El caso Asunta, El misterio de las niñas de Alcàsser, Muerte en León, American Crime History o Tiger King. Todos estas series documentales han... El Solitario, de Lorenzo Silva, Manuel Marlasca y Cristóbal Fortúnez.

El caso Asunta, El misterio de las niñas de Alcàsser, Muerte en León, American Crime History o Tiger King. Todos estas series documentales han sido un pequeño filón que han encontrado las plataformas de streaming en los últimos años. Haciéndose eco del consabido “La realidad siempre supera a la ficción”, han buscado material del que valerse para consolidar lo que es ya todo un subgénero televisivo conocido como True Crime, y ello siempre con una mezcla que incluye desde rigor periodístico, morbo o la necesidad de recontar historias reales que han podido pasar cerca de donde vivimos o a alguien que conoce a alguien, etc… Sin embargo, rara vez se ha podido ver una historia así dentro del mundo del tebeo.

el-solitario-marlasca-silva

Parte de este vacío es llenado por El Solitario, un relato ilustrado (que no novela gráfica, ojo) publicado por Random House Mondadori dentro de su línea Random Cómics. Durante casi doscientas páginas el reputado escritor Lorenzo Silva junto con el famoso periodista Manuel Marlasca narran en clave de potentísimo thriller de serie negra los más de 30 golpes que se le atribuyen a la figura de El solitario y que fueron perpetrados entre 1994 y 2007.

De manera ordenada y cronológica lo iremos viendo todo de esta carrera meteórica del que fue el delincuente español protagonista de la mayor cacería humana que se haya producido en nuestro país. Desde sus primeros errores, hasta sus mayores éxitos, pasando por todo el halo de misterio que rodeó su identidad hasta que fue descubierto. Aunque se conozca la historia, leer El Solitario sigue siendo una experiencia de lo más gratificante, y no solo desde el punto de vista lúdico, puesto que en lo literario también es impecable (los autores han conseguido engancharme desde la primera página y no he soltado el volumen hasta terminar con las casi doscientas).

En El Solitario conoceremos al asaltador de bancos que más quebraderos de cabeza ha dado a los cuerpos de la policía y la guardia civil, hasta el punto de que se llegó a contar con la colaboración ciudadana con la difusión de las fotos en los noticiarios, así como la distribución de pasquines por las calles (la única pega que le encuentro a la historia es que se pasa un poco por encima de todo el bombo que hubo en la televisión). El Solitario era un maestro del disfraz, todo un estratega que reconocía el terreno durante días, tenía una pericia total con las armas de fuego que él mismo configuraba a su gusto, pero también era víctima de su éxito con golpes cada vez más provocadores cercanos a dependencias de las fuerzas de seguridad del estado… de hecho, las autoridades no tienen todavía claro hasta qé punto esto era un  despiste o ganas de provocar.

el solitario

Pero casi tan importante es cómo está contada la historia. Marlasca y Silva han optado por un estilo sencillo, simple, directo, extremadamente objetivo pero que sobre todo “desromantiza” la figura de El Solitario. Esto es muy importante porque en este país a menudo tendemos a aplaudir a más de un chorizo, político corrupto o gentuza varia. De hecho a veces se les dan programas de radio o papeles estelares en programas del corazón o late shows. Aquí no, aquí los autores no se olvidan que El Solitario acabó con la vida de tres personas, logró herir a otras tantas y dejó su mella en muchas de las víctimas de sus atracos. Me hubiera gustado que la obra hubiera hecho algo más de hincapié en la psique del protagonista y en cómo, una vez fue detenido, El Solitario no se vino abajo en ningún momento. Todo lo contrario, sabiendo de su fama trató de venderse a sí mismo como una especie de héroe del pueblo, de expropiador de bancos o de un Robin Hood moderno, pero que en lugar de repartir sus botines se los quedaba para él mismo y su retiro, que no diré más, pero no puede ser más tópico para gente de su calaña.

relato

El ilustrador de ese relato es Cristóbal Fortúnez. Puede que si los conocimientos de la ilustración se limitan al mundo del cómic, como admito que es mi caso, no os suene mucho este nombre, pero si buscáis una muestra de sus trabajos en la red ya veréis como habéis visto muestras de su portentoso arte. Aquí realiza una serie de ilustraciones que se complementan a la perfección con el texto. Dibujos sencillos a la par que expresivos que consiguen reflejar el ritmo y misterio de las letras puestas por Silva y Marlasca. A esto le sumamos una bonita edición en tapa dura con un diseño excelente de La chica del jersey (eh, así viene en los créditos) junto con una serie de extras como son una cronología detallada de todos los actos de El Solitario y un mapa donde vienen señalados los puntos donde cometió sus fechorías. Todo ello nos deja una edición más que cuidada para una obra muy recomendable.

Compartir:

Txema Sáez

Fanático sin solución del cómic de superhéroes, del manga, del cine de terror, la literatura fantástica, los videojuegos y más heavy que una lluvia de mercurio al rojo vivo. Como los mejores turrones, he vuelto a casa por Navidad (aunque trece años he tardado).

No hay ningún comentario todavía.

Anímate a ser el primero en comentar.

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Facebook Auto Publish Powered By : XYZScripts.com