La libertad creativa que dan editoriales como Image o sellos como Vertigo hace que autores por los que no has dado un duro en... Sex Criminals 1. Un Truco Sucio

La libertad creativa que dan editoriales como Image o sellos como Vertigo hace que autores por los que no has dado un duro en tu vida sean capaces de producir obras más que respetables. Matt Fraction es uno de ellos. Es el responsable (culpable, diría, incluso) de espantosas etapas en series como Uncanny X-Men, Thor o Iron Man, o de Miedo Encarnado, uno de los peores eventos que ha dado Marvel en muchos años, y eso es mucho decir. Vamos, que parecía que todo el talento como guionista de cómic que había en su casa era el de su mujer, Kelly Sue DeConnick, y ver el nombre de Matt Fraction en la portada de un cómic era, para mí, garantía de no compra.

Y hace unos meses me dicen los compañeros de la web, hablando de este autor, que sacando una serie con Image que vale mucho la pena. ¿Criminales sexuales? ¿Qué?

sex criminals

Contiene: Sex Criminals 1-5 USA
Guión: Matt Fraction
Dibujo: Chip Zdarsky
Formato: Cartoné, 136 páginas
Precio: 16€

Sex Criminals

Criminales sexuales. Teniendo en cuenta que estamos ante una serie que nos han vendido como comedia, la idea de crimen sexual es cuando menos confusa. Lo primero que me vino a mí a la cabeza es que podría tratar sobre personajes a los que les van determinadas prácticas sexuales que son ilegales en EEUU, de esas como practicar actos de lascivia entre personas que no estén casadas (Estado de Florida), flirtear en la calle (Little Rock, Arkansas), utilizar cualquier tipo de juguete sexual (Estado de Georgia), o el sexo oral en general (Estado de Indiana). Así, en mi cabeza, se había montado la película de que Sex Criminals era una sátira sobre la moralina extrema norteamericana.

Nada más lejos de la realidad.

La idea de partida de Sex Criminals es que Suzie, la protagonista, detiene el tiempo alrededor suyo cada vez que tiene un orgasmo. Y un día, en una fiesta, conoce a un chico con la misma habilidad, y juntos utilizarán su peculiaridad sexual para conseguir los fondos para una necesidad económica urgente que tienen. No, no son criminales sexuales. Son criminales que utilizan el sexo para cometer fechorías. Y si esto te parece raro, espera a que entre en escena la Policía del Sexo.

Sí, la palabra “macarrada” se ajusta bastante a lo que es esta serie, pero también hay algo más de fondo. La exploración comparada de la sexualidad en la adolescencia de los protagonistas es más profunda de lo que pueda parecer en una primera lectura, siendo una interesante reflexión sobre el despertar sexual en hombres y mujeres. Por poner un ejemplo, la chica llama a lo que le ocurre después de los orgasmos “la calma”. El chico, “lefalandia”.

Los autores

No todo en la carrera de Matt Fraction es tan del montón como las obras mencionadas antes. También hay que reconocerle sus méritos en obras como Casanova, una de sus primeras series, dibujada por los hermanos Moon y y editada también en Image, unos muy interesantes números de Puño de Hierro coescritos con Ed Brubaker, el segundo volumen de FF, dibujado por Mike Allred y una serie de Ojo de Halcón con David Ajá con la que también se llevó un Eisner a casa.

Chip Zdarsky no se llama Chip Zdarsky. Nadie tiene un nombre tan raro. Realmente se llama Steve Murray, y su rareza le viene de que es canadiense (de Alberta, como Todd McFarlane, qué les echarán en el agua ahí). Cualquiera que haya visto South Park sabe que los canadienses son muy raros. El caso es que como este tipo escribía en un periódico serio y no quería que le relacionaran con nada tan sórdido como los cómics, se inventó un alter ego para que no pensaran que tenía nada que ver con lo que había escrito de Howard el Pato o Jughead. Como dibujante, su único trabajo regular es este Sex Criminals, pero también se le ha podido ver por Chica Ardilla o por una miniserie escrita por él mismo llamada Prison Funnies. Con ese título podríamos pensar que va de chistes carcelarios, pero después del tomo que nos ocupa hoy, como para fiarte. Su trabajo más reciente es un nuevo volumen de Spectacular Spiderman, cuyo primer número está dibujado por Adam Kubert y Goran Parlov. Qué cosas.

La edición

136 páginas en tapa dura a 16 euros. Comparando con productos de igual número de páginas y formato, tenemos en el mercado el 100% Marvel HC de la nueva serie del Castigador, a 15 euros, o el Astro City: Cosas del Pasado, a 15.50. No siendo Astiberri una editorial con el volumen de producción de Panini o ECC y no teniendo detrás el tirón comercial de Marvel y DC, hay que señalar que el precio está perfectamente ajustado y muy en la línea de las grandes del mercado nacional.

¿Y qué es lo que tiene dentro? Además de los cinco números de la serie americana, se completa el tomo con un interesante surtido de extras, entre los que cabe destacar la interpretación que hace Zdarsky de uno de los guiones de Fraction y su transformación en una página acabada. Además, hay consejos sexuales que provienen del volumen Just The Tips. Pero tampoco te fíes demasiado de lo que te pueda decir un libro en el que se asegura que BDSM es “Bondage Discipline Spider-Man”.

Si miras esta portada con los ojos entrecerrados, en lugar de “sólo consejos” podrás leer “sólo la puntita”.

En resumen…

Estamos ante una serie imaginativa, sin complejos, sin filtro. Una serie que jamás podría haber visto la luz en una editorial que no tuviera la libertad creativa que tiene Image. Esta serie fue señalada por la revista Time como el cómic del año en 2013, se llevó el Eisner a mejor nueva serie en 2014, y su primera recopilación fue nominada al Hugo de mejor historia gráfica en 2015. Y no, no es una exageración, ni una conspiración de los críticos ni nada por el estilo. Es, a partes iguales, una serie tremendamente cómica, una macarrada desatada, un thriller que no te permite levantar el ojo del papel y, por encima de todo, un cómic mucho mejor escrito de lo habitual en el medio. Sin duda, uno de los tebeos del año.

Compartir:
Enrique Acebes

Enrique Acebes

Quien con monstruos lucha cuide de no convertirse a su vez en monstruo. Cuando miras largo tiempo a un abismo, el abismo también mira dentro de ti.

No hay ningún comentario todavía.

Anímate a ser el primero en comentar.

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Facebook Auto Publish Powered By : XYZScripts.com