Si algo te funciona tira de ello. Esto es lo que debe pensar Mark Millar cada vez que acomete un nuevo proyecto. Porque si... Space Bandits, de Mark Millar y Matteo Scalera

Si algo te funciona tira de ello. Esto es lo que debe pensar Mark Millar cada vez que acomete un nuevo proyecto. Porque si algo se puede decir de su Millarworld es que puedes cambiar los protagonistas, o la ambientación, el dibujante o el tono, pero al final todos se parecen, todos están cortados por el mismo patrón. No es algo necesariamente malo porque los tebeos del tipo que revolucionó Marvel con sus Ultimates son productos muy bien facturados y entretenidos. En definitiva, que entran como un tiro. Son tebeos creados para divertir, sin ningún otro resultado. Otra cosa son las aspiraciones del escritor, pero quienes debemos juzgar la obra somos nosotros, los lectores. Así que ahora voy a hablaros de Space Bandits.

variant cover

Bienvenidos a una galaxia ochentera

En Space Bandits, Mark Millar vuelve a tirar del género Space Opera que tan bien le ha funcionado en obras como Empress, Starlight o Chrononauts. A este cocktail, que domina perfectamente, le ha metido una aportación nada disimulada de nostalgia/homenaje al cine de evasión de los años 80 y el resultado han sido cinco números, dibujados por Matteo Scalera, que se leen en un santiamén. Una historia que no ofrece ninguna sorpresa demasiado grande, ni siquiera un cliffhanger de campeonato de esos que tan bien quedarían en televisión, pero que resulta disfrutable.

La premisa es clara y sencilla. Tenemos a dos mujeres de armas tomar. La primera es Cody Blue, una ladrona que ha sido traicionada por su banda justo cuando acababan de dar el golpe más grande de su carrera (es incluso dada por muerta). La segunda es Thena Klole, una timadora experta, una maga de un solo truco a la que se la juega su novio. Ambas se conocen en una prisión espacial (con forma de crustáceo muerto) y traman un plan de venganza con la finalidad de recuperar lo que le corresponde.

space bandits

Igual con la trama no se os despierta el interés. No pasa nada, en este tipo de obras la confianza hay que depositarla en la habilidad que tiene Mark Millar para engancharnos desde el primer momento. Una habilidad comparada a la de magos del audiovisual como Steven Spielberg, Joe Dante, John Carpenter o Richard Donner en sus momentos álgidos del cine familiar de hace 40 años.

Para Space Bandits, Millar ha buscado la complicidad del lector con un tebeo que usa con bastante tino las referencias a la cultura pop de esa época, sin llegar a abrumar. Los diseños que hace de vestuario o de naves espaciales Matteo Scalera también recuerdan a dicha época, así como el ritmo de la historia. Space Bandits tiene mucho Golpe en la pequeña china, unas pinceladas de Buckaroo Banzai o de pulp westerns de ambientación galáctica como Firefly o Cowboy Bebop, productos más contemporáneos que a su vez servían de homenaje a tiempos pasados.

Como es de esperar, Mark Millar salpica la historia de un buen número de escenas de acción espectaculares, chistes malos, burradas y algo de humor negro. Asimismo, cuenta con fugas de prisión, planes locos… Cualquier cosa que podáis pensar puede ocurrir en este cómic, que no deja de ser un A,B,C por mucho que el guionista trate de vendernos el plan de sus chicas como una elaborada maquinación de venganza que se disfruta bocado a bocado. Y oye, no pasa nada, no hay que buscar el Watchmen de turno en cada tebeo que uno lee. Pero eso sí, hay que saber qué te vas a encontrar porque de lo contrario la decepción está más que garantizada.

Un compañero a la altura

Steve Mcniven (Wanted), Greg Capullo (Reborn), John Romita Jr. (Kick Ass), Francis Yu (Superior), Rafael Albuquerque (Prodigy) y hasta un largo etcétera (sí, me niego a incluir a Simone Bianchi en esta lista) han colaborado con Millar, que siempre se codea de lo mejorcito de la industria. Space Bandits no es una excepción ya que cuenta con el impresionante arte de Matteo Scalera. El artista ya conoce bien el género de la ciencia ficción (lleva años junto a Rick Remender en Ciencia Oscura), realiza un trabajo asombroso a la hora de crear un mundo nuevo de la nada. El dinamismo que le pone a sus escenas de acción es brutal, además de ser todo un maestro de la caracterización de personajes y sus expresiones faciales. Sin duda mejor que su compañero a las teclas.

scalera

Desconozco si Space Bandits será adaptada por Netflix. Hace bastante tiempo que toda la rumorología relativa al Millarworld está bastante parada. De hecho, y por culpa de la pandemia, se ha llevado algún que otro varapalo con la cancelación de la serie que adaptaría The Magic Order. Tampoco se sabe cuándo se estrenará Jupiter’s Legacy. Mientras tanto, sigo esperando a que termine la miniserie de seis números War Heroes junto a Tony Harris, de la que solo se publicaron tres. Fé que tiene uno.

Panini nos ofrece los cinco números de Space Bandits en un bonito tomo en tapa dura repleto de extras. Ahora que se acercan las navidades, este cómic puede ser una buena opción para regalar a alguien que busque tebeos para consumir y divertirse sin más requerimientos.

Compartir:

Txema Sáez

Fanático sin solución del cómic de superhéroes, del manga, del cine de terror, la literatura fantástica, los videojuegos y más heavy que una lluvia de mercurio al rojo vivo. Como los mejores turrones, he vuelto a casa por Navidad (aunque trece años he tardado).

No hay ningún comentario todavía.

Anímate a ser el primero en comentar.

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Facebook Auto Publish Powered By : XYZScripts.com