Franquinianos saludos, queridos lectores. Reseñaremos hoy el tercer integral dedicado a Franquin de la colección que está sacando Dibbuks. Y que es el octavo... Spirou y Fantasio. Integral 3 de Franquin.

Franquinianos saludos, queridos lectores. Reseñaremos hoy el tercer integral dedicado a Franquin de la colección que está sacando Dibbuks. Y que es el octavo tomo de los Integales, si no me fallan las cuentas.

Tenemos la sección de material documental, con textos sobre el autor y las obras, así como muchas imagenes de interés para los que seguimos al personaje. Me ha parecido especialmente interesante el apartado dedicado a la censura. Concretamente,el hecho de no poder dibujar pistolas en manos de unos ladrones. No creo que entre en los planes de la editorial (después de todo, los coleccionistas ya tenemos este material), pero un tomo recopilatorio de todas estas páginas históricas sería muy interesante.

Las aventuras incluidas en este tomo son: El cuerno del rinoceronte, El Dictador y el Champiñon y La máscara. Y para mí; estas aventuras son el último preludio al periodo clásico y más franquiniano, que empezará en el próximo tomo.

A nivel de guión aparece Seccotine, la joven y arriesgada periodista. Personaje que, a diferencia de las heroinas de otros tebeos de esta época (1952-1954) tiene personalidad propia e independiente y hace lo que quiere. Incluso sabe pilotar aviones. Su relación con nuestros héroes (especialmente Fantasio) recuerda a esas películas de Hollywood dedicadas a la “guerra de los sexos“. Pero con el toque delicado, tierno y humorístico de Franquin. Seccotine, que aún en un segundo plano siempre ha estado ahí. Incluyendo las obras de autores más modernos o en las historias de la serie Una aventura de Spirou por…

Y pasamos de la fantasía e ingenuidad (aunque ya mezcladas con el realismo creible) de la primera aventura a la lógica cómica y de aventuras de la tercera.  Con esa visión del espionaje y la guerra  por el medio que es la segunda acción. Es a partir de estas historias donde los personajes y sus aventuras crecen y se hacen creibles, más cercanas a la realidad de los lectores de esta época.

Algo que me encanta es la mezcla de historias. Esas subtramas, que a veces no son más que una escena alargada pero que, sin embargo, nos hace olvidar la historia principal mientras la leemos. De esa manera nos captura Franquin.

Y los detalles. Esas mini escenas…Si habláramos de maquetismo diríamos que son pequeñas viñetas, diminutos dioramas que nos cuentan una historia en 2 o 3 viñetas. Puede ser un niño leyendo Spirou dentro de una historia de Spirou publicada en Spirou. Puede ser una pareja mirando un escaparate y que giran la cara al oir hablar a los protagonistas.  Puede ser un chico vendiendo fruta fresca. Detalles que apreciamos en lo que valen en la segunda lectura. La segunda de muchas…

Pasemos al dibujo. Ese dibujo que evoluciona en estos álbumes al mismo tiempo que las historias. Nos acercamos al dibujo clásico, más canónico. Hay todavía expresiones y personajes caricaturescos, de lineas más sencillas. Pero los cánones, las alturas, las caras ya conforman lo que llamamos “el Spirou de Franquin”.

Destacan sobre todo dos cosas: la acción y los decorados. No olvido ni la expresividad de los personajes ni el desarrrollo visual de los gags, por supuesto. Pero la mezcla de la acción que dura varias páginas seguidas mezclándose con escenas de dialogo o de reflexión sin que nos aburramos es  una maravilla. Y cuando digo acción no hablo de peleas. Tendremos peleas,si. Y cacerías. Y persecuciones. Y carreras. Pero habrá también partidos de yokari. Y búsquedas en almacenes por la noche. Y asaltos a casas aisladas en la montaña.

No nos vamos a aburrir en ningún momento. Como no debían aburrirse los jóvenes lectores de la revista en los años 50.

Y esos fondos, esos decorados llenos de detallitos. Desde siempre me he declarado fan incondicional de ese aspecto de la obra de Franquin. Y no voy a cambiar ahora, queridos lectores. Ese escaparate de televisores lleno de diferentes modelos, esa carrera ciclista, esos discursos en Palombia…

Si ya eres un fiel lector de Spirou, Fantasio y Franquin, puedes empezar a babear. En este tomo empieza lo bueno. Si todavía no lo eres, este es quizás el tomo por el que debes empezar a leer.

Como detalle adicional, comentaros que la tercera historia, La máscara, tiene una edición de lujo comentada y en blanco y negro que también ha publicado Dibbuks.

La edición es, como el resto de integrales, en tapa dura, dura. Con buen papel y color mate, sin brillos. Y aunque los diferentes tomos no forman un dibujo con sus lomos, está quedando muy chula en mi estantería. Las guardas de la portada y de la contraportada son diferentes, haciendo referencia a dos de las historias del tomo.

Y sin más, vamos terminando…Naaaa, os he engañado, queridos lectores. Tengo que comentaros que la traducción es de Lorenzo F. Diaz y Diego Alvarez.

¿Por qué leer Spirou y Fantasio. Integral 3?

Acción. Aventuras. Comedia. El dibujo de Franquin.

¿Por qué no leer Spirou y Fantasio. Integral 3?

Hmmm, no sé. Prefieres manga o tebeo USA. Aunque antiguo, pienso que incluso para jóvenes lectores de  2018 puede ser una excelente elección.

¿Te interesa comprar este cómic?
Hazlo desde este link de Amazon y colabora con Es la Hora de las Tortas.
Summary
Review Date
Reviewed Item
Spirou y Fantasio. Integral 3.
Author Rating
41star1star1star1stargray
Compartir:
Lamastelle

Lamastelle

Aprendió a leer para viajar con el Capitán Trueno. Ha navegado por los mares del tebeo europeo, americano y japonés. Ha visitado la Luna y guiado un velero por los canales de Marte. Pilotó a Mazinguer Z. Defendió la Tierra de mil invasiones. Ha comandado naves entre mundos. Ahora, en su villa situada en una isla sin nombre, disfruta de su biblioteca y reseña para ELHDLT.

  • Pablo Vales

    19 noviembre 2018 #1 Author

    Genial reseña

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Facebook Auto Publish Powered By : XYZScripts.com