Estas nuevas Secret Wars está trayéndonos historias de lo más variopinto. Algunas, como Asedio o El Guantelete del Infinito, están íntimamente relacionadas con la...

Estas nuevas Secret Wars está trayéndonos historias de lo más variopinto. Algunas, como Asedio o El Guantelete del Infinito, están íntimamente relacionadas con la trama principal del evento. Otras son meros What Ifs de sagas anteriores, como Spider Island o Civil War dentro de alguna baronía que las representa. Otras son historias más o menos integradas en la macrosaga de este año que usan el nombre de una historia previa sin ningún tipo de relación con ella. Así tenemos La Guerra de las Armaduras o Planeta Hulk. Y, por último, están las historias que no tienen absolutamente nada que ver con Secret Wars y que se las integra aquí porque en una saga en la que la continuidad se ha ido de vacaciones vale todo. Y aquí podríamos meter 2099 o este Donde Acechan Los Monstruos.

donde acechan los monstruos

El Águila Fantasma es uno de esos personajes olvidados de los que hay por toneladas en el Limbo. Karl Kaufman era un héroe aviador de la Primera Guerra Mundial creado por Gary Friedrich y Herb Trimpe en 1968 que tuvo contadísimas apariciones desde su creación, siendo la más estable la serie limitada de cinco números aparecida en 2008 bajo el sello MAX El Primer Vuelo del Águila Fantasma, por Garth Ennis y Howard Chaykin, de la cual Donde Acechan Los Monstruos sirve de secuela.

Ante toda obra de Garth Ennis hay que preguntarse ante qué faceta del escritor nos encontramos. Principalmente, se mueve en tres ambientes, ninguno de ellos para públicos fácilmente impresionables. El realista crudo y visceral, visto en War Story o Punisher MAX. El iconoclasta misántropo y destructor, de Crossed. Y el macarra de humor negro que va a escandalizar, visto en Kev o en La Brigada de Fusileros. Aquí estamos más cerca de la tercera de ellas, pero convenientemente controlado, no te vayas a esperar la visión del testículo perdido de un pequeño dictador fascista.

La historia, fuera de todo ambiente bélico visto en la serie anterior del personaje, es una macarrada simpática sin pretensiones. Kaufman es un piloto ridículo, cuya palabra vale tanto como el papel mojado y del que nadie se fía. Y justo en el momento en el que él anda corto de pasta, aparece una damisela en apuros necesitada de transporte urgente. Él se ofrece, ella acepta… y rápidamente la cosa se desmanda. En mitad del vuelo aparecen pterodáctilos, el avión se estrella en una isla en la que hay dinosaurios de todo tipo a lo Tierra Salvaje, que resultan ser los monstruos del título. Pigmeos desquiciados, esclavos sexuales, amazonas lesbianas, damas inglesas de moralidad sexual no tradicional, amputaciones genitales… estamos claramente ante un tebeo del Garth Ennis maestro del humor de sal gorda, pero dado que está firmando un tebeo para Marvel, nos encontraremos un oportuno palo que nos tape la visión de miembros viriles no presentables en un tebeo mainstream, a lo Austin Powers.

Y al dibujo tenemos a Russ Braun, que ya acompañó a Ennis en The Boys. Eh, siendo un tebeo de dinosaurios y rubias jamonas de turgentes pechos, lo propio habría sido que lo hubiera dibujado Frank Cho, pero nos tenemos que conformar con tenerlo sólo en las portadas. Además, Braun no hace un mal trabajo. No es para tirar cohetes, pero cumple.

Entonces, ¿qué? Pues este es un clarísimo ejemplo de «tú mismo». No pinta absolutamente nada en Secret Wars. Si estás siguiendo el evento y prescindes de este tomo, vas a tener exactamente la misma cantidad de información que si te lo lees. Pero si eres fan del Ennis que lleva un par de pintas de más y no te acercas a nada que tenga que ver con superhéroes, no necesitas ni saber de qué va Secret Wars para disfrutar de esta pequeña macarrada. La edición, por cierto, impecable. 7.95€ por un tomo que incluye una serie limitada de 5 números completa es un precio imbatible.

Compartir:
Enrique Acebes

Enrique Acebes

Quien con monstruos lucha cuide de no convertirse a su vez en monstruo. Cuando miras largo tiempo a un abismo, el abismo también mira dentro de ti.

Facebook Auto Publish Powered By : XYZScripts.com