de mercurio al rojo vivo. Como los mejores turrones, he vuelto a casa por Navidad (aunque trece años he tardado).

No hay ningún comentario todavía.

Anímate a ser el primero en comentar.

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Facebook Auto Publish Powered By : XYZScripts.com