Saludos, queridos lectores. Una vez más, vengo desde el pasado para hablaros de una historia a caballo entre la Historia y las fantasías que... Stonehenge: Erin, de Corbeyran y Pinson.

Saludos, queridos lectores. Una vez más, vengo desde el pasado para hablaros de una historia a caballo entre la Historia y las fantasías que se ocultan entre las brumas del tiempo. Sentaos alrededor de la hoguera y dejad que, como un druida, os hable de Stonehenge: Erin, de Ponent Mon.

Estamos ante una obra de Corbeyran y Pinson que me ha sorprendido gratamente.

Me acerqué a esta obra esperando una historia típica de luchas por el poder entre tribus. Posiblemente con una revisión más o menos velada a los mitos artúricos.Y es cierto que hay de todo eso, pero tenemos también una mirada detallada a todo ese mundo tardorromano que marca el principio de la Edad Oscura europea que no sale en los libros de historia.

Tenemos un guión que nos habla del intento de la Iglesia de Roma por extenderse a todos los antiguos territorios imperiales romanos. Que trata los conflictos entre los diferentes pueblos bárbaros que ahora comparten y compiten por esos territorios. Que narra escenas que tal vez no podemos relacionar entre sí, pero que juntas crean un mosáico de eso que llamamos vida real. Puede que la muerte en su lecho de un guerrero y las travesuras inocentes de dos jóvenes monjes en un monasterio nos parezcan extrañas, pero ambas son facetas de una civilización en pleno cambio, donde los reinos y  organizaciones existen en el filo de la navaja, sin saber cuales serán destruidos y cuales sobrevivirán.

Algo que, por supuesto, puede decirse de cualquier época que estudiemos con la ventaja de ser de su futuro. Pero estas historias, estas pequeñas escenas, van tejiendo un tapiz fascinante donde las hebras se enlazan y crean un dibujo cada vez más complejo.

Me han cautivado las escenas menos comunes, menos tratadas. Ese monasterio, ese guerrero agonizante, esa barca que cruza los mares. ¿Qué quereis? Me gusta esa mezcla entre costumbrismo e historia.

Es posible que algunas escenas nos parezcan sin sentido, que a algunos personajes no les veamos la razón de aparecer. Confiemos en el autor. Juega con nosotros a través de las diferentes tramas que desarrolla en este tomo. Tomo que se puede leer en solitario, pero que realmente es el inicio de una serie de la cual el segundo tomo ya se puede conseguir en castellano.

No debería extrañarme del gusto por los detalles del guionista, ni por su elección de temas  poco usuales. Después de todo, ya hizo algo parecido en La Banda Bombice hace 14 años.

Pasemos al dibujo. Al precioso y realista dibujo. Al estilo de los pintores de cuadros históricos, tenemos una maravillosas viñetas que a veces parecen más bien ilustraciones. Pero a diferencia que lo que se achaca a otros autores con este tipo de estilo, la narración fluye, los personajes se ven animados y no estáticos.

Y sobre todo el uso de la luz. Estamos ante una obra casi impresionista. Buscando capturar la luz y la claridad que ve el pintor. Con unas capturas de los diferentes ambientes que son una maravilla. Desde los marrones y amarillos que representan las habitaciones iluminadas por el fuego hasta los tormentosos cielos de Britania. Con enormes contrastes entre las escenas iluminadas por antorchas y las que simplemente reciben los rayos de la Luna. ¿Habéis paseado de noche por unbosque, lejos de cualquier linterna o farola? Pues esa misma sensación de indefensión y oscuridad aparece en estas páginas.

Podríamos decir que quizás los bocadillos de texto se ven demasiado blancos dentro de las viñetas donde aparecen. Posiblemente los autores podrían haber oscurecido el fondo, pero eso habría hecho mucho menos legibles los textos.

Sobre la edición, estamos ante un tomo de tapa dura y con guardas decoradas. Acerca de las guardas, hay un detalle que me ha parecido simpático y original. En las guardas de la portada tenemos un mapa (en latín) de las futuras Islas Británicas, con un texto de introducción. En las guardas de la contraportada se repite el mapa, pero han dejado el texto en francés.

Un detalle interesante para los que nos quejamos de la repetición de material en ambas partes o de que sean páginas en blanco o en color liso pero sin texto.

La traductora es Ana Millán.

¿Por qué leer Stonehenge: Erin?

Una historia interesante, con subtramas de caracter realista y creible. El maravilloso uso de la luz y del color.

¿Por qué no leer Stonehenge: Erin?

La historia se desarrolla a lo largo de varios tomos. La historia europea de mediados del siglo V no es de tu interés.

¿Te interesa comprar este cómic?
Hazlo desde este link de Amazon y colabora con Es la Hora de las Tortas.
Precio: EUR 17,10
Compartir:
Lamastelle

Lamastelle

Aprendió a leer para viajar con el Capitán Trueno. Ha navegado por los mares del tebeo europeo, americano y japonés. Ha visitado la Luna y guiado un velero por los canales de Marte. Pilotó a Mazinguer Z. Defendió la Tierra de mil invasiones. Ha comandado naves entre mundos. Ahora, en su villa situada en una isla sin nombre, disfruta de su biblioteca y reseña para ELHDLT.

No hay ningún comentario todavía.

Anímate a ser el primero en comentar.

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Facebook Auto Publish Powered By : XYZScripts.com